×
hace 1 mes
[Nacional]

Llaman a no ‘lapidar’ a Salmerón

Titular de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica pide no 'lapidar' al historiador Pedro Salmerón

Imprimir
Llaman a no ‘lapidar’ a Salmerón
Ciudad de México.- Eduardo Villegas, titular de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica, pidió no "lapidar" al historiador Pedro Salmerón y contextualizar su afirmación de que el asesinato del empresario Eugenio Garza Sada en 1973 fue cometido por un "comando de valientes jóvenes".

Además, dijo que el director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) puede expresar libremente sus opiniones, dado el momento de apertura democrática que vive el País.

Tras realizar una "exégesis" y una "hermenéutica" de la expresión de Salmerón, Villegas consideró que el historiador probablemente se refirió a que la Liga Comunista 23 de Septiembre era valiente en su conjunto por oponerse al régimen.

Detalló que esa época se caracterizó por la influencia del socialismo, las represiones gubernamentales a movimientos estudiantiles y el surgimiento de guerrillas.

"Haciendo un ejercicio de exégesis de sus palabras, es muy probable que el doctor Salmerón se refiera al movimiento conjunto de la Liga 23 de Septiembre, que en su momento se oponían a cierto régimen y bajo cierta perspectiva de lo que debía ser el País", dijo en entrevista.

"Este grupo de jóvenes creyeron que en su momento esa era la vía, e insisto, en un ejercicio hermenéutico de lo que quería decir Pedro, me parece que se refería a ese sentido, pero eso habría que preguntárselo a él".

Villegas explicó que en esa época había movimientos políticos cuyos integrantes estaban dispuestos a morir por sus ideas.

"En muchos movimientos contestatarios hace falta justamente esa voluntad de cambio, que no se quede nada más en la palabras, sino que, si algo hay que aprender de esa lección histórica, es justamente que hubo un momento en el que la gente, por una idea, daba su vida, cosa que por lo menos nos mueve a reflexionar, no para emularlos tal cual, sino para hacernos pensar en nuestro momento actual y decir qué tanto nosotros estamos dispuestos a dar la vida por una idea", explicó.

"Y ahí es donde ya decimos: 'no, tal vez mejor no, no es la vía', y en ese contexto mucho más amplio de análisis es que podríamos decir que la expresión del director del INEHRM pueda tener una interpretación que no sea simplemente lapidarlo porque llamó valientes a unos jóvenes que murieron asesinados por querer secuestrar a alguien, que en el contexto de violencia actual del País pues sí es un despropósito".

No obstante, reconoció que la afirmación de Salmerón resulta desafortunada si se la sitúa en el contexto actual de violencia.

"En el contexto hay que entenderlo, en el contexto de la guerrilla, y quizás ahora traslaparlo históricamente en una situación muy distinta, en donde (son altos) los niveles de violencia por secuestros, por narcotráfico, por luchas que están encaminadas con otros objetivos, quizá es lo que resulta desafortunado", dijo.

Pese a su defensa de Salmerón, Villegas difirió de llamar "valientes" a los integrantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre y optó por calificarlos como "temerarios".

"Todavía estábamos en un momento histórico en el que el socialismo real tenía una presencia muy fuerte, sobre todo en los movimientos contestatarios al régimen, y en ese sentido, considerando también las represiones de jóvenes estudiantes que habían a finales del Gobierno de Díaz Ordaz, todavía con Echeverría, el 'Halconazo' y demás, en ese marco hay que entender lo que estaba sucediendo en el País, y en ese sentido podríamos decir que, bajo la perspectiva de los propios integrantes de este movimiento contestatario al régimen, es que se entiende que se les llegue a calificar como valientes", manifestó.

"Siguiendo una clasificación muy clásica de las virtudes, tenemos por un lado la valentía, que sería el justo medio mientras que los extremos de vicio serían la temeridad, que es el exceso de arrojo, y la cobardía, entonces, si lo analizamos en su justa dimensión, quizá podríamos decir que, más que valientes, eran temerarios, es decir, estaban bajo una cierta concepción buscando un cambio en el País, pero no lo hacían de manera valiente sino temeraria, es decir, con un exceso de arrojo, y en ese sentido sería más bien un vicio que una virtud".


Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png