×
hace 1 mes
[Negocios]

Inequidad y desigualdad, causas de bajo crecimiento en México: Herrera

Sostuvo que la falta de equidad y la desigualdad del país en diversos rubros, pero en particular en el de género

Imprimir
Inequidad y desigualdad, causas de bajo crecimiento en México: Herrera
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- La falta de equidad y la desigualdad que tiene México, en particular en materia de género, son unas de las razones principales por las cuales la economía no crece más, ante lo cual deben aprovechas las coyunturas actuales, como el COVID-19 y el T-MEC, para ir resolviendo estas injusticias, sostuvo el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez.

En la inauguración de Mujer Exporta Mx, la primera ronda de negocios digital para empresarias mexicanas, aseguró que la falta de participación de las mujeres en la economía mexicana es el problema que resume los grandes retos de país.

Junto con las secretarias de Economía, Graciela Márquez; de Cultura, Alejandra Frausto, así como la presidenta de Inmujeres, Nadine Gasman, sostuvo que la falta de equidad y la desigualdad del país en diversos rubros, pero en particular en el de género, es una de las razones principales por las cuales no crece más, ni lo hace de manera más incluyente.

Refirió que de la Población Económicamente Activa (PEA) en México, que comprende a las personas de 15 años y más, 74.5 por ciento de los hombres se encuentra en el mercado laboral, pero sólo 43 por ciento de las mujeres trabaja.

Afirmó que esta cifra ilustra dos desigualdades brutales; la primera, menos de una de cada dos mujeres en edad de trabajar se encuentra en el mercado, lo que en la equidad de género, el empoderamiento y de posibilidad de tener acceso a un salario.

Además, una de las brechas brutales con relación a la equidad entre géneros es la diferencia entre los hombres y las mujeres que trabajan, que es de 30 puntos, si se considera su participación en la PEA, de 74.5 y 43 por ciento, respectiva, por lo cual “es difícil encontrar un país con un nivel de desigualdad tan alto como el de México”.

Precisó que aunque se podría pensar que esto es parte de una cultura machista en el país, los números de México son peores que los de otros países de América Latina, ya que mientras sólo 43 por ciento de las mujeres mexicanas trabaja, en Argentina lo hace el 45.2 por ciento, en Colombia 50.1 por ciento y en Perú el 67.9 por ciento.

Refirió que si México alcanzará un nivel de participación similar a la de Argentina, 1.3 millones adicionales de mujeres mexicanas incorporaría al trabajo, con la de Colombia se traduciría en 3.7 millones más y con la de Perú se incorporarían 12.4 millones.

Comparó que esta última cifra, 12.4 millones, es similar al número de mexicanos que salieron temporalmente del mercado laboral en abril pasado a causa del impacto económico de la crisis de COVID-19, la más grave del país desde 1932, de los cuales ya se han recuperado siete millones.

“Estamos hablando de que una participación tan baja es equivalente a la de la crisis más seria que puede tener que puede tener nuestro país”, agregó el encargado de las finanzas públicas del país.



Esta falta de equidad y desigualdad, aclaró, pasa a todos los niveles ya que, en los países de la OCDE, sólo 20 por ciento de las mujeres tienen puestos directivos, mientras que en México la proporción es de 7.5 por ciento, “una cantidad inexplicable”.

Las consecuencias de ello, agregó Herrera Gutiérrez, es un amplia la brecha salarial, ya que a las mujeres se les paga 21 por ciento menos que a los hombres, además dedican 40 horas más al mes al cuidado de los hijos.

Si bien México ha avanzado en este tema, pero lo ha hecho a tasas tan lentas, que si sigue avanzando a ese ritmo, en 20 o 30 años la situación no habría cambiado radicalmente.

Ante ello, dijo, se necesita cambiarlo ahora de manera decidida ya que la coyuntura de la pandemia ha sacado a la superficie y ha hecho más patentes algunas de las grandes injusticias que tiene en el país, pero también ha traído a la superficie la necesidad de resolver de manera colectiva algunos de estos problemas.

No obstante, precisó, el Covid-19 no es el único elemento coyuntural de quiebre importante para el país, el otro el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, el cual le da al país condiciones de certidumbre distintas a las que tenía hace un año y las de otros países, por lo cual debe saber aprovechar estas coyunturas.

Por su parte, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, resaltó que sólo cuatro de cada 100 mil pequeñas y medianas empresas (Pymes) mexicanas participan en las cadenas globales de valor, 87 por ciento no lo hace por falta de información y para muchas la vida exportadora dura en promedio sólo seis años.

Por ello, dijo, la dependencia a su cargo trabaja en mejorar la incorporación de Mipymes en la cadena exportadora,
en particular aquellas empresas encabezadas por mujeres, y se ha enfocado en entender la dinámica de los mercados para crear acciones precisas que contribuyan a este objetivo.

Señaló que la ronda de negocios Mujer Exporta Mx materializa el interés del Gobierno federal por apoyar a las Mipymes a que puedan exportar, un elemento central de la política comercial que impulsamos desde la Secretaría de Economía.

La inclusión además de incorporar a las mujeres a la economía, también tiene que enfocarse a las micro, pequeñas y medianas empresas, aseguró la funcionaria.



Con información de La Razón


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}