×
hace 1 mes
[Arte]

Ensordecen los sonidos de tormenta emocional

Llega la novela Huracán de Sofía Segovia

Imprimir
Ensordecen los sonidos de tormenta emocional
Foto: Zócalo | Archivo
Escuchar Nota


Saltillo.- Un huracán es una experiencia intensa, muy fuerte, lo bueno es que también es algo que pasa rápido, pero, ¿qué hay de los huracanes que todos llevamos dentro, de los emocionales que nunca nos dejan?”, esa fue la pregunta que se hizo Sofía Segovia (Monterrey, 1965), y la que dio paso a la convulsa y dolorosa historia de vida de Aniceto Mora, “El Regalado”.

Existencia que sucede entre el odio y la pobreza de la primera mitad del siglo 20 y se deshila poco a poco en Huracán (Lumen, 2016), novela que que a través de los ojos de diferentes personajes y saltos temporales, muestran los prejuicios nacionales y las heridas familiares que nunca terminan por curarse, pero que han pasado a formar una sociedad endurecida.

Así, la fuerza metafórica del huracán que encierra a dos parejas –una “gringa” y otra regiomontana– en un hotel de Cozumel, se interioriza en ellos. De la misma manera que esta pandemia y su confinamiento han afectado en todos, explica Segovia.

“Eso es lo que realmente quería mostrar y que viéramos en esta novela: el huracán que cada uno lleva dentro. Finalmente lo que esta pandemia ha ocasionando es que, quizá, al encerrarnos en la casa, esos huracanes personales salgan a la luz aunque quisiéramos tenerlos escondidos”, comentó la autora del libro que se reeditó en formato de audiolibro, a Zócalo en entrevista.

Para Segovia, quien señaló que Huracán es la reescritura de su primera novela, esta cuarentena provoca una explosión de emociones y sucesos dolorosos, entre ellos el aumento de violencia doméstica, misma que se retrata en Huracán y que toma forma en “El Regalado”, pero no solo en él.

Ya que las otras dos parejas llevan dentro tormentas personales que poco a poco salen conforme se avanza en la narración: los gringos, conformada por Paul y Lorna Doogan, muestran una relación rota que el hombre busca terminar y que la mujer lucha por reestablecer. En cambio, Marcela y Roberto, los regiomontanos, son una mirada a los mexicanos que aspiran a no serlo.

“Ahora, 10 años después de la escritura del primer huracán, me doy cuenta que lo que me movió a escribirlo fueron los estereotipos: el hombre tiene que ser muy hombre y la mujer abnegada; de ahí surgen los prejuicios y estigmas, molestias que nos atañen a todos. En esta novela todos esos personajes provenientes de diversas geografías, físicas y emocionales, coinciden en Cozumel durante un huracán, así que se encierran y tienen que enfrentar sus tormentas personales pero, ¿se atreverán?”, detalló la autora de El Murmullo de las Abejas, novela que antecede a esta.



Voces

Narrado por Anhuar Escalante, la novela cobra una nueva dimensión en estos tiempos, señala Segovia. Eso porque, además de las relaciones rotas, Huracán es, también, una novela que denuncia el turismo depredador en las tierras mexicanas, así como la forma en que el país está debajo del yugo de la industria.

Así, como también, los ataques directos que los mexicanos han recibido del presidente de Estados Unidos, Donald Trump vuelven vigentes los estereotipos que retrata la novela.

Huracán es la novela que me hizo novelista porque me hizo cuestionarme muchas cosas que en el 2000, cuando la escribí, no se cuestionaban: ¿quién soy yo dentro del panorama literario de mi país?, ¿cómo se narra la historia de México hacia afuera?, ¿cuáles son los estereotipos que nos formaron? Y esos vienen de los medios masivos de comunicación, de los que los estadunidenses son los reyes.

“Así los turistas que vienen se convierte en un estereotipo de tal manera que son una caricatura y que al verlos ahora y leerlos después de 20 años, son Donald Trump o alguno de sus seguidores, pero que sirven para reflexionar sobre ellos”, concluyó la también autora de Peregrinos.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}