×
hace 3 semanas
[Nacional]

Crecen en el TEPJF cargos por influencia y nepotismo

Los cargos obtenidos por nepotismo e influencias tienen impacto en nómina que podría alcanzar 21.6 mdp al año

Imprimir
Crecen en el TEPJF cargos por influencia y nepotismo
Felipe Fuentes Barrera, presidente del TEPJF. Foto: Archivo
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Los cargos obtenidos por recomendación, influencias, nepotismo e intercambio de favores en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tienen un impacto en la nómina que podría alcanzar 21.6 millones de pesos anuales.

Fuentes de ese organismo revelaron que ahí trabajan 35 funcionarios que tienen al menos un familiar laborando en la institución o que poseen lazos de consanguinidad con figuras públicas influyentes en el tribunal.

Considerando el salario neto mensual que perciben -un millón 803 mil 19 pesos- en un año suman 21 millones 636 mil 228 pesos.

Ejemplos de cómo se reparten los cargos están en la misma oficina del presidente del tribunal, el Magistrado Felipe Fuentes Barrera.

Con él trabajan los esposos Marcos Fuentes Hernández, secretario técnico de la Presidencia, y Karla Arce Vences, oficial de servicios. El primero, que tiene un sueldo de 118 mil 812 pesos, tiene un hermano, Ismael Fuentes Hernández, que trabaja como técnico operativo en la Dirección General de Mantenimiento y Servicios Generales.

También adscrito a la oficina del presidente, está Salvador Mondragón Cordero, quien se desempeña como secretario de ponencia, con un sueldo mensual de 28 mil 274 pesos, él es hijo del Magistrado Salvador Mondragón Reyes, quien el 5 de agosto fue inhabilitado por el Consejo de la Judicatura Federal por la venta de exámenes para juez de distrito en 2018, cuando era director del Instituto de la Judicatura Federal (IJF).

Otro caso es el de Fernando Flores Olmedo, quien se desempeña como chofer de Fuentes Barrera con un salario mensual de 29 mil 247 pesos, y quien logró colocar a su hermano Noé Flores Olmedo como oficial en la Dirección General de Protección Institucional con un sueldo de 20 mil 940 pesos, y a su esposa, Gabriela Alamilla Ortiz, en la Secretaría Técnica de la Presidencia, donde gana 29 mil 247 pesos.

En el equipo de Fuentes Barrera también trabaja Fanny Avilez Escalona, quien es secretaria de ponencia, con un sueldo de 28 mil 275 pesos mensuales; su mamá, Fanny Escalona Porcayo, y su tío, Humberto Escalona Porcayo, también trabajan en el tribunal con salarios de 56 mil 297 y 33 mil 310 pesos, respectivamente.

Escalona Porcayo es esposa del Magistrado de la Sala Regional de Toluca, Alejandro David Avante Juárez, quien, según las fuentes consultadas, habría intercedido ante Fuentes Barrera para colocar a sus familiares.



'Anida' el nepotismo

El 2 de enero de 2018, Salvador Mondragón Cordero, quien cursaba la licenciatura en Derecho en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), ingresó al Poder Judicial de la Federación para incorporarse a la ponencia del Magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral Felipe Fuentes Barrera.

Su pasantía, de acuerdo con su declaración patrimonial y de intereses, la realizó en el despacho Kroy Abogados, en el área de propiedad industrial, y a la ponencia de Fuentes Barrera, quien un año después sería elegido presidente del tribunal, se incorporó como secretario de ponencia.

Mondragón Cordero no era el primer miembro de su familia en pertenecer al Poder Judicial, su papá, Salvador Mondragón Reyes, se desempeñaba entonces como director del Instituto de la Judicatura Federal y por aquellos días coordinaba el Vigésimo Octavo Concurso Interno de Oposición para la Designación de Jueces de Distrito.

El examen, al que acudieron 2 mil 601 aspirantes, se llevó a cabo el 4 de enero de 2018 y lograron superarlo 91 personas; sin embargo, estalló un escándalo debido a que la prueba fue vendida y Mondragón Reyes renunció al cargo el 16 de marzo.

Sin embargo, no salió del Poder Judicial, fue enviado de nueva cuenta como Magistrado al Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Décimo Circuito, con residencia en Villahermosa, Tabasco, en lo que se investigaban los hechos. Salió de la familia judicial apenas el 5 de agosto, cuando el Consejo de la Judicatura anunció que había determinado destituirlo e inhabilitarlo por 10 años.

En la ponencia a la que llegó el joven Mondragón Cordero encontró a Marcos Fuentes Hernández quien, una vez que Fuentes Barrera fue designado el 23 de enero de 2019 presidente del tribunal, asumió la Secretaría Técnica de la Presidencia.

Fuentes Hernández tiene una larga carrera dentro del Poder Judicial. En su declaración patrimonial asentó que ingresó en 2007 y, durante poco más de una década, se ha desempeñado como chofer, oficial judicial, oficial administrativo, secretario ejecutivo, secretario judicial y actuario, escalando hasta encabezar la Secretaría Técnica de la Presidencia.

En la misma ponencia trabaja su esposa, Karla Naxyeli Arce Vences, quien se desempeña como oficial de servicios, mientras que su hermano, Ismael Fuentes Hernández, labora como técnico operativo en la Dirección General de Mantenimiento y Servicios Generales.

El matrimonio Fuentes Arce tiene como compañera en la ponencia a Fanny Avilez Escalona, una joven abogada que es hija de Fanny Escalona Porcayo, quien es auditora especializada en la Dirección de Auditoría, Control y Evaluación.

Escalona Porcayo, quien en 2015 aspiró a ser Consejera del Instituto Electoral de la CDMX, está casada con el Magistrado de la Sala Regional Toluca, Alejandro David Avante Juárez, quien, de acuerdo con fuentes consultadas, habría intercedido ante Fuentes Barrera para que su hijastra y su cuñado Humberto Escalona Porcayo, jefe de departamento en el área de Servicios Médicos, trabajaran en el tribunal.

Los lazos de parentesco no sólo están en la ponencia de Fuentes Barrera sino que anidan en distintas áreas del tribunal, y algunos incluso tienen conexiones hacia el exterior.

Jessica Sánchez Morales, hermana del Magistrado de la Sala Regional Guadalajara Jorge Sánchez Morales, trabaja como subdirectora de área en la Dirección General de Recursos Humanos, en tanto que Diana Trejo Galván, sobrina del ex Magistrado de la Sala Superior Flavio Galván Rivera, se desempeña como jefa de unidad en la Contraloría Interna.Se incorporan ligados a políticos A la familia judicial también se han unido integrantes que tienen ligas con personajes políticos.

Martha Lilia Núñez López, quien es dictaminadora en la Secretaría Administrativa del Tribunal Electoral, es hija del ex Gobernador de Tabasco (2013-2018) Arturo Núñez; Hugo Torruco Brawns, también dictaminador en la misma Secretaría, es sobrino del Secretario de Turismo Miguel Torruco Marqués.

Gloria Olivia Ochoa Orantes, secretaria de apoyo en la ponencia del Magistrado Felipe de la Mata Pizaña, es prima del ex líder nacional del PRI y actual diputado federal Enrique Ochoa Reza.

María del Rocío de la Torre Aguilar, quien es directora de área en la Dirección, Control y Evaluación, es esposa del presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Francisco Javier Acuña Llamas.

De la Torre Aguilar es licenciada en Administración de Empresas y tiene un doctorado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, de 1997 a 2013 fue profesora e investigadora en la Universidad Anáhuac del Sur en el Departamento de Economía y Negocios.

Ingresó al órgano electoral en noviembre de 2014 como asesora en la Dirección General de Información y Documentación, justo seis meses después de que Acuña Llamas dejara la Coordinación de Información, Documentación y Transparencia del tribunal para irse de comisionado al INAI.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}