×
hace 1 mes
[Estados]

Caso de la combi en la México-Texcoco, ¿me pueden multar o detener por golpear a un ladrón?

Poco se sabe después de que el asaltante fue golpeado cuando la combi se detuvo

Imprimir
Caso de la combi en la México-Texcoco, ¿me pueden multar o detener por golpear a un ladrón?
Foto: Especial
Escuchar Nota


Estado de México.- Esta semana se viralizó el video en el que varios pasajeros de una combi que iba dirección al Edomex en la carretera federal México–Texcoco, detienen a un asaltante que intentaba arrebatarle sus pertenencias, junto con su compañero, pero este fue frustrado cuando la unidad arrancó, propinándole una golpiza el pasado 31 de julio.

Poco se sabe después de que el asaltante fue golpeado cuando la combi se detuvo y bajaron al asaltante para seguir golpeándolo, al igual que no se sabe si fueron entregados a las autoridades o hubo una denuncia por parte de las víctimas.

Uso excesivo de legítima defensa

Al respecto, agredir de tal forma que puedas llegar a dejar a una persona inconsciente, se puede convertir esta defensa en un grave delito, ya que los Códigos Penales de varios estado de la República Mexicana, está penado el exceso de la legítima defensa.

Por ejemplo, en el Estado de México, -donde ocurrió el atraco frustrado en la combi-, el excederse en el legítimo uso de la defensa, es penado con prisión de seis a siete años, sumado a una multa de 3 mil 696 pesos, a 11 mil 89 pesos.

De acuerdo con el Artículo 66 del Código Penal del Estado de México, “en ningún caso la pena exceda de las dos terceras parte de la que correspondería al delito simple”, es decir, la sanción sería para aminorar o suavizar la sanción, y podría llegar de dos hasta cuatro años de prisión y una multa de 3 mil 726 pesos, en el caso del Estado de México.

¿Legítima defensa o delito?

La especialista en derecho penal de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Beatriz Azolini, explicó a El Big Data que ejercer la legítima defensa no está penado, sin embargo excederse de la misma sí, ya que entonces se puede cometer un delito.

“La figura del exceso de legítima defensa es cuando se te va la mano. y aquí está claro que no sólo se les fue la mano. ya lo tenían sometido y continuaron. la duda está en eso que empezó como una defensa se convierte en un delito”, expone.


La experta considera que la justicia por mano propia, debe preocupar a la autoridad ya que significa que la población percibe que hay impunidad contra los delincuentes, por lo que de tanta delincuencia en la que viven, deciden hacer uso de la fuerza.


Información por El Heraldo


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}