×
hace 1 mes
[Internacional]

Madre admite en juicio que torturó y no alimentó a su hijo hasta dejarlo morir

El maltrato comenzó por lo menos 14 meses antes de su muerte a golpes

Imprimir
Madre admite en juicio que torturó y no alimentó a su hijo hasta dejarlo morir
Foto: Especial
Escuchar Nota


Nueva York.- “¿Qué hizo usted por él”?”, preguntó el fiscal. “Nada”, respondió la madre.

Espeluznantes testimonios fueron realizados en la Corte Suprema de Manhattan, en el juicio por la muerte del niño Zymere Perkins, quien fue torturado física y mentalmente, y dejado de alimentar, entre otros castigos, hasta morir a los 6 años de edad en 2016, en un apartamento “de horror”.

Por el homicidio está acusado Rysheim Smith, novio de la madre del niño, Geraldine Perkins; en tanto ella aceptó testificar en su contra, en un acuerdo de culpabilidad.

La madre se declaró culpable de homicidio involuntario y, a cambio de su testimonio, solo recibirá de dos a seis años de prisión, informó El Diario NY.

La madre dijo ayer al jurado que ella y su ex novio dejaban que el niño pasara hambre y lo golpeaban sin piedad usando un palo de escoba, patadas y puños, y luego no hacían nada para ayudarlo mientras se retorcía de dolor.

Una autopsia reveló que Zymere había sufrido más de 30 fracturas de costillas y estaba desnutrido y cubierto de heridas.

Después de los asaltos viciosos, el niño lloraba.

“Tenía dolor y se quejaba conmigo y me decía que le dolía el cuerpo”, pero no lo ayudó, reconoció la madre al fiscal asistente Kerry O’Connell.

La mujer describió torturas que datan del 4 de julio de 2015, más de 14 meses antes de que el niño muriera en septiembre de 2016.

El menor y su madre vivieron durante 16 meses en el desordenado e insalubre apartamento de Smith en 606 W. 135th St, que no tenía electricidad.



La semana pasada, un miembro del personal de la Administración de Servicios para Niños (ACS) dijo al jurado que la agencia de bienestar infantil recibió cinco informes alegando abuso o negligencia a Zymere durante su breve vida.

Después de la tragedia, ACS fue ampliamente criticada por su fracaso en el seguimiento adecuado de los casos, recordó New York Post.




Imprimir
te puede interesar
similares