×
hace 1 mes
[Estados]

Feministas mantienen refugio para mujeres en CNDH pese a división

Se retiraron las integrantes del colectivo "Ni Una Menos", dejando el inmueble en manos del grupo "Bloque Negro"

Imprimir
Feministas mantienen refugio para mujeres en CNDH pese a división
Escuchar Nota


Ciudad de México.- La antigua sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) seguirá operando como un refugio de mujeres, a pesar de la división al interior, dijo Érika Martínez, madre que busca justicia por la violación de su hija.

Este fin de semana se retiraron las integrantes del colectivo "Ni Una Menos", cuya vocera es Yesenia Zamudio, dejando el inmueble en manos del grupo "Bloque Negro", vinculado a Érika Martínez.

"El operativo sigue operando como refugio, sí hay familias, de aquí de la Ciudad de México, y hay un grupo de 'estudiantas' que no tienen para sus rentas, pero sigue el edificio ocupado", reiteró Martínez.

En entrevista, refirió que la reunión con María Fabiola Alanís, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, le ofrecieron a "Bloque Negro" operar un refugio en otro edificio, pero la propuesta fue rechazada.

"Nosotros no tenemos interés en irnos, tenemos necesidad para nuestras mujeres y niños de un refugio, además, este edificio ya es ícono de todas las mujeres que estamos en la lucha desde hace mucho tiempo con el feminismo", dijo.


"Con todo lo que ha pasado este edificio ha tomado otro valor histórico para nosotras las mujeres".

Este domingo, los víveres continuaron llegando al edificio de Cuba 60 de manos de mujeres y hombres que apoyan la toma del edificio de la CNDH.

Siempre encapuchadas y vestidas en tonos oscuros, las integrantes del "Bloque Negro" se definen como separatistas y radicales, es decir que prefieren mantener a los hombres al margen y no temen usar la fuerza.

"Son morras normales, que van a la escuela o trabajo y tienen una vida, pero todas son así de entregadas a poner el cuerpo porque son sobrevivientes, son mujeres que vivieron algún tipo de violencia y saben que en este país feminicida nadie nos escucha y no hay justicia", explican en un mensaje que han comenzado a circular en redes sociales.

"Por eso rayan, pintan, se manifiestan con la digna rabia de saber que nadie nos escucha. Así de simple. El Bloque Negro no se puede vender porque son todas en todos los lugares del país, que en estos momentos se están levantando porque ya estamos hartas".



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}