×
hace 1 mes
[Saltillo]

Iker Arreola Silva, el pequeño saltillense que luchó arduamente contra el cáncer hasta el final

El niño fuerte siempre vivió su enfermedad de la mejor manera; hoy se fue con su último aliento, Iker ya descansa

Imprimir
Iker Arreola Silva, el pequeño saltillense que luchó arduamente contra el cáncer hasta el final
Fotos: Zócalo | Cortesía
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Hasta el último aliento, el pequeño Iker Arreola Silva jamás dejó de sonreír. Después de luchar contra el cáncer durante tres años, sus ojos se cerraron para siempre, sin una mueca de dolor, tranquilo, junto a su familia.

El pequeño que el 28 de octubre habría cumplido 7 años, falleció la semana anterior en San Antonio, Texas, ciudad donde permaneció junto a sus padres, Augusto Arreola y Maricarmen Silva, así como con sus dos hermanos. Sus cenizas ya se encuentran en Saltillo, ciudad a la que adoraba, extrañaba y en la que anhelaba acudir a la feria.

La lucha de Iker contra el cáncer inició cuando aun corría y se divertía por los pasillos y jardines del Instituto Vivir. A sus 4 años fue detectado con Rhabdomysarcoma, un tumor en el hombro izquierdo.

Luego de la operación para retirarlo, y por el complicado tratamiento que seguía a ello decidieron dejarlo todo en su casa, en la capital coahuilense, y emprender esta batalla en San Antonio, a donde, afirma la tía de Iker, Indira Arreola, llegaron sin nada, sin tener siquiera la certeza de dónde dormir, pero su mayor fuerza de buscar una solución por un pequeño que tenía el entusiasmo de vivir.



Fueron difíciles jornadas que el pequeño encaró con valor, siempre acompañado del amor de sus seres queridos. A los médicos en Texas siempre les llamó la atención las ganas de Iker, la felicidad que irradiaba a tal grado que, después de cada sesión de quimioterapia, se ponía a bailar, de ahí se ganó el sobrenombre del “niño fuerte” en el hospital infantil de aquella ciudad.

De hecho, en el verano del año anterior el pequeño saltillense tocó la campana de este mismo hospital, para declarar su triunfo ante el cáncer.



Regresa el cáncer

Fue en octubre de 2019 cuando las malas noticias llegaron al seno de la familia Arreola Silva: el cáncer había regresado, pero ahora en el pulmón izquierdo, el cual se diseminó y multiplicó con rapidez.


“Fuerza Iker” fue una frase que marcó la batalla del pequeño y se convirtió en el Movimiento Fuerza Iker
, a través del cual la familia apoyó a familias, a niños que atravesaban situaciones similares.

En los últimos meses ya no podía caminar, el cáncer continuaba y dejó estragos en su salud, pero tuvieron la oportunidad de disfrutarse en familia.



Fuerza Iker

Su despedida fue tranquila, silenciosa. La familia asegura que deja un gran hueco que llenarán con todo su amor.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}