×
hace 1 mes
[Nacional]

Cargan mano a Sedena:  debe frenar gaschicol

Va ahora Ejército sobre bandas de gasotraficantes

Imprimir
Cargan mano a Sedena:  debe frenar gaschicol
Una de las primeras fugas de gas registradas en 2019, en Nextlalpan, Estado de México. Foto: Cuartoscuro
Escuchar Nota


Ciudad de méxico.- El Ejército tiene una nueva tarea: frenar el gaschicol, que es el robo de gas LP.

De enero a octubre del 2019, los soldados desplegados en apoyo a la seguridad de Pemex lograron el aseguramiento de 181 mil litros de gas LP, 86% más que todo lo recuperado en 2018 cuando interceptaron 97 mil litros.

El constante robo de gas LP prendió focos rojos en Pemex, por lo que solicitó el apoyo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para intentar frenar este delito, que prolifera principalmente en el Estado de México y en Puebla.

La petrolera registró 863 piquetes en gasoductos entre enero y septiembre de 2019, en contraste con los 206 contabilizados en el mismo periodo de 2018. Puebla registró 556 episodios y el Estado de México 193.

Fuentes de Pemex reconocieron que asegurar gas LP resulta más complejo porque el producto es vendido de manera inmediata a los repartidores oficiales.

“No hay un control, como podría darse en una gasolinera, el producto es directamente inyectado a una pipa de gas autorizada o con permisos, lo que resulta muy difícil saber la procedencia del energético”, reconoció un superintendente.

Se presume que la red de gasotraficantes opera en colaboración con gaseras o con los operadores de éstas, de acuerdo con las pesquisas ministeriales, en las que coadyuva Pemex.

Tras una serie de capacitaciones a militares respecto a la documentación que deben portar los gaseros, el Ejército puso en marcha una serie de reconocimientos terrestre.
Sin castigo

El robo de gas crece a pesar de la batalla gubernamental contra el tráfico ilegal de combustibles. Y no registra personas detenidas en los dos últimos años.




De los 863 piquetes documentados, la empresa solo reporta siete denuncias ante el Ministerio Público en 2019, de acuerdo con datos oficiales entregados el 5 de noviembre.

Los cinco municipios poblanos que reportan con más frecuencia tomas clandestinas son Tepeaca con 182, San Martín Texmelucan con 91, Los Reyes de Juárez con 46, Amozoc con 36 y Palmar de Bravo con 33 piquetes hallados de enero a septiembre.

En el Edomex, los sabotajes a la red de ductos se reportan en Tezoyuca, con 50 tomas ilegales de gas LP, Tepetlaoxtoc con 37, Nextlalpan con 31, Soyaniquilpan con 22 y Jilotepec con 16, según la Gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo de Pemex.

El robo también se reporta en Tlaxcala, con 32 piquetes; Querétaro con 25; Hidalgo con 24; Veracruz con 21, y Guanajuato con 10.

El ducto con más sabotajes es el que tiene origen en Cactus, Chiapas, cuyo flujo llega hasta Zapopan, Jalisco, y conecta áreas productoras desde la región sur-sureste.
Desde abril, Carlos Serrano, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas, advirtió que, de 70 mil millones de pesos que representó el robo de hidrocarburos en el 2018, 13 mil millones correspondieron a gas LP, casi 20% del total.


Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace cerca de 21 horas
[Nacional]
hace cerca de 3 horas
[Coahuila]
hace cerca de 21 horas
[Coahuila]
hace cerca de 21 horas
[Glam]
hace 23 horas