×
hace cerca de 2 meses
[Satillo]

Atrapa con su lente a la naturaleza

Entregará Municipio Presea Manuel Acuña al ambientalista Daniel Garza Tobón

Imprimir
Atrapa con su lente a la naturaleza
Saltillo, Coah.- El interés y amor por la naturaleza, más todo lo que le rodeaba desde pequeño, así como las actividades que realizaba junto a su papá, quien es ingeniero agrónomo, llevaron al fotógrafo Daniel Garza Tobón a declararse amante de la naturaleza.

Luego de 25 años de dedicarse a la fotografía y gracias a la amplia contribución cultural que ha aportado a través de sus libros e imágenes, el Municipio de Saltillo lo reconocerá con la Presea Manuel Acuña.

“Yo desde niño siempre tuve una fuerte pasión por los animales, siempre tuve muchos, les agradezco a mis papás que me dieran esa oportunidad, tenían un patio muy grande, tuve desde changos, águilas, guacamayas y demás”, compartió emocionado.

Los recuerdos vienen a su mente cuando acompañaba a su padre, quien tenía el gusto por los cactus y tomarles fotos; confiesa que con una cámara pequeña él también intentaba tomar fotos a las aves, lo que lo llevó a identificarlas con solo observarlas unos instantes.

“Soy un amante de la naturaleza, de los animales, de las plantas, de todos los seres vivos”, declaró. Garza Tobón.

Compartió que fue hasta que tuvo su primera cámara que el amor a esta nueva pasión lo atrapó y después de 25 años de trayectoria reconoce que la fotografía lo ha llevado a grandes aventuras capturadas en más de 2 mil imágenes plasmadas en decenas de libros.

“Cuando estaba estudiando la carrera de biólogo empecé a conocer muchos animales, lugares y plantas, ahí fue cuando tuve mi primera cámara fotográfica y me parecía algo padrísimo poder compartir mis experiencias con compañeros y maestros, de ahí nació una pasión muy padre”.


SATISFACCIONES

Garza Tobón comentó que el dedicar la mayor parte de su tiempo a esta profesión lo ha dado muchas satisfacciones, pues detrás de cada foto existe una historia y anécdota que lo llena de felicidad, pues el tiempo se detiene y él tiene que ser paciente para lograr la fotografía perfecta.

“Me tomó más de un mes tomar la foto de este jaguar buscándolo casi por cielo mar y tierra, hasta que después de mucho tiempo lo encontramos en un lugar en donde llegaba a tomar agua, ya ahí lo esperé hasta que salió, es de las especies que más trabajo me ha costado”, agregó.

Tiempo, dedicación, constancia, paciencia y amor es lo que ha obtenido con el paso de los años, para poder dar a conocer más que una simple fotografía.

Platicó con gusto que ahora, su hijo de 15 años sigue sus pasos, un hecho que lo tiene fascinado, pues aunque asegura que hasta los 10 años el pequeño quiso tomar una cámara, asegura que para él hoy es un hobbie o trabajo que se vuelve importante para él al compartir tiempo con su hijo.




Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png