×
hace 1 mes
[Arte]

Irá la OFDC al Cervantino

Inicia temporada 2020

Imprimir
Irá la OFDC al Cervantino
Foto: Zócalo | Staff
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- A lo largo de casi cinco años la Orquesta Filarmónica del Desierto (OFDC) ha intentado acercar la música clásica a las personas. Primero a los Saltillenses, cuando era la Orquesta Filarmónica de Saltillo y, después gracias a la Secretaría de Cultura (Sec), a todo el estado.

El ensamble, que presentó el jueves el concierto Solistas del Desierto contó con el violín de Lilia Naydenova; la tuba de Leswi Pantoja y una presentación especial del Concierto de Brandemburgo, es también uno de los principales eventos que la Secretaría de Cultura tiene contemplados para la presentación en el Festival Internacional Cervantino 2020, a celebrarse el próximo noviembre y del cual Coahuila es el estado invitado.

Además de la música, se ofrecerán muestras artesanales y gastronómicas, según detalló Ana Sofía García Camil, secretaria de Cultura a Zócalo en una entrevista previa al concierto, en la cual señaló que ya se encuentran haciendo una delimitación de la oferta.

“Estamos haciendo una curaduría porque no se pueden llevar demasiados eventos, ya que tienen que ser de mucho impacto y mucha calidad. Más o menos acorde a lo que ellos ya tienen con sus experiencias de otros años. La otra semana voy a la Ciudad de México, donde nos plantearán cómo es el tema, cómo se puede programar dentro del festival y qué tipo de eventos”, apuntó.


Todo Coahuila

García Camil explicó que no se desea centrar la oferta en los municipios principales como son Saltillo, Torreón y Monclova, sino que se hará un sondeo para conocer a grupos, colectivos y creadores de otros lugares para conocer qué es lo que se llevará.

Entre los elementos ya contemplados están, además de la OFDC, muestras vinícolas de los municipios de Arteaga y Parras, así como el concepto de la ruta Vinos y Dinos. Por otra parte se tiene planeado “hacer algo con el sarape de aquí y un rebozo de Guanajuato”.

Se espera que con esta invitación al Festival Cervantino, Coahuila reciba una mayor proyección hacia el mundo, ya que es uno de los únicos tres estados norteños en ser invitados. Eso se debe también, a que durante varios años, el Festival Internacional de las Artes Julio Torri colaboró con el evento guanajuatense.

Ahora, García Camil, espera que el trabajo se vea reflejado en una oportunidad para los artistas y artesanos del estado que quieran mostrar su trabajo. Además de comenzar a hacer un festival más autosustentable, debido a los recortes federales al ámbito de la cultura.

Eso pudo observarse en el FIAJT 2019, con una cartelera más pequeña y curada. Ese mismo esquema se repetirá este año.

“Tendrá que buscar estrategias y mucho apoyo de iniciativa privada que también está pasando por momentos complicados. La idea es que aun así, estos proyectos y festivales se mantengan. Creo que este año vamos a darle más cabida a los artistas coahuilenses y nacionales, y sí va a ser más cortito el festival, ya que sí es difícil mantener dos eventos de ese tamaño al mismo tiempo. La estrategia es buscar otras fuentes de financiamiento y continuar con las alianzas con los municipios que nos ayudó muchísimo el año pasado”, concluyó. 



Música

Con dos temporadas de conciertos al año, dividida por semestres, van desde los grandes maestros de la composición como Johann Sebastian Bach, Wolfgang Amadeus Mozart o Ludwig van Beethoven a lo más popular y conocido, como las bandas sonoras de Star Wars y El Señor de los Anillos, o la música de Coldplay. Cada uno de esos conciertos se encuentra dirigido por la batuta de Natanael Espinoza pero ejecutada por una cuantiosa lista de nombres, talentos nacionales e internacionales que enriquecen el sonido con su trabajo y que, la noche del jueves, tuvieron la oportunidad de mostrarlo en Solistas del Desierto, el primer concierto de la temporada 2020.

Para la gala del jueves, el programa inició con la participación de su violinista principal Lilia Naydenova, con el Valse-Scherzo para Violín de Tchaikovski y la Introducción y Tarantela Op. 43, de Pablo Sarasate.

Continuó la tuba de Leswi Pantoja, con el Concierto para Tuba en fa menor de Ralph Vaughan Williams, una composición poderosa potenciada por el sonido del instrumento. Seguido por el Ensamble de Cámara OFDC que interpretó el Concierto Brandemburgo, demostrando su talento al improvisar sobre el escenario.

El programa se completó con los solistas Maiquel Rodríguez al contrabajo;
Armando Rodríguez en el corno inglés; el oboe de Luis Antonio Torres; el clarinetista Gustavo Yescas y el trombín de Osvaldo Ochoa con el concertino Braulio Labañino.





Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}