×
hace 2 meses
[Coahuila]

Continúan sin aplicar la ‘ley antichanclazo’ en Coahuila

Consideran algunos padres que es necesario disciplinar a los hijos

Imprimir
Continúan sin aplicar la ‘ley antichanclazo’ en Coahuila
Foto: Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Las nalgadas, cintarazos, chanclazos, pellizcos, manazos y garnichazos continúan siendo los castigos para niños, niñas y adolescentes “mal portados” en Coahuila, siendo padres educados de la misma forma quienes los ejercen.

Pese a que la Ley del Sistema Estatal para la Garantía de los Derechos Humanos de los Niños y Niñas en Coahuila establece la prohibición de cualquier castigo corporal como una forma de corrección disciplinaria, la “ley antichanclazo” en Coahuila es letra muerta, evidenciado en los reportes diarios que reciben sobre formas correctivas inadecuadas en la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia.

Sin embargo, desde el 2018 la Ley para la Familia en Coahuila establece en su Artículo 413 que las personas que desempeñan la patria protestad en ningún caso aplicarán castigos corporales.

Los mismos padres aseguran que dichas prácticas son las “últimas buenas crianzas que aún quedan para evitar que haya más delincuentes en un futuro.

Es que sí las necesitan a tiempo para que sean mejores personas, como nosotros, sus buenas nalgadas y aprenden”, comentó Rodolfo Vázquez, convencido de que no existen las repercusiones después de castigos corporales en la infancia, sino “hombres derechos” como resultado.

Quien coincide con él es Ricardo Nieto, en aplicar algún castigo físico en caso de que los hijos no sigan las reglas, pues es la única forma de que aprendan.

Nos corregían con un manotazo, tanto padres como maestros, una mirada y ya sabías qué tenías que hacer”, recuerda Sonia Sánchez, quien confirmó volver a aplicar dichas medidas con sus hijas ahora adolescentes.

Era la forma en la que uno entendía que sus acciones tenían una consecuencia y debía hacerse responsable por eso, dice Juan Rodríguez, a quien su mamá le pegaba con el cinto, y él volvería a hacerlo si sus hijos lo desobedecen.


Sin castigo, más felices

Solo una pequeña fracción de siete entrevistados aseguró que no había recibido un castigo corporal, siendo los más jóvenes frente a las cámaras.

“A mí nunca me pegaron y yo sí creo que los adultos que ahora son agresivos o temerosos o inseguros no tuvieron una infancia segura y feliz”, dijo María Isabel Muñoz.


Algunos niños y adolescentes también denunciaron -aunque de forma anónima- castigos como golpes con el puño cerrado en la espalda y patadas con los zapatos de seguridad, prueba de que la adición del párrafo al Artículo 44 de la Ley del Sistema Estatal para la Garantía de los Derechos Humanos de los Niños y Niñas en Coahuila, donde establece que queda prohibido el uso del castigo corporal en todos los ámbitos, como método correctivo o disciplinario, sigue siendo ignorada por padres de familia y rechazado para la crianza de sus hijos.



Imprimir
te puede interesar
[Softbol]
hace cerca de 18 horas
[Local]
hace cerca de 18 horas
[Local]
hace cerca de 18 horas
[Deportes]
hace cerca de 3 horas
[Seguridad]
hace cerca de 18 horas
[Negocios]
hace 17 horas
{/exp:ce_cache:it}