×
hace cerca de 2 meses
[Negocios]

Los vendedores a corto plazo llegan a América Latina

Los especuladores que se especializan en este tipo de comercio buscan negocios en otros lugares

Imprimir
Los vendedores a corto plazo llegan a América Latina
Escuchar Nota


Ciudad de México.- A medida que aumenta el número de países que imponen restricciones a las ventas en corto en Europa, Turquía y en todo el mundo, los especuladores que se especializan en este tipo de comercio buscan negocios en otros lugares.

Informes recientes sugieren que América Latina es el objetivo.

En una entrevista del 24 de julio en el Financial Times de Londres, Jim Chanos, uno de los principales exponentes de las ventas en corto del mundo, llamó a esto "la edad de oro del fraude".

Chanos estaba disfrutando del colapso de la compañía de pagos alemana Wirecard de la que obtuvo 100 millones de dólares. Los había puesto en cortocircuito. Tomando prestadas las acciones para venderlas bajo el supuesto de que podría volver a comprarlas más baratas para devolverlas al propietario original. Los vendedores a corto plazo apuestan a que las empresas fracasan y cuanto más caen más ganan.

Si los precios no caen y el prestamista quiere sus acciones de vuelta, entonces las pérdidas también pueden ser significativas. Chanos ha estado vendiendo en corto a Telsa últimamente y esa apuesta no parece tan inteligente ya que las acciones de los fabricantes de coches siguen subiendo.

El impacto de los vendedores en corto es crear lo que Chanos llama: FUD: miedo, incertidumbre y duda. Ha habido más que suficiente de eso en el mundo desde principios de 2020 y los gobiernos han comenzado a tomar medidas en contra de las prácticas de los vendedores en corto. Turquía prohibió a siete bancos la venta en corto. Un reciente informe de KPMG destacó que una mayor regulación era una de las formas de responder al caos de la emergencia de Covid-19.

En el punto álgido de la crisis, Austria, Grecia, Francia, Italia, España, el Reino Unido y Bélgica implementaron prohibiciones temporales a las ventas en corto. La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) comentó en ese momento que: "La AEVM considera que las medidas propuestas están justificadas por los actuales acontecimientos o sucesos adversos que constituyen una grave amenaza para la confianza del mercado y la estabilidad financiera, y que son apropiadas y proporcionadas para hacer frente a la amenaza existente para la confianza del mercado".

Las restricciones eran temporales y se levantaron en respuesta a la fuerte presión ejercida por el sector de los fondos de cobertura, incluido un informe en el que se argumentaba que la venta en corto era un mecanismo para garantizar la rendición de cuentas y estaba plenamente en consonancia con las prácticas de la AEVM.

Los defensores de la venta en corto sostienen que pueden identificar prácticas de contabilidad fraudulentas en empresas sobrevaloradas como fue el caso en el colapso de Wirecard. Los detractores dicen que algunos vendedores en corto manipulan la imagen de una empresa para hacer bajar el precio de sus acciones o dejarla fuera del negocio para poder recomprar las acciones más baratas y que utilizan a los profesionales de la comunicación estratégica para plantar historias falsas con el fin de socavar las empresas.

Antes del Covid-19 había una tendencia general hacia una mayor regulación de la práctica y la UE, Turquía y Corea del Sur están considerando la posibilidad de una regulación más amplia y permanente, pero por ahora siguen comprometidos con la intervención selectiva.

Si la edad de oro del fraude puede estar llegando a su fin en Europa, con las medidas de estabilidad posteriores a Covid-19 que se hacen eco del entorno normativo que existía tras el colapso financiero de 2008, entonces la pregunta es: ¿a dónde irán los vendedores en descubierto a buscar su presa? Informes recientes sobre la actividad de un ex periodista de la CNN y especialista en comunicaciones estratégicas en América Latina, Karl Penhaul, sugieren que podrían estar mirando hacia América Latina. Los informes indican que Penhaul ha estado

trabajando para los vendedores en corto creando ambientes de información falsa en los que las acciones caerán y las empresas quedarán fuera del negocio. El traslado a América Latina para los vendedores en corto tiene sentido.

Como el auge de los productos básicos ha terminado y las exportaciones se van a reducir, la región que caerá con mayor incremento durante el próximo año, según la Escuela de Economía de Londres, será América Latina. El entorno normativo está muy abierto y, aunque hay menos empresas que cotizan en proporción a la economía general en comparación con Europa o los Estados Unidos, hay muchas empresas cuyos antecedentes en materia de productos básicos, protección política o historial de exportación significan que están sobrevaloradas.

También hay varias prácticas de contabilidad latinoamericanas que podrían haber inflado los balances de algunas empresas importantes y existe una creciente presión internacional para reformar estas prácticas.

En los informes no se indicaba dónde operaba Karl Penhaul, pero sí se indicaba que los vendedores en descubierto venían a esta región para traer aún más inestabilidad y para apostar que, a medida que las acciones y las economías de América Latina fueran cayendo, lo harían aún más.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}