×
hace 1 mes
[Arte]

Elmer Mendoza, el ‘padre’ de la ‘narcoliteratura’, cumple 70 años

Élmer Mendoza se dice parte de un movimiento que retrata fielmente lo que día a día vive su gente.

Imprimir
Elmer Mendoza, el ‘padre’ de la ‘narcoliteratura’, cumple 70 años
Foto: Especial | El Occidental
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Hoy, el escritor mexicano Élmer Mendoza (Culiacán, Sinaloa, 1949) cumple 70 años de vida. El mayor exponente de la llamada narcoliteratura y el más reciente ganador del Premio Letras de Sinaloa, de donde es oriundo, autor de obras como “El amante de Janis Joplin”, “Balas de plata”, “Besar al detective”, “La cuarta pregunta”, “Firmado con un klínex” y “El viaje de la tortuga Panza Rosa”, iba a ser científico, pero finalmente la literatura lo conquistó.

“Mi proyecto inicial era meterme en el mundo de la ciencia. Había veces en que nos tardábamos días resolviendo un solo ejercicio de clase. Más adelante cuando apliqué ese mismo sistema a la hora de escribir una novela, ya no entraba en pánico. Cada problema tiene su solución, es lo que siempre me digo. Todo consiste en no desistir, incluso cuando la búsqueda te lleva por caminos equivocados o incluso sin salida”.

Lejos de ver la situación de violencia y narcotráfico en México con anteojos de oportunismo literario, Élmer Mendoza se dice parte de un movimiento que retrata fielmente lo que día a día vive su gente.

No le molesta

Sobre el término “narcoliteratura, dice que le causa gracia. “No recuerdo quién lo inventó para molestarme; pero, al revés, a mí me encantó, porque ser padre de algo es importante. No estoy muy seguro si es un nombre que pueda denominar mis intenciones estéticas como escritor”. Elmer habla de cómo escribe sus historias.

“Siempre están matizados con asuntos que escucho y leo en la prensa y, sobre todo, de la creación oral de la gente. La anécdota fundamental de ‘El amante de Janis Joplin’ la saqué de una conversación que estaban teniendo unos chicos mientras bebían en la calle. En ese instante saqué mi cuaderno y la recogí”.

Sobre la violencia, indica que “la evolución del mundo del narco desgraciadamente ha llegado a un extremo despiadado de violencia. En un principio, hace unos 70 años más o menos, tenía sus reglas y sus formas de convivir y trabajar de una mejor manera. Es increíble los niveles de sangre a los que hemos llegado: las balaceras, las decapitaciones, las intervenciones de cadáveres…”

A sus 70 años, el escritor se siente muy bien. “Aún puedo comer rico, beber vino, disfrutar. Cada vez veo menos, pero me siento a gusto. La literatura mexicana va para adelante y vamos durísimo todos juntos”.


Imprimir
te puede interesar