×
hace 1 mes
[Estados]

Asume Bonilla el Gobierno de Baja California

Recibe SCJN inconformidad de INE y otras por mandato extendido

Imprimir
Asume Bonilla el Gobierno de Baja California
Foto: Especial
Mexicali, BC.- Con una acción del INE ante la Suprema Corte contra su pretensión de gobernar 5 años y no 2 para los que lo eligieron los ciudadanos de Baja California, hoy a las 00:00 horas tomó posesión de la gubernativa Jaime Bonilla.

Así, el morenista inicia su gestión entre la incertidumbre, pues no se sabe cuándo terminará. Actualmente, la Suprema Corte de Justicia revisa varias acciones de inconstitucionalidad que buscan anular la reforma que extendió de dos a cinco años el periodo en el que ocupará la gubernatura.

El ministro Fernando Franco dio entrada a las demandas presentadas por partidos de oposición, pero rechazó conceder una suspensión para impedir la toma de protesta.

Según su agenda, el Mandatario presentará y tomará protesta a su gabinete en el Centro Cultural Tijuana (Cecut) a las 16:00 horas de este viernes.

Al respecto, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien asistió a la ceremonia con la representación presidencial, afirmó que la última palabra la tendrá la Suprema Corte de Justicia, aunque alegó que Bonilla fue electo por voluntad popular en unos comicios libres.

“Lo del mandato de dos o de cinco años, lo he dicho en todos los foros, la última palabra la tendrá la Suprema Corte. Ya hay muchos recursos que están interpuestos, ya hay algunos que han sido admitidos, y yo no quisiera sustituirme”, expresó.



Antecedentes

Bonilla obtuvo la victoria electoral el pasado 2 de julio con una ventaja de más de 25 puntos frente al panista José Óscar Vega Marín.

Una semana después, con el argumento de evitar una carga a las finanzas públicas y al desarrollo económico del estado, el Congreso local, de mayoría panista, aprobó ampliar el periodo de Gobierno.

A inicios de octubre, la Legislatura estatal -ya controlada por Morena- aprobó realizar una consulta popular el 13 de octubre para decidir sobre el mandato estatal.

Sin embargo, solo 1.89% de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral de Baja California acudió a dicho ejercicio y el conteo de las boletas fue presenciado solo por un notario público y miembros del Colegio de Abogados Emilio Rabasa.


Herencia negativa

El panista Francisco Vega Lamadrid dejó ayer el Gobierno de Baja California con una deuda millonaria, un aumento en la violencia y sin resolver uno de los principales problemas de la entidad: la escasez de agua.

Un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), sobre la cuenta pública del 2017, refiere que el Estado registró un saldo de deuda y obligaciones financieras por 15 mil 177 millones de pesos.

El ahora exmandatario tampoco logró frenar la violencia en Tijuana, ya que durante su sexenio se registraron 8 mil 150 homicidios, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia estatal.

Por otro lado, para Vicente Sánchez Munguía, investigador del Colegio de la Frontera Norte, el exgobernador careció de liderazgo y de políticas públicas para enfrentar la escasez de agua en la región. (Agencia Reforma)



Imprimir
te puede interesar
similares