×
hace 1 mes
[Saltillo]

La casa de un presidenciable

En esta casa vivió sus últimos años Jesús Gonzálaz Ortega

Imprimir
La casa de un presidenciable
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- En el cruce de las calles Hidalgo y Juárez, en la Zona Centro, se encuentra una de las edificaciones más antiguas de Saltillo. Ahí vivió sus últimos años el zacatecano Jesús González Ortega, quien debió suceder a Benito Juárez en la Presidencia de México, pero el Benemérito se negó a dejar el cargo.

Era 1865 y el general González Ortega, entonces presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, siguió a Juárez hasta Chihuahua para informarle que el 30 de noviembre terminaba su mandato constitucional como presidente de la República y debía dejar el cargo.

Le indicó que al no haber condiciones para convocar a elecciones, por la intervención francesa, la Constitución ordenaba que, quien debía asumir el cargo era el presidente de la SCJN, es decir, el propio González Ortega. Juárez se negó a cumplir la ley y con un decreto que él mismo firmó y validó siguió siendo presidente hasta que murió en 1872.

González Ortega, derrotado y perseguido político de Juárez, luego de algunos viajes, decidió establecerse en Saltillo en 1868, donde se retira de toda actividad política, viviendo en la casona en contraesquina de la Catedral, donde escribe: “He quedado, pues, solo, absolutamente solo y sin más círculo que el que forma una conciencia tranquila”. En esa casa murió en febrero de 1881.

Pero ese edificio ya tenía historia. Fue de los primeros en construirse en Saltillo, a finales del siglo 16, por Ortuño Aguirre. Para mitad del siglo 18 la habitaba la familia Santoscoy. En 1772 fue usada como negocio por Melchor Lobo, y luego fue habitada por varias familias e inquilinos, entre ellas la familia Arizpe de la Maza, ya en el siglo 20.

Ahí también fue el Hotel Universal, donde se reunía Venustiano Carranza durante la revolución. Y luego pasó por otros dueños, hasta que en la década de los 70 fue comprado por el Gobierno del Estado, para ser usado como recinto cultural y actualmente le pertenece a la UAdeC.





Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}