×
hace 5 días
[Espectáculos]

Inundan policías y soldados el cine

Son los dos primeros títulos fuertes del año

Imprimir
Inundan policías y soldados el cine
Foto: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Una tiene una enorme legión de seguidores y la otra se ha alzado como la gran sorpresa en la temporada de premios. Se trata de 1917, el más reciente filme del laureado Sam Mendes, y Bad Boys para Siempre, la esperada tercera secuela de la popular saga iniciada en 1995, que se estrenan simultáneamente en las salas mexicanas. Dos propuestas para gustos diferentes.

Cine de altura

1917, filme nominado a 10 Oscar llega a México luego de, encabezar el fin de semana la taquilla en Estados Unidos y Canadá, desplazando a la última entrega de la saga Star Wars.

El largometraje de guerra, elegido como Mejor Película de Drama en los Globos de Oro, recaudó 37 millones de dólares en su estreno ampliado en las salas de estos dos países.

Mendes manufactura en 1917 un retrato innovador y profundamente personal sobre la I Guerra Mundial,

La cinta se inspira en las historias que su abuelo, que sirvió al ejército británico, le contó. La trama sigue a dos soldados británicos en una peligrosa misión a través de tierra de nadie, en la que, enfrentando una muerte casi segura, deben entregar un mensaje vital que ordena que se aborte un calamitoso ataque planeado en líneas alemanas.

En un experimento cinematográfico radical, Mendes y el director de fotografía Roger Deakins
deslizan la cámara desde las trincheras hasta campos de batalla llenos de cráteres en una ciudad francesa devastada, en lo que parece ser casi una toma continua que se extiende durante dos horas.

“Ellos nunca habían hecho una película en una toma continua. Ninguno de nosotros lo había hecho”, dijo Dean-Charles Chapman, el otro actor principal de la cinta, a la AFP en un evento en Beverly Hills organizado por la Academia Británica de Cine.



Chapman y MacKay recordaron cómo ensayaron sus escenas durante meses, “leyéndolas en un campo abierto”, repitiendo movimientos y diálogos hasta que se convirtieron en memoria muscular.

A su alrededor, iba naciendo una réplica a escala real del campo de batalla.

“Íbamos caminando a través de estacas que colocamos en el suelo para marcar la pared, el comienzo, el final”, recordó Chapman. “Poco a poco el set se convertiría en una trinchera, luego ajustábamos el tamaño del set alrededor de la escena. Y así lo hacíamos con cada escena... tardamos seis meses en hacerlo”.

Mendes dijo que deliberadamente escogió actores que no eran “grandes estrellas de cine” en un intento porque la audiencia empatizara con ellos y no pudiera adivinar si sobrevivirían.

“Tal vez ambos son asesinados, no lo sé. Mientras que si se trata de Leonardo DiCaprio, entonces quizás sepas que va a sobrevivir”, dijo Mendes a AFP en París el mes pasado.

1917 cuenta con estrellas británicas como Colin Firth, Benedict Cumberbatch y Andrew Scott, pero sus roles son secundarios.

La base de la trama fue una historia particular que el abuelo de Mendes, Alfred, le contó sobre su servicio como mensajero en el Frente Occidental.

La complementó con otros relatos reales de la guerra tomados de cartas, diarios y otras investigaciones.

“Supongo que es más personal porque viene directamente de mí, aunque siento que nunca hice una película que no fuera personal en algún nivel”, dijo Mendes.

La película resultó tener conexiones personales para sus actores también. Chapman dijo a AFP que durante su investigación para el papel del soldado de primera clase Blake lo llevó a descubrir un fragmento del diario de su tatarabuelo en un libro llamado The Western Front Diaries.

Los actores también visitaron Francia y Bélgica para ver los lugares de la guerra, aunque la película fue filmada en Gran Bretaña.

¿La tercera es la vencida?

Precedida de su estreno en Miami y Los Ángeles, llega a México la tercera entrega de Bad Boys, con Will Smith y Martin Lawrence a la cabeza.

“Teníamos que volver a Miami donde empezó todo”, dijo Smith, quien repite su personaje de Mike Lowrey, durante la premier de Miami. A su lado estaba Lawrence (Marcus Burnett).

Los actores fueron recibidos por centenares de personas que se aglutinaron el domingo por la noche en el área de Lincoln Road para verlos. Los gritos de emoción y del tráfico colapsado competían con el reguetón que amenizó el momento.

Recién llegados de Europa y emocionados de estar en la ciudad,
donde grabaron la mayor parte de los exteriores, Smith y Lawrence tomaron en la alfombra un cafecito cubano y aseguraron que el mensaje del filme es que “todo el mundo necesita un amigo del alma”.



“Para nosotros fue importante que los personajes fueran una especie de espejo de lo que estaba pasando en nuestra vida y queríamos que la historia no fuese una copia de las películas anteriores”, dijeron.

“Queríamos que fuese un reflejo de lo que somos”, dijo Smith
al subrayar que la tercera entrega de Bad Boys toca temas como el retiro, hacerse mayor y lo que se siente al mirar que ha pasado gran parte de la vida.

Además, “el sabor latino tiene 10 puntos en la película, comenzando por la música”, prosiguió el artista. “Para mí y para (DJ) Khaled era muy importante contar con una banda sonora que representara lo que es Miami hoy”.

Mientras en la alfombra azul desfilaban algunos de los principales exponentes de la música urbana en español, como Manuel Turizo, Mottif y Maffio y Nicky Jam, quien encarna al villano Zway-lo, sonaban Muévelo y Morado.

Las canciones de Daddy Yankee y Nicky Jam, la primera, y J Balvin, la segunda, forman parte de la música de la película.

Vestido de un elengantísimo smoking, que contrastaba con los atuendos más casuales de Smith y Lawrence, Nicky Jam se declaró “muy emocionado”.

“La música de nosotros fue muy marginada, pensaban que solo era para los caseríos (barrios pobres), como dicen en mi país“, dijo.

“Estar ahora en mi segunda película de Hollywood, representando al género que ayudé a crear es algo que me llena de orgullo”, detalló.

La premier de Miami, donde tiene lugar la acción de la película, fue la primera en el continente americano y a esta siguió la de Los Ángeles.

Bad Boys For Life se centra en los esfuerzos de la Policía de Miami por capturar al narcotraficante Armando Armas.

Además de Nicky Jam, las actrices mexicanas Paola Núñez y Kate del Castillo son parte del elenco.







Imprimir
te puede interesar
[Internacional]
hace cerca de 22 horas
[Deportes]
hace cerca de 5 horas
[Seguridad]
hace cerca de 5 horas
[Eagle Pass]
hace cerca de 5 horas
[Seguridad]
hace cerca de 5 horas