×
hace 4 semanas
[Internacional]

La madre del ‘bebé sin rostro’ pasa 24 horas al día junto al pequeño

Aguarda con estupor el dictamen del Consejo de Disciplina del Colegio de Médicos de Portugal

Imprimir
La madre del ‘bebé sin rostro’ pasa 24 horas al día junto al pequeño
Este martes 22 de octubre se reúne el Consejo de Disciplina en torno al médico que llevó el caso | Foto: Especial
Portugal.- Portugal continúa estremeciéndose cada día con nuevas revelaciones sobre el caso del bebé nacido sin rostro en Setúbal, 50 kilómetros al sur de Lisboa… y ahora sale a la luz la identidad de la madre, Marlene Simao, que pasa 24 horas al día junto al pequeño.

Rodrigo no tiene ojos, ni nariz ni parte del cráneo y tanto ella como el padre están absolutamente conmocionados después de comprobar cuál es su estado físico. De paso, los ciudadanos lusos se emocionan cuando ven en las televisiones que la mujer no se despega de su lado.

Para colmo, el cuadro clínico del menor todavía no está completo, ante la imposibilidad de efectuar una ampliación de los análisis. De momento, la criatura va cumpliendo días pese a que el diagnóstico inicial señalaba que no iba a durar mucho tiempo. Vino al mundo el pasado 7 de octubre, por lo que alcanza ya las dos semanas de vida.

Como no podía ser de otra manera, Rodrigo está en una habitación aparte y allí permanece su madre igualmente. Su hermana Joana le insiste para que se desplace a su domicilio y descanse al menos unas horas, pero ella no quiere moverse de allí en ningún momento.

Nadie entiende cómo es posible que el obstetra Artur Carvalho no detectase las malformaciones en ninguna de las cuatro ecografías realizadas y hasta el presidente del Colegio Oficial de Médicos, Miguel Guimaraes, compareció con cara de circunstancias para dar explicaciones sobre el caso.

Este martes 22 de octubre se reúne el Consejo de Disciplina para valorar los cinco expedientes que tiene abiertos el cuestionado profesional, aunque no se van a pronunciar sobre el caso actual porque, dicen, no les ha llegado la documentación pertinente.

«Si el Consejo de Disciplina no actúa, ya no puedo hacer nada más», ha declarado Guimaraes con evidentes signos de frustración en su tono de voz, debido a la alarma social que el caso ha generado en Portugal.

Resulta incomprensible que Carvalho lleve ocho años bajo sospecha y siga ejerciendo no solo en la clínica Eco Sado, de la que es gerente y accionista, sino en el Hospital de San Bernardo de Setúbal y hasta en la Sanidad pública. Incluso recibe de manera concertada encargos para efectuar ecografías a pacientes procedentes del Servicio Nacional de Salud, en virtud de varios protocolos firmados. Un verdadero escándalo que retrata a la maltrecha red nacional de hospitales, cuyas inversiones ha congelado el Gobierno socialista.

Si cae sobre Artur Carvalho el peso de la acción del Colegio de Médicos, pueden condenarle a una suspensión máxima de 10 años en su actividad profesional.



Negligencia

Hasta ahora, el órgano que agrupa a los facultativos ha mostrado una prudencia que exaspera a miles de ciudadanos del país vecino, pues consideran que no hacen falta más pruebas de la negligencia que la propia fisonomía con la que ha nacido Rodrigo.

El caso del bebé sin rostro se ha convertido en un auténtico y truculento culebrón en Portugal, con las redes sociales echando chispas para reclamar la inhabilitación inmediata del médico en cuestión.



Con información de ABC


Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png