×
hace 1 mes
[Saltillo]

Familia asegura que tras matarlo, Ada quiso simular un suicidio

Video de cámara de seguridad exhibe cómo ocurrió el asesinato de comerciante

Imprimir
Familia asegura que tras matarlo, Ada quiso simular un suicidio
Foto: Zócalo | Agencias
Escuchar Nota


Saltillo, Coah-. De acuerdo con las imágenes de seguridad del negocio El Pariente, Ada Griselda, homicida de Mario Torres, plantó el arma homicida en la mano izquierda del hombre, alterando la escena del crimen.

Según los registros videográficos de la cámara de seguridad tres, fue a las 4:12 horas que Mario Torres y Ada Griselda empezaron a forcejear, en lo que aparentemente era una discusión de pareja.



El hombre, quien aparece vestido con sudadera, gorra y pantalón de mezclilla, vio desde la puerta de la habitación cómo Ada acercó a la mesa una lata con cubiertos y un portacuchillos, de donde sacó uno para comenzar a agredirlo.

El forcejeo continuó y el hombre logró que su pareja soltara el cuchillo, sin embargo la discusión se prolongó y a las 4:14 Ada Griselda nuevamente tomó un cuchillo de la mesa, que de nuevo le fue arrebatado por la víctima.

La discusión entre la pareja continuó en un ir y venir en la habitación hasta desaparecer de la escena, para luego, a las 4:19 horas regresar a lo que aparentemente es una cocina, donde Ada Griselda ataca con una lata a Mario Torres.

El hombre se abalanza sobre la mujer, quien cae al piso y gatea hasta alcanzar el primer cuchillo, el que en un inicio Mario había logrado quitarle, fue ahí a las 4:20 horas que la homicida asesta una puñalada en el costado izquierdo de la víctima, dejándolo malherido.

Mario, indefenso, retrocede, pero su pareja lo acorrala, para verlo caer entre sus brazos, la mujer desesperada comienza a desvestir al hombre, que yace en el piso, solo para constatar la magnitud de la herida.

Ya en el piso, Mario es fotografiado por su agresora, a las 4:22 horas y posteriormente es manipulado, pues la mujer toma un tercer cuchillo de la mesa para colocarlo en la mano izquierda del comerciante, mientras continúa presuntamente sacando fotografías al cuerpo.

Ada Griselda permaneció en la escena del crimen hasta las 4:30 horas, tiempo que aprovechó para fotografiar desde diversos ángulos el cuerpo del hombre y manipularlo para presuntamente deslindarse de los hechos. La grabación termina con la mujer hincada a un lado del cuerpo de Mario.



Intentan lincharla

A 24 horas de ser exonerada del crimen del comerciante Mario Torres, Ada Griselda, acudió al negocio marcado con el número 1830 del bulevar Misión Santa Lucía, de la colonia Misión Cerritos, a fin de sustraer sus pertenencias, fue ahí que vecinos del sector, armados con piedras y palos, la atrincheraron con la finalidad de hacer justicia por su propia mano.

La sorprendida mujer no tuvo otra opción más que refugiarse en la camioneta en la que viajaba, que no pudo avanzar más de tres cuadras, pues la turba enfurecida se aglomeró impidiendo que el vehículo avanzara.

De acuerdo con los amigos, vecinos y familiares de la víctima, el hombre sufría abusos por parte de la mujer, que constantemente arremetía contra él de manera verbal y física.

“Vino a robar, rompió los sellos de un domicilio que no se debía abrir. ¡Justicia para Mario! ¡Asesina! Es una perra desgraciada que no vale nada y el señor Mario era un buen señor y era muy querido, ¡estamos indignados por todo esto y la vamos a ir a buscar! Donde se meta la vamos a ir a sacar y no va a quedar nada, así como ella lo hizo”, gritaban los vecinos enojados.

La cólera de la gente se elevó en cuanto la pareja del comerciante se envalentonó y lanzó miradas retadoras a quienes impedían que avanzara por el bulevar, por lo que intentaron hacerla bajar del vehículo para que pagara por el delito cometido.

“Lo apuñalaste perra, eres una asesina, ¿Por qué la apoya el oficial? ¿Por qué la apoya? ¡Están ayudando a huir a la asesina!”, exclamaban los vecinos de Misión Cerritos. 

Fue después de más de 30 minutos que elementos de la Policía Estatal arribaron al lugar para ayudar a Ada Griselda a avanzar a bordo del vehículo en el que viajaba, lo anterior sin proceder a la detención de la mujer, que previamente había roto los sellos de seguridad del domicilio, delito marcado en el Código Penal de Coahuila.

“Si rompió los sellos, la detención es tarea de la Fiscalía”, alegó uno de los elementos de la Policía Estatal, quien advirtió que su tarea era solamente la de liberar la vía.

El enojo de los vecinos de la colonia Misión Cerritos perduró por más de dos horas y los llevó a apedrear y patear a las unidades de la Policía que facilitaron la retirada del lugar de Griselda.

De acuerdo con Luis Mario Torres, hijo del occiso, durante la audiencia la jueza encargada del caso impidió la presentación de pruebas por parte de las víctimas indirectas de Ada Griselda, por lo que con una manifestación pacífica frente al Palacio de Gobierno pidieron a las autoridades retomar el caso y hacerle justicia a Mario.

 

Saquean negocio

Al continuar con los ánimos calientes y la impotencia de ver cómo ante sus ojos Ada Griselda se iba del lugar, los vecinos acudieron al negocio de la mujer, ubicado a tres casas del lugar donde le quitara la vida a Mario Torres.

Durante varios minutos, el comercio de cerveza fue objeto de violencia por parte de los habitantes, que huyeron cuando una caravana de patrullas arribó para resguardar el sitio por algunos minutos.

Al retiro de las unidades, la turba enfurecida se dispuso a abrir el local con picos y machetes, hasta lograr derribar la cortina del establecimiento, cometiendo el saqueo que ninguna autoridad fue capaz de impedir, debido a la cantidad de personas que participaron en el mismo, entre los que se pudo ver personas de todas las edades.

Por este motivo, arribaron más de 10 unidades de la Policía Municipal y elementos de la Guardia Nacional, quienes tomaron conocimiento de los hechos y al cierre de la edición no reportaron la detención de alguna persona. 


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}