×
hace 1 mes
[Espectáculos]

Goza Bracamontes estar en familia

Comparte la actriz cómo ha vivido la cuarentena en Miami

Imprimir
Goza Bracamontes estar en familia
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Guadalajara, Jal.- Jacqueline Bracamontes pasa el periodo de contingencia junto a su esposo, Martín Fuentes, y sus hijas, Jackita, Renata, Carolina, Paula y Emilia, en su casa de Miami, espacio ideal para disfrutar al máximo de su familia.

A finales de marzo, la familia Fuentes Bracamontes se refugió en su casa de Miami para pasar la cuarentena, donde hasta la fecha disfrutan del confinamiento entre juegos, clases en línea y distintas actividades que la exreina de belleza y Martín han ideado para entretener a sus hijas, Jackita, Renata, Carolina, Paula y Emilia.

La actriz asegura que establecerse ahí no era su plan, sin embargo fue algo que resultó perfecto para todos.

“Pienso que la vida nos trajo para acá; días antes, Martín se fue a esquiar a Vail con las niñas grandes, yo estaba haciendo una película en Cancún y, a las gemelas, las tenía mi suegra en México”, relató.

“Pospusieron el filme y me regresé al país, no sabía qué hacer y a él se le ocurrió que todos nos viniéramos a Estados Unidos en lo que todo esto pasaba, pues las pequeñas no tendrían clases y podíamos aprovechar Semana Santa y Pascua”.

A la par, Jacky agregó que también estaba en grabaciones de La Voz US y, como aún no sabía si continuarían, le quedaba perfecto irse para allá.



Sobre su experiencia en Florida, dijo que las medidas sanitarias son iguales que en todos lados, y ellos se limitan a quedarse en casa, aunque cuando tiene que ir al supermercado o al pediatra, usa cubrebocas, guantes, toallas desinfectantes y siempre carga un gel antibacterial.

“Cuando traigo las compras, limpiamos absolutamente todo. La cosa es que ya abrieron restaurantes y cines, obviamente siguiendo todas las medidas de seguridad, pero al platicarlo con mi esposo, la verdad, nos da miedo porque no saldríamos con la misma libertad, así que, por lo pronto, preferimos seguir encerraditos”, detalló.

Acerca de las cosas positivas que encontró en este periodo, confesó que lo mejor es que sus hijas han tenido la oportunidad de estar con sus papás 24/7, lo cual no pasa regularmente, pues tanto Martín como Jacqueline suelen viajar por trabajo.

“Para mí, ha sido un privilegio hacer todas las comidas con ellas, jugar, contarles cuentos en las noches, rezar antes de ir a la cama, dormirnos abrazadas, ha sido súper lindo", platicó.

Por lo pronto, la familia no planea regresar a la capital, pues es muy arriesgado viajar con las niñas; además, aprovechan el estar en una casa con espacios para vivir el aislamiento cómodos, y disfrutan de la alberca y el mar, lo cual no ocurriría en su departamento de México.





Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}