×
hace cerca de 4 meses
[Espectáculos]

Edith era audaz en todo lo que emprendía: David Salomón

David y Edith se conocieron hace muchos años en Cancún

Imprimir
Edith era audaz en todo lo que emprendía: David Salomón
Ciudad de México.- Para el diseñador mexicano David Salomón el legado más importante que dejó la actriz Edith González, quien falleció este jueves víctima de cáncer, fue demostrar que cuando eres artista puedes hacer lo que quieras.

"Cuando ella quiso hacer Aventurera, que era un papel que no calificaba dentro de su perfil, se lanzó y lo hizo; era valiente, cosa que no muchas se atrevieron a hacer, ni se atreverían, quizás”, declaró en entrevista.

La artista de telenovelas demostró que para llegar al éxito, no bastaba con ser bella, también habría que ser una persona educada y culta.

Edith era una de las grandes figuras del país, subrayó, quien además de ser actriz, era bailarina, cantante, teatrera “a morir”, disfrutaba mucho de su público.

"Creo que Corazón salvaje ayudó a que su imagen se proyectara al mundo, gracias a ésta tenía clubes de fans en Yugoslavia, Rusia, Italia, en lugares insospechados”, platicó.

David y Edith se conocieron hace muchos años en Cancún y después se volvieron a encontrar en la producción televisiva de Este es mi estilo, "reality" en el que ambos fueron miembros del jurado al lado de Shanik Aspe.

Durante este programa, que fue el último proyecto que hizo, nunca se quejó de su enfermedad, “le pasó lo que a todos, en algún momento nos enfermamos del estómago, pero en realidad nunca dio señas de alguna recaída, ella siempre llegó puntual a grabar y aguantaba lo mismo que todos. Y es que las jornadas de Este es mi estilo pueden ser muy largas y extenuantes”.



De entrada, atrás de las cámaras ella era un poco reservada, ya en confianza era cariñosa, cálida, muy buena conversadora, llena de anécdotas, amante de la cultura, de las artes, “tenía una manera muy coloquial de hablar de temas elevados, cosa que me gustaba mucho de ella”.

La primera actriz Lorena Velázquez (nacida el 15 de diciembre de 1937), siempre fue el modelo a seguir de Edith González cuando ella llegara a la edad de la "Reina del Cine Fantástico".

El entrevistado recordó que González hacía locuras en el set del mencionado programa, se subía a la mesa, bailaba salsa, discutía de todo lo que no le parecía, lo cual era muy común en la mesa del jurado.

Nos reíamos mucho, era demandante de apapachos, siempre me decía: 'no seas avaro de apapachos, apapáchame', y yo me reía, porque pensaba que cualquier hombre podría matar porque Edith González le pidiera un abrazo, se lo decía y nos reíamos”.

La estrella de telenovelas como Salomé, Mujer de madera, entre otras, siempre hablaba de lugares de México que le gustaría conocer, así como de otros países como Colombia, Portugal, “era muy platicadora”.

Siempre les exigía a sus colegas de dicho programa que no tardaran en bajar a comer, "y yo le decía: '¿no estás harta de vernos?', y ella contestaba que no, ‘así que no tarden’. Era muy importante convivir para ella”.

Cuando iban a la carpa del catering, saludaba a todo el equipo en voz alta, les decía “guapos” a todos, “Edith sabía cómo darse a querer, Shanik y yo de repente la molestábamos con que era muy fresa, pero siempre nos divertíamos”.

A veces Edith llegaba con imágenes en su celular, las cuales le mostraba a sus compañeros. Eran vestidos y les preguntaba cuál debía comprarse.

"Ella gozó mucho el programa y nos lo dijo muchas veces. Eso nos ha consolado mucho, saber que fuimos parte del último trabajo que hizo Edith y que la pasó muy bien con nosotros”.

Como jurado, Salomón consideró que González era muy blanda, pues no quería quedar como la mala del programa, ya que le importaba mucho no herir a las chicas; siempre fue muy respetuosa.

Con él, en ocasiones discutía porque ella no quería usar términos en inglés, a lo que David le argumentaba que en la moda así es.

Su entereza e histrionismo es lo que más le admiró el experto de moda, quien vio por última vez a Edith el día de la final de Este es mi estilo.

"Nos despedimos con un abrazo muy lindo, no sabía que sería la última la última vez que nos abrazaríamos… en este plano”.

David Salomón consideró que no hay ninguna regla escrita sobre las enfermedades y que él sí cree en los milagros.

"Lo que sí sé sobre el cáncer, es que con tiempo y con información es más probable ganar la batalla. Nunca hay que temer a compartir con la gente que quieren sus problemas de salud.

"La felicidad cuando se comparte se multiplica y con los problemas pasa al revés, cuando se comparte nos toca menos la carga, abran su corazón a sus temores y encontrarán una fuerza inagotable en el cariño de la gente que les rodea”, concluyó.







Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png