×
hace 4 semanas
[Estados]

Coquetean con la muerte en CEDA, uno de los principales focos rojos por covid

Comerciantes y clientes han relajado las medidas sanitarias pese a que la ciudad está en Semáforo Rojo con alerta

Imprimir
Coquetean con la muerte en CEDA, uno de los principales focos rojos por covid
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Pese a que desde el inicio de la pandemia, la Central de Abasto ha representado uno de los principales puntos de contagios de covid-19, actualmente consumidores y vendedores han relajado las medidas de sanidad.

La falta de contenedores con gel antibacterial, personas sin cubrebocas y que no guardan la sana distancia, es parte del panorama en los pasillos en los que conviven miles todos los días.

Excélsior documentó como cientos de consumidores y vendedores de la Central de Abasto más grande de América Latina, transitan por sus pasillos ignorando las medidas para disminuir riesgos de contagios.

Para nosotros ya es normal andar sin cubrebocas, más bien es raro el que lo usa, las ventas han bajado tanto que no nos alcanza para comprar un cubrebocas y la verdad tampoco creemos", dijo Rogelio, uno de los comerciantes.

Pesé a que policías revisan la temperatura corporal con termómetro digital al ingreso a la Central de Abasto, al interior en sus pasillos vendedores y consumidores han relajado todas las recomendaciones.

Antes de entrar a la Central, policías nos revisan la temperatura para ver si traemos calentura, pero ya estando aquí adentro todos se quitan el cubrebocas, en algún momento sentimos terror por los contagios, pero no podemos hacer nada, la gente es muy muy irresponsable y luego andan llorando por que se contagian o pierden a algún familiar por lo mismo de la pandemia, yo vengo por necesidad pero vengo con mucho temor de contagiarte", comentó Claudia Ayala, una consumidora.

La Ciudad de México continúa en semáforo epidemiológico naranja con alerta y el temor de regresar a rojo, pero aún con todos los fallecimientos que ha dejado la pandemia y las grandes pérdidas económicas, vendedores y consumidores han bajado la guardia en uno de los puntos de mayor contagio. La Central de Abasto, inaugurada el 22 de Noviembre de 1982.

Con información de Excélsior


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}