×
hace 1 mes
[Arte]

Descubre el Oriente a través de las letras

Recomienda Zócalo, para festejar, cuatro libros para acercarse al país asiático

Imprimir
Descubre el Oriente a través de las letras
Foto: Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- La rata de metal es el signo del horóscopo chino que hoy inicia su año. Considerado un inicio positivo y de grandes cambios, es también una oportunidad para conocer más del milenario país de donde proviene esta tradición.

Y una forma de lograrlo es a través de sus letras. Si bien el gigante asiático tiene títulos que forman parte de la historia como Sueños en el Pabellón Rojo (Galaxia Gutenberg, 2016), de Cao Xeqin, o Viaje al Oeste (Siruela, 2019), son los nuevos autores quienes están dando más de qué hablar debido a una gran imaginación que los ha llevado a recorrer los mundos de la ciencia ficción, la fantasía y el realismo más descarnado.

Zócalo recomienda cuatro títulos que ayudarán a sumergirse en reinos perdidos, estrellas lejanas y, sobre todo, en vidas tiernas y miserables que las plumas chinas retratan.

Mirar al cielo

El Recuerdo del Pasado de la Tierra es el nombre de la trilogía que colocó a Cixin Liu (1963) en lo más alto del mundo literario. La primera novela de esta triada es El Problema de los Tres Cuerpos (Nova, 2017), que relata el encuentro entre dos civilizaciones: la humana y una extraterrestre llamada “trisolariana”.



En el libro, es la astrofísica Ye Wnjie, quien durante la revolución cultural china en 1967, lanza un mensaje al sistema estelar Alfa Centauri, lugar en el que se encuentra el planeta Trisolaris, quegira alrededor de tres soles.

Cuando Ye Wnjie entabla comunicación con los seres de ese planeta, ellos inician una migración especial hacia la Tierra, pero la pregunta que queda en el aire es ¿cómo son ellos y sus sistemas morales?, ¿son amigos o enemigos?, ¿podrán apoyarse en los seres humanos como iguales o, por el contrario, serán hostiles?

El Problema de los Tres Cuerpos, libro ganador de numerosos premios del género como el Hugo y el Ignotus, se desarrolla con los otros dos volúmenes que completan la historia: El Bosque Oscuro y Fin de la Muerte.

Es duro subsistir

Guangdong es una provincia china cuya densidad poblacional es de 113 millones de habitantes y muchos de ellos son migrantes interiores que buscan una mejor vida. Muchas de ellas son mujeres jóvenes cuyas existencias engrosarán las filas laborales de multitud de fábricas en las que las condiciones no siempre son las mejores, ni los sueldos los suficientes.

Eso es lo que exploró la periodista Leslie T. Chang en su libro Chicas de Fábrica. De la Aldea a la Ciudad en la China Contemporánea (RBA, 2012). Un reportaje que se nutre de los testimonios de varias jóvenes cuyos deseos de independizarse las llevan a un nuevo mundo en el que se verán enfrentadas a un sistema caótico de jornadas laborales y yuanes por hora, pero también a horizontes que les permite descubrir partes ocultas de sus vidas como la soledad y la compañía.



El libro mezcla, además, páginas de biográficas de la misma autora en un diálogo que pone a vista de todos la mutabilidad social china, regida por duras condiciones laborales en las que el punto final tampoco es un retrato victimizador de sus personajes sino, por el contrario: un relato de vidas que luchan por sí mismas para encontrarse entre ellas.

Familia y sociedad

Liu Zhenyun (1958) es parte de una generación de escritores que ha hecho historia en su país debido al impacto de sus obras pero, también, a la observación de esa vida rural que cimentó lo que es China en la actualidad, con todas sus paradojas y sueños febriles de revolución social, así como la vida interna de las personas alejadas a estas, tal como lo demuestra en su novela La Palabra que Vale por Diez Mil (Siglo XXI Editores, 2017).



En ella, el autor cuenta una historia familiar que se divide en dos tiempos: el primero es la voz de un padre que, en busca de su hija, deja su tierra. La segunda es la narración de esa hijastra necesitada de un amigo, un oído que la escuche.

Esta obra es considerada la mejor novela de Zhenyun precisamente por la forma en la que relata desde la intimidad, las heridas y cicatrices que han dejado en cada uno de los chinos las numerosas revoluciones que ha pasado el país asiático.

Pekín criminal

China es uno de los países con mayor índice de crecimiento urbanístico como puede observarse en sus calles que mezclan lo rural de animales vivos y la última tecnología. Dos caras de una misma sociedad que retrata Diane Wei Liang (1966) en sus novelas negras: El Ojo de Jade, Mariposas Muertas y La Casa del Espíritu Dorado, todas ellas publicadas por Siruela y editadas en el volumen único Trilogía Negra de Pekín.



Ligadas por el personaje de la detective Mei Wang, esta triada de novelas recorren aventuras que van de la recuperación de una joya robada de un museo a empresas que crean medicamentos para curar lo único que la medicina no pude solucionar: un corazón roto. Hasta las peripecias de un activista político que debe enfrentarse a sus demonios internos.

A pesar de la maravillosa capacidad de Liang para crear intrigas, es su sorprendente ojo para retratar una sociedad cuyos grandes cambios son peligrosos para todos. Una reflexión poderosa en la que el pasado milenario y un futuro vertiginoso chocan para dar paso a una oscuridad que la autora utiliza para narrar extraordinarias historias.



Imprimir
te puede interesar