×
hace cerca de 4 semanas
[Internacional]

La profecía de Túpac Katari que persigue a Evo Morales

Queda esperar a que se cumpla la profecía… ¿otra vez?

Imprimir
La profecía de Túpac Katari que persigue a Evo Morales
Esta profecía había guiado la lucha de los indígenas | Foto: Especial
Bolivia.- Antes de morir, el 15 de noviembre de 1781, el revolucionario líder indígena Túpac Katari lanzó una histórica profecía. La frase, transmitida de generación en generación, volvió a hacer historia cuando fue reivindicada por otro líder de la misma etnia aymara: Evo Morales. Sus palabras reflejan el camino de los pueblos originarios en Bolivia.

Cuando Julián Apaza nació en una comunidad aymara de Sica Sica, a unos 120 km de La Paz, cuenta la leyenda que dos enormes cóndores se posaron en montañas cercanas. Uno de ellos representaba a los aymara; el otro, a los quechua. Así supieron que el recién nacido sería muy importante para estos dos pueblos nativos.

Otra leyenda sostiene que, al nacer, el pequeño Julián fue saludado por una enorme serpiente, lo que también le otorgaba importancia.

Y así fue como sucedió. En su juventud, Apaza adoptó el pseudónimo de Túpac Katari en homenaje a los líderes indígenas Túpac Amaru II y Tomás Catari para luchar contra la opresión de los colonialistas españoles. Junto a Bartolina Sisa, su esposa reconocida heroína nacional aymara en Bolivia, organizó a los indígenas y mestizos para la rebelión.

En 1781, con un ejército de más de 40.000 hombres, Túpac Katari cercó la ciudad de La Paz y mantuvo durante meses en vilo a las fuerzas colonialistas de España. En noviembre de ese mismo año, sin embargo, fue traicionado, brutalmente asesinado y desmembrado por los españoles en la localidad paceña de Peñas.

Antes de morir Katari lanzó su profecía: "Yo moriré pero volveré y seré millones". La célebre frase fue rescatada por el líder aymara, Evo Morales, al asumir la Presidencia de Bolivia en 2006, quien parecía invocar la continuidad de la lucha de Katari por los pueblos originarios.

Esta profecía había guiado la lucha de los indígenas en la región en distintas hazañas y rebeliones que desencadenaron la Revolución de 1952, que finalmente estableció el voto universal en Bolivia e incorporó a la mayoría indígena-campesina de la población y a las mujeres al escenario político nacional.

Con el golpe de Estado en Bolivia y la dimisión de Morales, las palabras de Túpac Katari vuelven a ser la consigna de una lucha que el mismo expresidente ha ratificado que continúa.

"A los que nos han robado el voto, no destruyan Bolivia; al pueblo boliviano siempre vamos a estar a su lado, vamos a cumplir la sentencia de Túpac Katari, volveremos y seremos millones", sentenció el vicepresidente Álvaro García Linera tras anunciar junto al presidente Evo Morales su dimisión, reportó el sitio boliviano Erbol.

Mientras el opositor boliviano Luis Fernando Camacho emplea la biblia para llamar al odio, al racismo, a la violencia en su país, queda esperar a que se cumpla la profecía… ¿otra vez?.

Con información de Sputnik



Imprimir
te puede interesar
similares