×
hace 3 meses
[Tecnología]

Javier Verdura, el ingeniero mexicano que diseña los coches de Tesla

El mexicano explicó que la misión de Tesla es acelerar la transición global a energía sustentable

Imprimir
Javier Verdura, el ingeniero mexicano que diseña los coches de Tesla
Foto: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- En la misma época en la que se jugaba el Mundial de México 86, en el Museo Rufino Tamayo de la Ciudad de México se presentaba una exposición llamada “Italia Diseño”, la cual se había montado ahí en honor a los italianos que habían ganado la Copa del Mundo anterior.

Por esos días, Javier Verdura era un estudiante que no sabía qué hacer con su vida y que cursaba la prepa en el Colegio Williams, de Mixcoac; pero un día fue a ver esa exposición en ese museo de Chapultepec y descubrió cuál iba a ser su profesión: el Diseño Industrial.

Hoy, Javier tiene uno de los puestos más importantes en una de las empresas más innovadoras del mundo: director de Diseño de Tesla.

A Estados Unidos por un sueño

Sí, en esa firma fundada por Elon Musk, este mexicano es el encargado de diseñar revolucionarios autos eléctricos y otros productos, como los tejados con celdas solares, además de que participa en los proyectos espaciales de SpaceX.

Pero para llegar a ese nivel, tuvo que migrar a Estados Unidos y hacer su carrera en ese país.

"Cuando vi la exposición me quedé impactado con el diseño, investigué dónde lo podía estudiar y me puse como meta que me aceptaran en el Art Center College of Design, en Pasadena, California. Era muy difícil, pero ahí acabé”, relató.

“Yo quería regresarme a México, pero no encontré un auge para poder avanzar, por lo que seguí mi carrera en Estados Unidos”.

Su llegada a Tesla

Antes de llegar a Tesla, él era socio de una compañía de diseño industrial, en donde básicamente creaba empaques y otros productos.

“La meta era diseñarlo lo más bonito posible para que la gente comprara más; sin embargo, luego me di cuenta que esas cosas hacían más fácil la vida, pero también incitaban al consumismo, lo cual daña al planeta”, recordó durante una conferencia dictada en el marco del congreso MELIXP, organizado en la Ciudad de México por la empresa Mercado Libre.

En 2012, Franz von Holzhausen, excompañero de clase y que era director Creativo de Tesla, lo invitó a unirse a esa todavía naciente compañía.

"Me hizo todo el sentido, porque estando en Tesla estaba impactando de una manera más positiva al planeta”, aseguró Javier, quien está a cargo del estudio de diseño de Tesla, en Los Ángeles, donde trabajan 150 personas.

El mexicano explicó que la misión de Tesla es acelerar la transición global a energía sustentable, por lo que es una compañía que ahora hace mucho más cosas que coches eléctricos.

“Una de las cosas que se pueden hacer para terminar con la contaminación y el calentamiento global es poner coches eléctricos y energía sustentable”, recalcó.
Por cierto, es eléctrico

Javier apuntó que el éxito de Tesla ha sido tan grande que la compañía no ha invertido un solo dólar en anuncios de prensa o televisión, ya que su prestigio se transmite de boca a boca. Y en eso, el diseño juega un papel muy importante: “Si diseñas bien algo y tienes la mejor tecnología, la gente va a llegar”, mencionó.

En comparación con los otros coches eléctricos que hay en el mercado, Javier aseguró que los de Tesla son más atractivos. “Los otros coches eléctricos no son deseables, no son sexis”, aseguró.

"Elon pidió que hiciéramos el coche más bonito, mas rápido, más seguro, que todo mundo va a querer y que, por cierto, también es eléctrico”, recordó.
Reiteró que estos autos siguen el principio de que el diseño es tener menos para ser más. “Así, por ejemplo, en el diseño interior de nuestros coches no debe haber muchos botones para ser sofisticados”, explicó. “Si Tesla no hubiera invertido en el diseño, no estaría donde está ahora. El diseño es una necesidad”.

“Lanzamos el primer coche hace ocho años, el Model S, y en este tiempo Tesla se ha vuelto la segunda compañía de coches más valiosa del mundo por arriba de Mercedes y Volkswagen”, abundó.


Su proyecto más difícil

Pero el proyecto más complejo para Javier no fue el diseño de coches, sino de otro producto de la empresa: techos para casas.

Las casas con paneles solares en el techo suelen verse feas, por lo que Musk quería crear un techo que las incorporara en un diseño discreto que se pudiera adaptar a cualquier construcción.

"Nunca antes había diseñado un techo, fue el proyecto más difícil de mi carrera porque no sabía cómo empezar”, aseguró.
El resultado fue el Solar Roof, que son unas tejas solares que reemplazan el techo existente en las casas y que pueden alimentar el hogar durante varios años con la energía que producen.

Para llegar a ese resultado solamente tuvo un plazo de un par de meses, pero su jefe no le dio la fecha límite en persona.

“Muchas veces me entero de las fechas en las que tengo que entregar las cosas por el Twitter de Elon. Empezamos el proyecto en agosto y teníamos que entregarlo en octubre”, reveló.
Sobre trabajar con Musk, dijo que tiene objetivos bien definidos. “Tiene una visión muy fija, nada se va a poner enfrente de él. Va a 100 por hora y nadie lo va a parar”, indicó.

“Él siempre dice que se puede hacer algo y lo hacemos. Tú piensas que algo es imposible, pero casi siempre es posible y ese tipo de pensamiento es el que tiene él, esa cultura en la que nada va a obstruir con sus planes. Tiene mucho empuje hacia todo”.

El futuro

Para Javier, el coche seguirá siendo el vehículo más importante, al menos durante los próximos 20 años.

Dijo que irán evolucionado a coches autónomos, lo cual también va a cambiar aspectos importantes del diseño de los autos, como los interiores, ya que las personas tendrán otras actividades cuando viajen en ellos.

Asimismo, esto requerirá que se modifiquen algunas cosas, como los elementos de seguridad que hoy tienen los coches.

"Pero la infraestructura para los coches, como las carreteras y los caminos, va a ser muy difícil que cambien muy rápido; porque la tecnología puede cambiar, pero la infraestructura debe adaptarse a ella”, subrayó. “Si todo mundo empezara a comprar coches hoy, tardaría 20 años en ser todos eléctricos”.
Para Javier, trabajar en Tesla es un privilegio. “No pasa un día que no esté agradecido de estar en donde estoy”, afirmó.


Fuente: López Dóriga Digital, con información de Carlos Tomasini



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}