×
hace 1 año
[Local]

‘El rey del acero’, otra vez en el ojo del huracán

¿Venganza o justicia? es el cuestionamiento que permea tras la detención de Alonso Ancira, presidente de AHMSA.

Imprimir
‘El rey del acero’, otra vez en el ojo del huracán
Alonso Ancira Elizondo fue capturado ayer por orden judicial mexicana en España.
Escuchar Nota


En el ojo de la tormenta nacional, el vendaval sacude nuevamente a Altos Hornos de México y a su principal ejecutivo, Alonso Ancira Elizondo, el socio con mayoría de votos en el emporio acerero, el hombre detrás de los números y los anuncios de la compañía que ayer fue capturado por la Interpol en España.

El Gobierno Federal fundió sus cuentas bancarias y la incertidumbre por los empleos calienta los nervios. Ciertamente la empresa dijo que continuarán las operaciones. ¿Pero cuánto tiempo resistirá permanecer con las manos amarradas?

En algunos pensamientos de dirigentes y trabajadores para encontrar la punta de la madeja, ellos dicen que las huellas conducen hacia Napoleón Gómez Urrutia enemigo irreconciliable de Alonso Ancira desde 2008 por la disputa en el control sindical, y actualmente de mucha influencia en el Presidente Andrés Manuel López Obrador a quién habría dado puche para consumar el proceso. Otras fuentes rechazan la hipótesis, No es cierto, es absurdo y fuera de la realidad.

Son las 15:30 horas del pasado 20 de mayo y en sus oficinas Alonso Ancira luce feliz y bromista frente a reporteros locales porque 72 horas antes el gobierno estadounidense de Donald Trump anunció la desactivación del impuesto de 25 por ciento a las acereras mexicanas.

Cuando el aguacero amainó y AHMSA con el agua hasta el cuello como diría luego Alonso Ancira, horas después nuevos vientos huracanados provenientes del gobierno lopezobradorista soplan contra el gigante siderúrgico monclovense.

Justo una semana después, el 27 de mayo Alonso Ancira Elizondo pareciera estar sin un peso en el bolsillo luego que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le congeló las cuentas bancarias. Ayer fue esposado en la Isla Mallorca de España y permanecerá en espera de un proceso de extradición a México.

Pese a la desactivación arancelaria, el sol no salió como estaba pronosticado y se reanudó el chubasco apenas días después que la empresa anunció que recibió oxigenación de 575 millones de dólares mediante un financiamiento garantizado de Cargill Financial Services International, Inc.

Y mientras que los trabajadores sindicalizados y empleados de confianza empiezan a tronarse los dedos de nerviosismo por la incertidumbre en el pago de sus salarios y prestaciones económicas donde la percepción corresponde a jueves y viernes, respectivamente, la empresa espera notificación de la dependencia federal para responder a lo que califica como acto arbitrario y descabellado.

La inyección financiera por el crédito de 575 millones de dólares explicaba hace días Altos Hornos de México a través de un comunicado de prensa consiste en un adelanto de 475 millones de cuentas por cobrar y una línea adicional por 100 millones como crédito revolvente. Se desbordaba el optimismo el cual así como llegó se fue, y no se sabe cuándo retornará.

“AHMSA utilizará los fondos de estos financiamientos para cumplir las obligaciones financieras derivadas del levantamiento de la suspensión de pagos, proceso que se concretó en mayo de 2016, y para capital de trabajo”, abundaba la acerera monclovense en un comunicado de prensa, pero el congelamiento de cuentas apagó el júbilo.

Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México, señalaba; “este financiamiento marca el regreso de AHMSA a los mercados financieros y representa un respaldo para nuestra empresa, que hoy cumple lo pactado con sus acreedores cuyos créditos quedaron atrapados en la suspensión de pagos de 1999”.

Un viaje de 20 años que inició desde que el 22 de mayo de 1999 la empresa se declaraba insolvente para cumplir pagos pendientes por 2 mil 400 millones de dólares, y entonces recurrió a la protección de la ahora desaparecida Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos.

En dirección a concretar el proceso de conclusión absoluta de suspensión de pagos, la compañía acerera presentó ante el Juzgado Primero en Materia Civil a cargo de Juan Carlos Carranza Leija, el método para el pago de derechos reconocidos dentro del procedimiento de suspensión de pagos lo que se efectuará en Estados Unidos a través de Citibank NA, y en México a través de Banco Actinver S.A.

Pero anteayer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través de la Unidad de Investigación Financiera fundió las cuentas de Altos Hornos de México y hasta la tarde de ayer continuaba el suspenso respecto al futuro de la empresa. Un abismo separaba a la dependencia federal y la fuente de empleo.

La determinación parece ser crónica de un congelamiento bancario anunciado porque múltiples alertas y advertencias precedieron al hecho a través de declaraciones periodísticas de diversas autoridades federales, de tal forma que el desembarco de la decisión no fue silencioso.

Francisco Orduña, vocero de Altos Hornos de México reveló que en el primer día con las cuentas bancarias congeladas cuyo monto se desconoce, dejaron de operar 300 millones de pesos

El portavoz de la principal siderúrgica mexicana añadió que no han podido pagar a proveedores, además que tienen la nómina de los sindicalizados y empleados de confianza encima, pero rechazó la existencia de carpetas de investigación en el área judicial.

Aseguró el entrevistado que tampoco han recibido notificaciones de la Unidad de Investigaciones Financieras de la Secretaría de Hacienda que el lunes congeló las cuentas bancarias a Altos Hornos de México.

Narró que la mañana del lunes al intentar efectuar la primera operación en el banco ahí se enteraron que las cuentas estaban bloqueadas. Agrega que no hay enlace ni comunicación con las autoridades federales, y que la única información oficial que poseen es el comunicado de prensa emitido la noche del lunes por la dependencia

Respecto al origen del bloqueo de las cuentas bancarias contra AHMSA que presumiblemente fue por la venta que hizo a Pémex a precios inflado de una planta de fertilizantes obsoleta en Coatzacoalcos, Veracruz, esto en los tiempos de cuando Emilio Lozoya era el titular de la paraestatal Francisco Orduña asegura que el costo fue menor a lo que se ventila.

Y suelta; “si los recursos de la compra fueron ilícitos, entonces que investiguen a Pemex y que congelen sus cuentas porque de ahí salió el dinero, Altos Hornos de México lo recibió y consideramos que el monto del pago fue menos de lo que pagaron por Agro Nitrogenados”.

Tan así es, dice Francisco Orduña, “que poseemos un avalúo privado, uno elaborado por ingleses y el otro por mexicanos que establecieron un costo mucho más alto el monto de la planta”.

Hace seis días, Alonso Ancira intervino en la 71 asamblea general ordinaria de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero efectuada en la Ciudad de México, y ahí dijo que la eliminación de los aranceles estadounidenses llegó a tiempo. Ríos de optimismo y proyecciones merodeaban en Altos Hornos de México.

“La resolución llego a tiempo porque ya traíamos el agua en el cuello y es que fue el peor trimestre durante los últimos 30 años”, dijo así ante medios capitalinos durante el desarrollo del evento que fue encabezado por el presidente de la Canacero, Máximo Vedoya.

En esa ocasión dijo que la industria nacional siderúrgica nunca había padecido una situación tan difícil, donde Estados Unidos tenía un saldo a favor que, en combinación con la transición del gobierno mexicano, se suspendieron las inversiones. “Sólo nos faltaba que nos hiciera pipí un perro”, dijo Ancira Elizondo.

“La eliminación de los aranceles al acero que Estados Unidos impuso a productores de México posibilita que AHMSA regrese a los niveles de producción óptimos, recupere flujos y poco a poco retome las inversiones en proyectos que se habían detenido”, reiteraba el licenciado Alonso Ancira.

El 20 de mayo en encuentro con medios monclovenses en las Oficinas Generales de AHMSA, el empresario minero siderúrgico señalaba que desde junio de 2018, la empresa que preside sufrió afectación en ingresos por más de 300 millones de dólares y tuvo que ajustar su producción, lo que impactó la rentabilidad, como se vio en los resultados financieros, y por ende afectó a proveedores.

“El daño fue grave, golpeó severamente nuestros flujos y la capacidad de pago y de inversión de la empresa, pero ahora con la decisión de eliminar ese obstáculo se iniciará la recuperación, que no será inmediata ni rápida, pero paulatinamente se regresará a la normalidad”, expresaba la tarde del 20 de mayo anterior en la Sala de Juntas.

Ancira Elizondo daba detalles de la inversión en una planta coquizadora de 120 hornos, proyecto llave en mano que permitirá procesar todo el carbón disponible en los yacimientos de Minera del Norte, y a la vez está por concluir la instalación de nuevas facilidades en la Unidad Hércules, para incrementar en 75 mil toneladas mensuales el abasto propio de fierro.

Con ambas acciones se daría sustento a un incremento de producción, la que puede llegar hasta 5.5 millones de toneladas anuales, y a la vez se consolida la principal ventaja de la empresa, el dominio en la producción de sus principales insumos minerales.

En cuanto a la eliminación de los aranceles en Estados Unidos desactivados el 17 de mayo, Alonso Ancira decía que la base del acuerdo es que se vigilará y garantizará que los aceros comercializados sean producidos y procesados en la región, a fin de evitar el ingreso de aceros de países como China y otros que subsidian a sus productores y generan competencia desleal.

Reconocía el trabajo hecho por el actual Gobierno Federal, que sostuvo la posición de rechazar los aranceles y trabajó en ello, y confió en que se adoptarán las medidas necesarias para evitar que una triangulación no deseada de acero hacia Estados Unidos vaya a causar nuevos problemas.

Directivos de las secciones 147 y 288 del Sindicato Minero Democrático guardaban silencio momentáneo frente a este escenario complicado donde está en juego la fuente económica de subsistencia en forma directa e indirecta de decenas de miles de familias en múltiples regiones de la entidad.

Pero ayer una representación obrera encendió la veladora de la esperanza de que el líder de la empresa Alonso Ancira sea liberado porque evidentemente, dijeron, se trata de una persecución política, pero adelantaron que habrá bloqueos, mítines, manifestaciones y marchas en caso que así surjan acuerdos de asambleas sindicales por temor a la extinción gradual o repentina de la pérdida de la fuente de empleo.

El pasado 6 de mayo, Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República envió señales de procesos penales para los involucrados en el caso Odebrecht, al advertir que en un par de meses estarán en el banquillo de los acusados, pero lo hizo para confundir porque ayer Alonso Ancira fue aprehendido y enfrentará un proceso de extradición a México.

Presumiblemente, Emilio Lozoya quien fue Director General de Pémex con Enrique Peña Nieto recibió sobornos por varios millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht por haber comprado en cientos de millones de dólares a AHMSA una obsoleta planta de fertilizantes que había cerrado desde hacía 14 años.

Como una película que corre hacia atrás, se puede ver que a finales de 2003, Alonso Ancira emigró a Israel y en su momento Altos Hornos de México dijo que fue víctima de una persecución política.

Y es que durante el gobierno de Vicente Fox, la Procuraduría General de la República solicitó órdenes de aprehensión por el supuesto delito de defraudación fiscal por unos 25 millones de pesos denunciado por la Secretaría de Hacienda.

En una comunicación enviada a la Bolsa Mexicana de Valores el 4 de marzo de 2004, AHMSA informaba que durante 2003 las autoridades fiscales presentaron cuatro denuncias por irregularidades fiscales en contra de sus directivos.

Sin embargo, aclaró que diferentes instancias de la PGR dictaminaron el no ejercicio de la acción penal, al comprobarse que los impuestos aludidos habían sido pagados con sus recargos y en forma espontánea, por lo cual no existe delito que perseguir.

En esa ocasión la empresa manifestó: “A la fecha, AHMSA y sus subsidiarias se encuentran al día en el pago de impuestos”.

Más atrás, otro capítulo de conflicto se produjo el 20 de julio de 2001 cuando efectivos de la Procuraduría General de la República realizaron operativos para catear dos residencias en busca de directivos de la empresa que enfrentaba órdenes de aprehensión por una denuncia penal colocada por Banco del Bajío.

Le seguían las huellas a Xavier Autrey Maza que era presidente del Grupo Acerero del Norte y a Jorge Ancira Elizondo, Director Corporativo de Administración y Finanzas quienes supuestamente falsearon declaraciones patrimoniales para obtener financiamiento de 11 millones de dólares en esa institución crediticia.

Al hojear las páginas de esa historia se descubre que en el despliegue policial la primera residencia que los agentes especiales catearon fue la denominada Ancón del Río, donde reside precisamente Alonso Ancira. La empresa siempre rechazó las acusaciones.

El financiamiento de 11 millones de dólares fue inyectado a Agro Nitrogenados la que vendieron a Pémex lo que desató la tormenta que ahora azota y sacude otra vez a Altos Hornos de México.

En rueda de prensa sustentada en 2001 en las Oficinas Generales de Altos Hornos de México, el entonces vicepresidente Alonso Ancira Elizondo, criticaba el operativo y aseguraba que esa acción podría entorpecer las negociaciones para reestructurar la deuda y detener algunas inversiones programadas.

También decía que el crédito original con el Banco del Bajío ascendió a 8.8 millones de dólares, pero al sumarse los intereses aumentó a 11 millones de moneda estadounidense.

Los agentes de la PGR actuaron sin éxito aquella ocasión en el cateo con base a una orden recibida por el titular del Juzgado Cuarto del Distrito con sede en esta ciudad, el monclovense Enrique Chávez Peñaloza.

Respecto al congelamiento de las cuentas bancarias, en el campo legislativo federal, los medios nacionales destacan que Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado la República, demandó a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, aclarar los motivos para la intervención de la cuentas de la empresa Altos Hornos de México.

El político zacatecano elogió al licenciado Alonso Ancira Elizondo, y declaró a medios capitalinos lo siguiente; “Son horas fundamentales para que se dirima y se establezca con claridad qué sucedió y no se afecte ni a empresas ni a industrias, que tienen siempre respeto por la ley”.

Monreal, afirma que el presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México, Alonso Ancira Elizondo, siempre se ha conducido con apego a la ley por lo que confió en que se aclarará este tema donde lo vinculan con el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

“A Lozoya no lo conozco, si hay elementos hay que mantenerse de manera imparcial”, dijo Monreal Ávila, también coordinador de la bancada de Morena en el Senado de la República.

“Y de Altos Hornos me extraña, porque conozco la empresa y conozco al presidente del Consejo de Administración, y siempre se han conducido con legalidad y con una absoluta disposición a respetar la ley, estoy seguro de que se van a aclarar las cosas, y se deben de aclarar, para bien del país”.

Y mientras que los trabajadores sindicalizados y empleados de confianza empiezan a tronarse los dedos de nerviosismo por la incertidumbre en el pago de sus salarios y prestaciones económicas, la empresa espera notificación de la dependencia federal para responder a lo que califica como un acto arbitrario y descabellado.

El comunicado de prensa emitido por Santiago Nieto, titular de la Unidad de Investigaciones Financieras de la SHCP no convence a nadie de obreros y empleados de la acerera local y en un fragmento explica;

“Se incluyó en la Lista de Personas Bloqueadas al ex Director de Pemex Emilio Lozoya Austin y a la persona moral Altos Hornos de México, toda vez que se identificó en el sistema financiero nacional e internacional que se llevaron a cabo múltiples operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas, mismos que se presumen ser derivados de actos de corrupción”.

“En relación a lo anterior, se destaca que tanto el sujeto de referencia como la empresa señalada, tienen expedito su derecho de garantía de audiencia y defensa, particularmente para hacer valer, en términos de la legislación aplicable, los derechos laborales de sus trabajadores, accionistas y/o proveedores ante la propia UIF. Con lo anterior se prevén los medios de prueba que consideren conducentes, así como para formular los alegatos que a su interés convengan para tales efectos.

En otro ángulo trabajadores sindicalizados de Altos Hornos de México consideran que el tema sería una válvula de escape del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para desviar la atención de un país envuelto en llamas por la violencia del crimen organizado, el recrudecimiento de la pobreza, desempleo, incumplimiento de promesas de campaña, y el fracaso rotundo del arranque de gobierno.

Austeridad irracional y salvaje con despido de decenas de miles de empleados, que en junio ya no tendrán ni para lo nómina, mientras el IMSS luce notoriamente moribundo. Restricción del gasto que no aplica a los amigos del Presidente de México, el reino de la impunidad en la Cuarta Transformación


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}