×
hace 1 mes
[Arte]

Cierra pandemia una ventana a la lectura

La clausura se debió a los altos costos de mantenimiento y renta

Imprimir
Cierra pandemia una ventana a la lectura
Foto: Zócalo | Agencia Reforma
Escuchar Nota


Monterrey.- Una de las “ventanas” a la lectura en Nuevo León cerró sus puertas definitivamente ante la crisis económica generada por la llegada de la pandemia del Covid 19.

El cierre de las seis sucursales de la Librería La Ventana en Plaza Valle Oriente, Plaza Fiesta Anáhuac, Plaza Nuevo Sur, Plaza Paseo La Fe, Maranta y Plaza Galerías Monterrey no pudo evitarse, aseguraron exempleados, ante la escasa venta y los altos costos que representaban su funcionamiento.

“La Ventana cerró sus sucursales y despidió a todos sus empleados. Ya no volverá a abrir”, indicó un exempleado, “tuvo que ver mucho la pandemia, pero otros factores influyeron también para tomar la decisión”.


Fundada por Carmen González de Elosúa en el 2006, La Ventana se convirtió en la gran opción librera de la ciudad tras el cierre de las tradicionales Librerías Castillo.



Hacia fines del 2018, la cadena, cuyas sucursales estaban situadas en puntos estratégicos de centros comerciales, fue vendida a Unities Alliance Group, propietaria también de las tiendas Photofolio, las cuales también cerraron.

Las librerías bajaron la cortina desde el inicio de la pandemia y no volvieron a abrir. Aunque La Ventana intentó salir adelante a través de la venta virtual, los altos costos y el escaso interés del grupo empresarial dio al traste con la cadena librera.

De acuerdo con documentos del Departamento de Cobranza de Plaza Fiesta Anáhuac, pegados en la entrada principal del establecimiento, un adeudo de renta y mantenimiento por 483 mil 515 pesos es una muestra de la debacle.

La Ventana pagaba a la plaza 81 mil 951 pesos por renta mensual y 14 mil 751 por mantenimiento. Sin ingresos, el sostenimiento era imposible.

Cerca de 40 empleados fueron liquidados: los vendedores no regresaron desde el inicio de la pandemia, en tanto los administrativos fueron despedidos el pasado 15 de julio. Muchos de los vendedores son personal de amplia experiencia en el ámbito librero local.

De esta manera, tras 14 años de su valiosa aportación al panorama cultural de Monterrey, La Ventana no logró resistir los embates de la pandemia.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}