×
hace cerca de 2 meses
[Internacional]

Biden vs Kim: renunciar a las armas nucleares es ‘un suicidio’ coreano

Las partes no están listas para negociar. Además, Biden calificó a Kim Jong-un como un 'mafioso'

Imprimir
Biden vs Kim: renunciar a las armas nucleares es ‘un suicidio’ coreano
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Estados Unidos.- Las relaciones entre EEUU y Corea del Norte mejoraron durante la Administración Trump. Sin embargo, con la posible llegada de Joe Biden al poder en EEUU las cosas podrían cambiar drásticamente. Andréi Lankov, especialista en Corea, explicó en una entrevista con Sputnik cómo podrían ser las nuevas relaciones entre Washington y Pyongyang.

"Francamente los primeros indicios son poco alentadores. Durante sus debates con Trump, Biden dijo que no va a negociar con Corea del Norte hasta que las autoridades norcoreanas no muestren su deseo de renunciar a las armas nucleares", señaló Lankov, quien es también director de la consultora Korea Risk Group.

El problema es que las autoridades norcoreanas no tienen esa intención ni la han tenido ni la van a tener en el futuro,
subrayó el entrevistado.



Las duras declaraciones en cuanto a la no disposición a hacer concesiones en general implican que las partes no están listas para negociar. Además, Biden calificó a Kim Jong-un como un "mafioso" en pleno debate presidencial, lo que evidentemente no mejoró la atmósfera política, agregó.

"No hace falta olvidar que la amistad bien conocida entre Donald Trump y Kim Jong-un comenzó también con un intercambio de insultos que era mucho más duro que los de Biden a Kim y viceversa. Esa amistad entre Trump y Kim fue interrumpida por los votantes estadounidenses. En otras palabras, no hace falta prestar demasiada atención al intercambio actual de insultos entre Biden y Kim", recalcó el experto.

¿Qué significaría esto a corto y mediano plazo? Lo más probable es que Biden recurra a la misma táctica que Barack Obama usó durante su mandato presidencial, la llamada paciencia estratégica. Esta táctica supondría que EEUU actuaría como si el Estado norcoreano no existiera. La nueva Administración no negociaría con Pyongyang y esperaría que Corea del Norte haga concesiones considerables a Washington. La posibilidad de que esto ocurra es casi cero.

Al mismo tiempo, esta estrategia supone la prolongación del duro régimen de sanciones contra Corea del Norte introducido por el Consejo de Seguridad de la ONU en 2016 y 2017. Las sanciones actuales no harán que el país renuncie a sus armas nucleares, de acuerdo con el experto.


Con información de Sputnik



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}