×
hace cerca de 5 meses
[Arte]

Danzan para recordar a Tchaikovsky

El Russian Royal Ballet conquista Saltillo desde Moscú

Imprimir
Danzan para recordar a Tchaikovsky
Foto: Zócalo | Josué Cepeda
Saltillo, Coah.- El telón se levanta y una cohorte de 12 bailarines recibe al público. Enfundados en un arcoíris de trajes multicolor, los miembros del Russian Royal Ballet comienzan a dar vueltas sobre la tarima del Paraninfo del Ateneo Fuente, al ritmo de una pieza conocida: La Bella Durmiente, de Piotr Tchaikovsky.

El espectáculo de danza clásica continúa, con las piezas musicales del ruso llevando el ritmo de la historia y de los cuerpos que danzan sobre el escenario. Pues los 30 bailarines pagan un tributo a quien fue el principal compositor de música clásica para ballet en Homenaje a Tchaikovsky, el espectáculo que visitó a Saltillo desde Moscú, lugar originario del ballet.

Dirigidos por Anatoliy Kazastkiy, los solistas desplegaron su talento frente a una escenografía que dibujó un suntuoso palacio del 1700. El traje azul de los dos solistas principales del ballet resaltaba frente el amarillo fondo de las paredes del palacio escenográfico. Aunque el escenario del Paraninfo les jugó en contra al evitar darles toda la libertad necesaria.

De pronto dos figuras blancas toman el escenario. Rodeado de seis damas y seis caballeros, comienzan su danza. Un tranquilo baile de paz, cuya magia de música y baile crean un bello espectáculo en el que los giros y saltos están presentes.

La segunda parte del espectáculo dancístico inició con una fiesta de máscaras. Dos bandos de bailarines se mueven por el escenario. Todos ellos vestidos a la usanza de la Italia del 1300, pues están dispuestos a contar una historia de amor trágico, la de dos jóvenes: Romeo Montesco y Julieta Capuleto.

Los colores negros y borgoña de los vestuarios confieren un dramatismo especial a estas escenas que se mueven entre la burla y la pelea de espadas con la que finalizará Romeo, el enamorado cuyo amor fue su perdición. Mientras su cuerpo yace en el suelo, una dulce Julieta llora sobre él.

La última parte de Homenaje a Tchaikovski fue El Lago de los Cisnes, la obra más conocida del compositor junto con El Cascanueces. El cual finalizó tras una hora y media de danza y virtuosismo ruso.


Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png