×
hace 1 mes
[Box]

Las peleas más tristes del boxeo mexicano

Por Marca

Además de la caída de Andy Ruiz, repasamos otras peleas con sabor amargo

Imprimir
Las peleas más tristes del boxeo mexicano
La derrota de Ruiz se une a la lista de los combates que han dejado una herida | Foto: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- La derrota de Andy Ruiz a manos de Anthony Joshua dejó un sabor amargo en la afición mexicana, en especial porque se trataba de la primera defensa que hacía el boxeador como rey de los pesos pesados. Sin embargo, después de 12 asaltos, el británico salió vencedor y la corona le fue arrebatada a 'Destroyer'.

La derrota de Ruiz se une a la lista de los combates que han dejado una herida profunda entre los aficionados. Por ello, aquí repasamos algunos de los duelos más tristes que marcaron a los peleadores de esta nacionalidad.



Fue el 17 de septiembre del 2005, en la West Arena de Phoenix, cuando los fanáticos vieron por última vez como profesional al 'Gran Campeón'. Julio César Chávez se enfrentó a Grover Wiley y el adiós no pudo ser más hiriente. Después de cinco asaltos, el mexicano no pudo continuar por una posible fractura.

Ante alrededor de 20 mil espectadores, Chávez había dado su última batalla y dejado una trayectoria de 115 peleas.

Érik Morales había vencido a Manny Pacquiao de forma unánime en el MGM Grand Arena en marzo de 2005. Sin embargo la venganza se consumó casi un año después, cuando en el Mack Center, un nocaut técnico en el décimo capítulo, le quitó el cetro como superpluma del CMB al Terrible.



Después de dos polémicos combates, el tercer combate de esta saga parecía que por fin la victoria sería para Dinamita. Sin embargo, en 12 asaltos se terminó por decretar una trilogía de impotencia. Por decisión mayoritaria, Pacquiao logró retener el cetro wélter de la OMB y la frustración no se hizo esperar. Sería una edición más tarde, cuando Juan Manuel Márquez mandó a dormir al filipino.



En 1994, Frankie Randall le propinó su primera derrota a Julio César Chávez. El MGM fue el testigo de la dolorosa caída del peleador. Los jueces observaron de forma dividida como ganador al estadounidense y el mexicano le dijo adiós al cetro superligero del CMB.

Ocurrió en 1957, cuando la estrella de Tepito, Raúl Macías le dijo adiós a su título como campeón de peso gallo. La expectativa era alta por parte de los miles de seguidores. Sin embargo el peso no estuvo del lado del 'Ratón', quien tuvo serias dificultades y la victoria fue para Alphonse Halimi.

Tras la derrota, la prensa calificó el logro de Halimi en Los Angeles como "La Noche Triste" para el box en México.








Imprimir
te puede interesar
similares