×
hace 2 meses
[Negocios]

Estas son las empresas beneficiadas por el Covid-19

Farmacéuticas, empresas que fabrican aparatos médicos y el comercio electrónico, entre otros sectores, se ven impulsados

Imprimir
Estas son las empresas beneficiadas por el Covid-19
Un investigador trabaja en una vacuna contra el Covid-19, en un laboratorio de la Universidad de Copenhague. Foto: AFP
Escuchar Nota


Madrid.- La pandemia del coronavirus está afectando severamente la economía mundial, paralizando países y destruyendo miles de empresas y puestos de trabajo; sin embargo, también genera oportunidades de negocio para muchos sectores, entre ellos el farmacéutico y los vinculados a la fabricación de material sanitario y desinfectantes.

Consideradas como unas de las corporaciones más rentables del mundo, las farmacéuticas han emprendido una carrera contrarreloj para encontrar una vacuna que servirá sin duda para salvar vidas, aunque también reportará magníficos dividendos a sus descubridores, especialmente si se comercializa desde la iniciativa privada.

Las acciones de PharmaMar, especializada en la investigación de productos innovadores, llegaron a subir 33% luego de que la compañía anunciara que uno de sus medicamentos antitumorales podía servir como vacuna contra el Covid-19.

Otros laboratorios también han experimentado fuertes subidas en bolsa tras revelar avances puntuales en sus investigaciones para frenar la pandemia, a pesar de que todavía no hay nada concreto.

“La agricultura y la alimentación están rindiendo a tope ante esta situación, porque hay gente preocupada, que tiene más necesidad de acopio de alimentos. También tendrá un salto importante la distribución logística, así como el comercio electrónico que tiene un despunte increíble.


“Esto, porque en una sociedad de consumo y con la gente confinada en casa hay un notable incremento de compra online”, señala a EL UNIVERSAL Mónica Melle, economista y profesora de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).


Empresas distribuidoras y de comercio electrónico como Amazon están contratando ya a decenas de miles de trabajadores en Estados Unidos y en el resto del mundo para enfrentar el aumento de la demanda, sobre todo en aquellos países que han decretado el aislamiento de su población.

La pandemia multiplicará significativamente los ingresos de compañías textiles dedicadas a la confección de productos sanitarios y material de prevención, además de beneficiar a los fabricantes de artículos de higiene.

En Reino Unido, los desinfectantes aumentaron sus ventas en 255% en febrero pasado en comparación con el mismo periodo de 2019, según datos de la firma de investigación de mercado Kantar. En Estados Unidos la venta de este tipo de productos, entre los que se incluye el gel para manos, subió en febrero más de 70%, detalla un informe de la consultora Nielsen.

Las firmas que se dedican a la fabricación de aparatos médicos para tratar a los enfermos más graves, como los respiradores de la multinacional estadounidense 3M, obtendrán fuertes ganancias adicionales debido a la extensión de la pandemia, así como las compañías que producen test para detectar rápidamente el coronavirus y que están abasteciendo a los países más necesitados.

También la sanidad privada de muchos países verá redoblados sus ingresos por el desvío de pacientes a sus instalaciones ante el colapso de los hospitales públicos y el incremento de las pruebas del coronavirus, consultas y revisiones médicas, con precios que pueden oscilar entre los 100 y los 800 euros, dependiendo de los casos y siempre que no existan complicaciones.

El papel de la tecnología digital

Las plataformas tecnológicas especializadas en el entretenimiento y el trabajo a distancia, están resultando igualmente favorecidas. La enseñanza digital se impone tras el cierre de los centros educativos, lo que obliga a los alumnos a seguir los cursos desde casa; supondrá también una excelente oportunidad de desarrollo para este sector telemático.

“La pandemia está obligando a muchas empresas a teletrabajar, por lo que hay un sector importante y fructífero en todo lo que tiene que ver con plataformas y software para el teletrabajo y la educación online destinada a colegios y universidades.


“Se está haciendo de la necesidad virtud, con un impulso notable a la economía digital, la economía 4.0. En este campo, estamos aprendiendo a marchas forzadas”, resalta la académica de la UCM.


El sector de la limpieza, tanto en productos como en servicios, está también experimentando un auge ante las necesidades de una mayor higiene en los inmuebles, porque no sólo hay demanda por parte de empresas e instituciones públicas, sino también de domicilios particulares.

Plataformas de entretenimiento como Netflix o HBO registran importantes picos de audiencia debido al confinamiento decretado en varios países y al incremento de los índices de consumo de series y películas como consecuencia del encierro en casa. La Unión Europea (UE) pidió a plataformas como YouTube que redujeran la calidad de sus videos en el viejo continente para evitar un posible colapso de internet. También hay un claro despunte de los juegos online, con mayores beneficios para las tecnológicas que desarrollan videojuegos.
Especuladores al acecho

Entre tanto río revuelto, los especuladores de cuello blanco buscan obtener fuertes ganancias con la pandemia, al aprovechar las turbulencias de los mercados financieros para comprar paquetes de acciones a bajo precio. Tan sólo en España, en la segunda semana del mes de marzo, algunas de las grandes fortunas movieron más de 120 millones de euros en operaciones destinadas a la adquisición de títulos que habían caído en picado.

“Las autoridades tendrían que intervenir directamente para preservar el interés general. El Estado debe garantizar el buen funcionamiento de los mercados. La falta de intervención en las bolsas ha generado movimientos especulativos en corto que han hecho ganar mucho dinero a unos pocos.


“Todo lo que tiene que ver con patentes, fármacos y vacunas también debería regularse, porque no puede ser que se gane dinero a costa del interés general, que tiene que estar por encima del beneficio privado”, indica la profesora universitaria.


Los despidos temporales y los gastos suplementarios derivados de la crisis sanitaria obligan a muchas personas a recurrir a los préstamos rápidos y a dilatar el pago de los créditos, generando mayores ingresos en comisiones para la banca y empresas prestamistas.

Otros de los sectores que pueden salir vencedores de esta crisis son las compañías de reparto de comida a domicilio. El hecho de que la gente no salga a la calle, evite acudir a lugares con aglomeración y trate de ir lo menos posible al supermercado, favorece a empresas como Deliveroo y Glovo, que están registrando un aumento significativo de clientes, así como los servicios de catering.

En medio de una depresión generalizada, distribuidoras de equipos de protección contra el virus están rentabilizando con creces la situación ante la fuerte demanda de países como Italia y España, especialmente golpeados por la pandemia.

“Multiplican los precios de una manera desorbitada e imponen unas condiciones hasta ahora nunca vistas: pago por adelantado sin garantizar el plazo de la entrega de la mercancía”, reseñaba el diario La Vanguardia de Barcelona a propósito de estas prácticas abusivas.


“La ética no debería estar reñida con la economía, pero en el modelo que tenemos de capitalismo salvaje cada vez son más incompatibles. La maximización del beneficio como criterio único no debe ser el único objetivo. Es un modelo insostenible. Hay que apelar a la responsabilidad social de los empresarios, especialmente en momentos como éste”, concluye la economista ante las ganancias desmedidas que obtendrían algunas corporaciones debido a la pandemia.


Contrastes

Frente a la voracidad de determinados sectores, destacan las empresas que decidieron modificar su línea industrial para atender algunas de las demandas más urgentes y dedicarse a la fabricación de materiales que requieren el personal sanitario y todos aquellos que trabajan en zonas de riesgo.

Las redes sociales como Facebook o Twitter y servicios de mensajería como WhatsApp también se están viendo beneficiados por la expansión del Covid-19 y la hiperactividad de los usuarios a través de internet y las redes de telefonía.

“La compañía ha detectado un aumento muy fuerte en el uso de sus aplicaciones, WhatsApp en particular, en las áreas más afectadas por la pandemia. Las llamadas de audio y video se han duplicado”, reconoció el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, luego de anunciar que se trabaja para fortalecer la infraestructura y evitar el colapso de la red social en países como Italia, especialmente golpeado por el virus.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}