×
hace 1 mes
[Saltillo]

Da Positivo a Covid-19 párroco del Perpetuo Socorro

El párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, José Miguel Martell Valles fue confirmado como positivo al virus

Imprimir
Da Positivo a Covid-19 párroco del Perpetuo Socorro
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- El embate del Covid-19 continúa entre la curia de la Diócesis de Saltillo, pues ahora el párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, José Miguel Martell Valles fue confirmado como positivo al virus, por lo que estará en aislamiento mientras se recupera su salud; el padre Mario Cruz, párroco de la Iglesia de Santa María Reyna de los Apóstoles (Samara) fue ingresado ayer al hospital.

El sacerdote Martell Valles, de 58 años, no tiene síntomas fuertes y solamente fue necesario aislarse para evitar contagiar a más personas, mientras que la Parroquia cerrará a partir del próximo lunes y hasta nuevo aviso, confirmaron trabajadores de la misma.

Con este van 19 casos confirmados de sacerdotes contagiados del coronavirus.



Sin embargo, la preocupación de quienes lo estiman es debido a que él forma parte de la población más vulnerable debido a que padece diabetes desde que era joven, y en el Seminario en ocasiones le era difícil controlarse los niveles de glucosa.

Estable

El párroco de la iglesia de Santa María Reyna de los Apóstoles, Mario Cruz, ayer fue hospitalizado debido al virus SARS-CoV-2, para que se le brinde la atención necesaria para su recuperación y al momento se reporta estable en un nosocomio de la ciudad.



El sacerdote, de 48 años, anunció el 19 de noviembre que dió positivo al coronavirus por lo que instó a los feligreses a orar por él y señaló que aprovecharía el aislamiento en la Casa del Sacerdote para orar, sin embargo al agravarse se optó por internarlo para que el doctor Miguel Ángel Reyna lo atienda.

Dan de alta al padre Nacho

El padre Ignacio Flores Ramos, párroco del Santo Cristo del Ojo de Agua, fue dado de alta del Centro Hospitalario La Concepción, pues su estado de salud mejoró considerablemente, por lo que continuará su recuperación desde su casa, para por fin ganar la batalla al virus SARS-CoV-2 que lo aqueja desde hace semanas.

Mediante un mensaje difundido por redes sociales, el sacerdote reconoció que pasó por una tribulación que por momentos lo llenó de angustia, pues ante esta enfermedad el desenlace es incierto, pero, gracias a Dios, ha salido avante.

Pidió a la feligresía que continúe orando por todos los enfermos de coronavirus, para que Dios les regale una bocanada de oxígeno para respirar adecuadamente, además el cura expresó su pesar por el fallecimiento del padre José Soto, confesando que despertó llorando al conocer la noticia de su partida.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}