×
hace 1 mes
[Local]

Iglesia doméstica, más viva que nunca

Admite sacerdote que la pandemia traerá cambios sin excepción

Imprimir
Iglesia doméstica, más viva que nunca
En la solemnidad del pentecostés el padre resaltó que la iglesia doméstica, en los hogares está más viva que nunca.
Escuchar Nota


Monclova, Coah.- Dicen los sociólogos, los economistas, los educadores, los antropólogos, que definitivamente la humanidad va a cambiar a raíz de esta pandemia y pues la iglesia que también es una realidad humana una iglesia estructurada institucionalmente, conformada por seres humanos tampoco es la excepción, expresó ayer el padre Eduardo Neri durante la homilía de la misa dominical.

El sacramento siguió transmitiendo en vivo a través de la página de Facebook “Santiago Apóstol” a raíz del cierre de las capillas y parroquias ante la contingencia sanitaria sin que el sacerdote especificará el día del regreso en razón de la ampliación de la cuarentena decretada por un mes más, hasta el 30 de junio.

Haciendo alusión a la celebración eucarística dominical de este domingo en que se celebró la solemnidad de pentecostés, el padre llamó a reflexionar sobre la comunidad cristiana y la iglesia doméstica que con el confinamiento ha revivido en los hogares.

“Cuando hablamos de iglesia no nos referimos el mensaje de transmitir ni a su fundador que es nuestro Señor el principio y fin de la vida, tampoco se pone en tela de juicio ni vamos a buscar cambiar las verdades de la fe ni tampoco la gracia que nos dan los sacramentos, no se trata de eso, más bien es la adaptación de la misión de la iglesia en una realidad que se está transformando”.

“También hay que decirlo no vamos a cambiar de la noche a la mañana, esto es un proceso, es un tiempo que se va a llevar de acoplamiento, todavía hay muchas situaciones que habrá que enfrentar, nos vamos a encontrar con muchos tropiezos seguramente en el ejercicio de esa interacción”

“Queremos ir renovando como iglesia, una institución nuevamente en la comunidad porque la Iglesia de Cristo está viva, la iglesia del Señor está palpitante, está aconteciendo y está expandiéndose gracias a ustedes, sobre todo ahí en sus casas, en sus hogares, y desde sus casas y hogares la iglesia doméstica está más viva que nunca”.

“Son muy pocos los que ya tenían esa conciencia de ser iglesia doméstica, la Iglesia de Cristo, de los hogares y desde ahí testimoniar la fe, la esperanza, la caridad pero la gran mayoría de los que hoy por hoy gracias a eso ahora se reconectan con el sentido original y profundo de la comunidad cristiana que es la familia y el hogar que es la pequeña comunidad”, puntualizó.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}