×
hace 1 mes
[ELITE]

Juan Pablo y Luis Gerardo, se ponen la camiseta por Saltillo

Este par de jóvenes saltillenses encabezan una iniciativa con la que buscan apoyar a los más necesitados

Imprimir
Juan Pablo y Luis Gerardo, se ponen la camiseta por Saltillo
Foto: Zócalo | Staff
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Con el lanzamiento de la marca local No Brand Needed (NBN), los saltillenses Juan Pablo Dávila, de 23 años, y Luis Gerardo García, de 20 años, buscan sumar esfuerzos de diferentes sectores de la sociedad en beneficio de los más necesitados.

Su objetivo principal es ayudar a la mayor cantidad de gente posible a través de la venta de camisetas con un bordado de un ícono en especial, ubicado en la parte superior izquierda. Estos símbolos representan los grupos de la sociedad saltillenses para los que van destinados los recursos que recauden con la venta de estas playeras.

A pesar de que la idea nació en la mente de Luis Gerardo desde tiempo atrás, el contexto generado por el Covid-19 fue la plataforma ideal para echar a andar el proyecto al que se sumó Juan Pablo luego de estar en el movimiento Juntos Somos Más, donde se hacía el trabajo de apoyo a grupos vulnerables de la localidad.

“En ese proyecto Luis Gerardo vio que hacíamos un buen trabajo y como él ya traía la idea de la marca de ropa, decidimos fusionar las dos ideas para apoyar y hacer cosas grandes”, explicó Juan Pablo.




Con el lanzamiento oficial de NBN, la primera asociación que beneficiarán será el asilo El Ropero del Pobre, por lo que lanzan la invitación a todos los saltillenses para que se sumen a su iniciativa.

“Los invito a que crean que sí se puede, a ponernos la camiseta como saltillenses y hacer un movimiento más grande”, dijo Luis Gerardo.


Por todo esto, Elite charló con este par de jóvenes emprendedores de la ciudad para conocer todo lo que hay detrás de NBN, una marca emanada de su fuerte compromiso con la sociedad y, sin lugar a dudas, de su gran amor por Saltillo.



En apoyo de diferentes sectores

“NBN es una marca de ropa que nace de un movimiento, cuyo objetivo es ayudar a la mayor cantidad de gente”, enfatiza Luis Gerardo y argumenta que con todo esto también desean crear un hábito entre la población, como lo es adquirir una prenda para ayudar a los demás.


Llevan tres semanas trabajando en el proyecto y ya cuentan con su primera meta: beneficiar al asilo El Ropero del Pobre, uno de los centros para adultos mayores más emblemáticos de la localidad.

“En estas semanas nos hemos dado cuenta que mucha gente quiere apoyar, pero no encuentra la forma de hacerlo, por eso decidimos darnos a conocer”, argumentó Juan Pablo y detalló que hasta el momento han hecho buena mancuerna con diferentes asociaciones civiles a quienes apoyarán en el futuro.




En ese sentido, la camiseta que promueven cuenta con un diseño minimalista a base de un color sólido y en la zona izquierda del pecho tiene un bordado con un símbolo que hace referencia al grupo de la sociedad que beneficiarán con la compra de esa playera.

Actualmente, cuentan con tres íconos: el cubrebocas, que representa el apoyo con insumos para el personal médico que combate el Covid-19; un chef, que significan donativos en despensa o box lunch para los más necesitados, y la forma del coronavirus, que los compromete a brindar ayuda en lo que se requiera como parte de las consecuencias del virus en la ciudad.

“El chiste es no hacerlo solo en estos momentos, sino consolidar la marca y más adelante buscar otras áreas en las que podamos apoyar”, recalcó Luis Gerardo.


Generan una cadena de valor

Al lanzar oficialmente su proyecto en el contexto de la pandemia de Covid-19, los jóvenes emprendedores se dieron cuenta de que a muchas personas que se dedican a la costura se les está complicando el panorama económico, por eso la confección de su camiseta ha representado un alivio para ese sector.

“Una de las personas que nos apoya con el bordado nos dijo que están batallando con el trabajo, que si no les diéramos esto de las playeras, estarían sin ninguna fuente de ingresos”, puntualizó Juan Pablo.

Por lo anterior, Luis Gerardo resalta la cadena de valor que se genera en la elaboración de estas camisetas con causa, lo que es un beneficio colateral para todas las manos que están alrededor del proyecto.



Asimismo, Juan Pablo destacó que todos los productos que están maquilando en estos momentos, se realizan con el esfuerzo de varias familias saltillenses, quienes están siendo apoyadas de esta manera por NBN.

En ese sentido, el eslogan de esta marca que recién nació en la localidad es I Know My Value, en referencia al valor que reconocen en la solidaridad que despertó esta necesidad de hacer algo por los demás en Luis Gerardo y Juan Pablo.

Inspirados por la solidaridad

Recuerda Luis Gerardo que desde el planteamiento de la idea con Juan Pablo, apeló a promover la solidaridad entre los saltillenses, ya que este es uno de los valores que más distinguen a nuestra sociedad y consideran que deben hacerse notar.

“Por eso invito a la gente a que crea que hay maneras de ayudar a los demás en la que ambas partes ganan, en este caso adquieres una playera y con ella beneficias a quienes más lo necesitan”, reiteró Luis Gerardo.




Por su parte, Juan Pablo resume toda esta labor en ser solidarios con los demás para crecer juntos como saltillenses, “es un proyecto local que esperamos poder hacer que crezca a nivel nacional e internacional, pero primero queremos ver a nuestro Saltillo bien”.

Por último, precisaron que no solamente se trata de la prenda, también tienen un componente emocional con las frases individuales que vienen en las cajas donde entregan las camisetas.

“Con todo esto queremos dejar huella, somos unos jóvenes emprendedores que deseamos ayudar a los demás y dar a conocer a la gente que cree en los valores”, finalizó Luis Gerardo.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}