×
hace 1 mes
[Local]

Empresario abusaba de dos menores

Abusaba sexualmente cuando la madre salía a algún mandado

Imprimir
Empresario abusaba de dos menores
José Luis Torres, abogado de las víctimas.
Escuchar Nota


Monclova, Coah.- Empresario de Monclova, cuyo nombre se mantiene en reserva, fue denunciado penalmente por abusar sexualmente de dos menores de edad, hijas de su ahora ex trabajadora doméstica, a las que metía a un cuarto de su residencia en la colonia Guadalupe y las desnudaba para hacerles tocamientos en sus cuerpos mientras su madre trabajaba o hacía mandados.

La denuncia se presentó desde el 25 de septiembre del 2019 en el Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres, pero es fecha que se encuentra frenada, la agente del Ministerio Público, Yara Guerrero, no ha iniciado las investigaciones correspondientes, sin embargo, aceptó que el presunto depositara 20 mil pesos para “arreglar” las cosas.

“Yo quiero justicia, no quiero dinero; ¿usted cree que con 20 mil pesos va a reparar el daño? Ni con todo el dinero que tiene el señor me repara el daño que les hizo a mis hijas”, expresó la madre de las afectadas, quienes tenían 12 y 14 años de edad cuando sufrieron el abuso.

Le ofrece MP $3 mil por daño

La madre de las afectadas manifestó sentirse culpable por el abuso sexual que sufrieron.

Explicó que los fines de semana llevaba a sus hijas a su lugar de trabajo porque sentía que ahí iban a estar más seguras, para no dejarlas solas en su casa, sin saber que ahí estaba el peligro.

“Me siento culpable porque yo las llevé a eso, si no las hubiera llevado no estarían así de afectadas”, expresó.

Frena investigación por abuso a niñas

Las menores de edad nunca contaron nada a su madre de lo que el empresario, de más de 60 años de edad y dueño de Uniones de Crédito, les hacía en su residencia de gran tamaño.

Sin embargo, la más pequeña contó a maestros de secundaria que conocía a una niña que había sufrido abuso sexual, pero que le daba pena denunciarlo.

No fue sino hasta que interrogaron a su hermana mayor sobre qué es lo que ocurría, cuando ésta se quebró y les contó todo; después los docentes lo hicieron del conocimiento de la madre.

A través de exámenes médicos practicados por personal de la Pronnif se corroboró que las menores de edad no habían sido violadas, no hubo penetración, sólo tocamientos, dijo el abogado de las afectadas José Luis Torres, pero señaló que sí hubo daño sicológico.

“Me consta porque las niñas no dejaban de llorar mientras me platicaban el abuso sexual que sufrieron; ya no quieren venir conmigo ni con ninguna autoridad, y lo peor es que no han continuado las investigaciones por parte del Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres”, expresó.

Pese a que la denuncia penal se presentó desde hace ya casi 10 meses, dijo que la agente del Ministerio Público de esa dependencia, Yara Guerrero, no ha resuelto nada, sólo ha dicho que la carpeta de investigación se va a archivar porque no hay elementos para consignar al imputado por falta de circunstancias de modo, tiempo y lugar.

Es decir, comentó, quiere que las afectadas declaren sobre la hora, el lugar y hasta del color de ropa que vestía su victimario cuando fueron ultrajadas, pero no ha sido para citar a declarar a sus maestros, los primeros que se enteraron de este abuso, y tampoco a los sicólogos que les dieron terapias. Incluso no ha citado a declarar al imputado.

Pero la funcionaria sí aceptó que el empresario depositara en el Centro Justicia y Empoderamiento para las Mujeres 20 mil pesos para arreglar las cosas.

En relación de si cree que el empresario “compró” a la funcionaria para no continuar con las investigaciones a pesar de que es su obligación hacerlo, Torres respondió: “es difícil opinar en ese sentido pero sí puedo prejuzgar porque me parece muy raro que le ofrezcan a la madre de las niñas 20 mil pesos como reparación del daño, para arreglar el asunto, y es tanto como aceptar la responsabilidad”.

No quiere dinero

La madre de las afectadas dijo que habló con la agente del Ministerio Público del Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres, Yara Guerrero, quien en primera instancia le ofreció entre 2 mil y 3 mil pesos como reparación del daño, argumentando que este tipo de hechos no se castigaban con cárcel.

Añadió que cuando le comentó a la funcionaria que no se le hacía justo, ésta le respondió que podía pedir más dinero a su ex patrón.

Y así fue como finalmente le ofrecieron 20 mil pesos, pero la madre de las menores insistió en que no quiere dinero, lo que quiere es justicia para sus hijas, aunque sabe que “las leyes no hacen nada, nunca va a haber justicia, no para los pobres, así de simple.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}