×
hace 1 mes
[Estados]

Liliana tardó más de 12 horas en encontrar los cuerpos de sus hijos, a uno lo halló desfigurado

Su hija Zoé, de nueve años, permanece hospitalizada, podría perder un ojo y requiere una cirugía reconstructiva

Imprimir
Liliana tardó más de 12 horas en encontrar los cuerpos de sus hijos, a uno lo halló desfigurado
Foto: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Liliana Naranjo tardó más de 12 horas para encontrar los cuerpos de Zahid y Maximiliano, sus hijos, así como el de su hermana Ely y su sobrino Joshua en el Semefo de Toluca, todos víctimas en el accidente de la carretera México-Toluca por la volcadura de un autobús de la empresa Futura Select la madrugada del martes.

Su hija Zoé, de nueve años, permanece hospitalizada, podría perder un ojo y requiere una cirugía reconstructiva, pues se partió el cráneo. Los cuatro integrantes de esta familia forman parte de los ocho acapulqueños que murieron; según el representante del gobierno de Guerrero, René Juárez, a bordo de esa unidad viajaban entre 11 y 13 guerrerenses, pero no han podido localizarlos a todos.

Liliana apenas logra explicar lo que ha pasado, son las “peores” horas de su vida dice. A su hijo de cinco años lo encontró desfigurado, con moscas en la cara y sin la mandíbula, mientras que a su hijo de tres años casi no pudo reconocerlo. Al salir del velatorio Valparaíso caminó acompañada de su esposo Utsel y su hermana Sandy.

Su mirada está perdida, sin embargo, dicen, deben recuperarse porque su viacrucis aún no termina, la empresa Estrella Blanca no quiere asumir los gastos, de los cuales se hará cargo el gobierno de Guerrero. El matrimonio acusó que el conductor, de 24 años, está prófugo y para continuar el tratamiento de Zoé necesitan dinero.

“Un representante de Estrella Blanca nos dijo que guardemos los tickets para que después nos reembolsen el dinero, pero nosotros no tenemos recursos y a mi niña necesitan trasladarla a la CDMX”, explicó Liliana.

“Lo que nos dicen es que se quedó dormido y ya no pudo controlar el autobús”, narró Utsel.

“Yo no quiero una indemnización. Yo quiero a mis hijos. Quiero abrazarlos, ellos tenían una vida por delante", dijo Utsel, padre de los niños muertos




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}