×
hace 1 mes
[Espectáculos]

Encienden chefs de nuevo el fuego; habrá cambios en el formato

Inicia esta noche la nueva temporada del exitoso reality de TV Azteca

Imprimir
Encienden chefs de nuevo el fuego; habrá cambios en el formato
Foto: Zócalo | Agencias
Escuchar Nota


CDMX-. El mundo del entretenimiento, como cualquier ámbito social, ha tenido que enfrentar una dolorosa transformación debido a la pandemia, y los realities no han sido la excepción.



Con la inminente llegada esta noche de la nueva temporada de MasterChef México, donde participa el lagunero Nicolás González, se avecinan grandes cambios al formato que tanto ha generado seguidores.

Para empezar, ahora serán 20 los concursantes que buscarán sorprender a los chefs con sus creaciones, además que podrán adentrarse al mundo de la mixología de la mano del experto Israel Díaz. Todo esto, con el fin de brindar una mirada fresca ante la crisis.

“En una temporada pasada, que no voy a decir cuál, yo estaba viendo a los concursantes y había una vibra muy rara que decías: ‘¡Híjole, no!’”, recuerda el Chef Adrián Herrera en entrevista exclusiva.

“Esta temporada no tiene eso. Por alguna razón este casting trae una vibra muy diferente, no sé si tiene que ver con la pandemia, pero la gente viene con una actitud más honesta para trabajar, para divertirnos, y creo que eso la va a hacer muy interesante”.

La salida del Chef Benito Molina, así como la llegada de Alana Lliteras y Diego Fernández, exganadores de MasterChef Junior, también esperan dar un giro fresco al programa. Los jóvenes se apoderarán del detrás de cámaras del show y de sus redes sociales, lo que también ayudará a captar la atención de nuevos públicos.

Adrián Herrera, Betty Vázquez y José Ramón Castillo están listos para volver a la cocina con el único objetivo de seguir impulsando a los futuros chefs a crecer, no sólo como profesionales, sino como seres humanos.

“Estar aquí como juez es exponerte a no decir las cosas correctas, por eso uno de los grandes compromisos es pensar muy bien antes de abrir la boca, meditar en que lo que digas sea lo correcto y sea la palabra que ellos esperan oír para dar el siguiente paso.

“Es muy difícil porque no solamente es un compromiso como profesional sino como ser humano. Aplicas toda la experiencia que tienes, yo tengo 40 años en mi cocina y siempre me pongo en su lugar (de los concursantes)”, reflexiona la chef Vázquez.

Y aunque a veces los errores de los concursantes ofrecen algunos de los momentos más jugosos del programa, los jueces creen que deben ser tratados con mucho cuidado.

“Yo también cometí muchos errores, pero también tuve grandes mentores que me ayudaron a crecer. Lo que espero es tener la palabra, el consejo y el jalón de oreja justo que los motive a ser mejores seres humanos y mejores profesionales”, señala Betty.



Prometen deleitar

A lo largo de sus ediciones, la fórmula de amor y respeto del programa se ha conseguido gracias a que los expertos han logrado tener una relación de amistad con sus expupilos, la cual ha prevalecido con los años incluso fuera de la pantalla.

“Cada temporada tenemos participantes distintos y nos regalan estas historias, y yo aprendo de ellos. Sí, uno les enseña cosas, los guía y todo, pero yo también recibo enseñanzas de sus tradiciones, recuerdos y paladares, y eso se queda en uno.

Hay gente que no quiero volver a ver en mi vida, pero otros que ahora son mis amigos, como Ángela Aranda, que está haciendo unos postres increíbles en El Paso del Norte. Esas relaciones siguen y se quedan”, compartió Herrera.

Con la mesa finalmente puesta, la nueva edición de la producción, conducida una vez más por Anette Michel, arrancará esta noche, a las 19:30 horas, por Azteca Uno, con un show renovado que promete cautivar de nuevo a toda la familia con su ingenio y sazón.

“A mí me gusta mucho el proyecto. Vemos bastantes cosas fuertes en la televisión toda la semana como para todavía seguir haciendo más, y creo que este tipo de programas los podemos impulsar más incentivando a que la gente se meta a la cocina.

“Creo que es lo que más se potencializó en esta pandemia: empezaron a salir los chefs del clóset, empezaron a hacer galletas, paellas, asados, todo en casa, y eso es algo muy bonito. Qué mejor que sea MasterChef el vínculo para que todos aquellos que sacaron su amor por la cocina en esta cuarentena se animen a seguir creciendo”, destacó José Ramón Castillo, quien se integró a la mesa de jueces la temporada pasada.


Imprimir
te puede interesar
similares
DDoS protection by Cloudflare
Ray ID: 5fb550773a3b3f72
-->
{/exp:ce_cache:it}