×
hace 1 mes
[Vida]

Manuel Alvarez, joven piloto saltillense, comparte cómo domina el volante

Este piloto saltillense destacó en la reciente edición de la carrera Coahuila 1000 Desert Rally

Imprimir
Manuel Alvarez, joven piloto saltillense, comparte cómo domina el volante
Fotos: Zócalo | Martín Balandrán / Cortesía
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Representando a la escudería Proworkx 420, el pasado 29 de agosto el joven saltillense Manuel Alvarez Dainitín se alzó con el tercer lugar de la categoría No Turbo Clase 18 en la reciente edición del Coahuila 1000 Desert Rally, a pesar de todos los obstáculos que tuvo que sortear para llegar a la meta en el río Nazas.

Alcanzar este lugar en el pódium no es algo nuevo para Manuel, pues el año pasado también quedó en la tercera posición de la categoría 17 cuando él tan solo tenía 15 años y en las ediciones anteriores de esta justa deportiva, el saltillense participó como copiloto de su papá, Manuel Alvarez, consiguiendo el primer lugar en 2017 y el tercero en 2018.

Así, la adrenalina es una sustancia que se encuentra presente en el ADN de este piloto, ya que el gusto y la pasión por la velocidad la heredó de sus tocayos, sus abuelos Manuel Alvarez y Manuel Dainitín.



“El gusto siempre ha estado en la familia desde mis abuelos, luego pasó a mi papá y él me metió a correr a los 10 años”, recuerda el joven Manuel.


De esta manera, el saltillense que ahora tiene 17 años y cursa el segundo año de preparatoria, inició sus andanzas en las pistas como copiloto de su padre y luego a conducir carros de Go Karts, en donde afinó su relación con el volante.

“Fui subiendo de categorías, empecé a conocer gente, equipos, preparadores y así es como he estado creciendo poco a poco”, señaló el piloto Manuel Alvarez Dainitín.


Por eso, en entrevista con Elite, el joven saltillense habló de su experiencia en la velocidad, sus mayores logros, desafíos y sueños, y de su más reciente participación en la carrera Coahuila 1000.


Viene de familia

Aunque desde pequeño estuvo rodeado de motores, fue hace siete años cuando este joven saltillense disfrutó de la adrenalina que solo el volante, la velocidad y las pistas de carrera pueden brindar.

Fue entonces cuando se materializó todo eso que había escuchado de voz de los hombres mayores de su casa, sus abuelos Manuel Alvarez y Manuel Dainitín, quienes le heredaron la pasión por los autos.



Luego de este gusto que ya traía en las venas, al pequeño Manuel lo terminó de convencer las actividades que realizaba en esta disciplina a lado de su padre, con quien empezó como copiloto.

A partir de entonces, este joven saltillense ha participado en diferentes rutas, recorridos y competencias, destacando los campeonatos nacionales Rotax de Karts celebrados en Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey.

“También he estado en otras carreras importantes como la Super Copa, en el campeonato de Fórmula 4, con los bochitos, así cada vez se van abriendo un más de oportunidades”, puntualizó Manuel.



Trabajo completo

Este joven piloto define esta pasión como una actividad que lo llena de adrenalina, más que por la velocidad, por la destreza que debe mostrar para dominar el volante.

“Mucha gente habla de la velocidad, pero para mí es el manejo, cuando llego a las áreas trabadas, eso es lo mío, a mí me gusta mucho eso”, enfatizó Manuel Alvarez.


De esta forma, los autos que conduce este saltillense deben estar adaptados, un trabajo que él también realiza en el taller Serviauto 420, donde echa a volar su imaginación que aterriza en la materialización de sus ideas y quedan plasmadas en la escudería Proworkx 420.



“Ahorita mi hobby y lo que considero mi trabajo, es que tengo un taller de carros exóticos donde hacemos modificaciones, rines, escapes, razors y ahí también incluyo esto de la preparación para las carreras”, precisó Manuel.


Aún con su corta edad, el joven piloto es consciente de que debe aprovechar estos momentos de su vida para meterse de fondo en las carreras, antes de elegir una profesión a la cual dedicarse.

Por lo pronto, Manuel comentó que vienen pruebas en circuito para los próximos meses y en 2021 espera situarse en las grande ligas, participando en las categorías mayores, como la Camaro Mustang Challenge.



Resalta su juventud

Uno de los pilotos históricos a los que admira este joven saltillense, es al brasileño Ayrton Senna, quien falleció en un accidente, pero para Manuel tenía todo para convertirse en el mejor piloto del mundo, gracias a que era muy atrevido y manejaba muy bien sin importar las inclemencias del clima.

De esta forma, este piloto de Saltillo trata de emular al histórico de Brasil, pero cuidando en todo momento su seguridad, para brindar más confianza de sus familiares, principalmente su madre, Elisa Dainitín y su hermana Jimena.

Por eso, el joven piloto reconoce que este tipo de práctica exige estrategias de sobrevivencia, sobre todo en las áreas off road, donde él considera que existen los mayores peligros.

“En esta Coahuila 1000 para mí lo más difícil yo creo que fue cuando nos tocaron las dunas, ahí en la Laguna de Mayrán, piensas si me quedo aquí tirado estoy en medio de la nada, hay más de 45 grados en el ambiente que se suma al calor del carro, es algo muy extremo”, reconoció.


Asimismo, dijo que en la presente edición de esta prueba todoterreno, uno de los mayores desafíos fue adaptarse a la conducción del vehículo Yamaha Racing en los recorridos de Saltillo a Parras y luego de Parras a Torreón.

“Corrí adaptándome a él, la Clase 18 es una de las categorías más fuertes, entonces creo que con el resultado que obtuvimos estuvo muy bien, para ser el piloto más joven de la Coahuila 1000 también creo que estuvo muy bien ese lugar”, recalcó Manuel Alvarez.


Y no es para menos, pues en este nivel de competencia es común encontrar pilotos de todo México y parte de Estados Unidos; para esta edición estuvieron presentes exponentes de Los Ángeles, de Baja California, de Zacatecas y de Monterrey, entre otras zonas de procedencia.

Además, en los trayectos Manuel sufrió algunos problemas, como las rótulas y el eje trasero que se rompieron, lo que le hizo perder una hora y media de carrera.

Ver esta publicación en Instagram

Coahuila 1000 2020

Una publicación compartida por Manuel Alvarez Dainitín ® (@manuelalvarez.12) el



“Sí te afecta, todos tenemos 45 minutos libres el segundo día, pero yo me tomé una hora y media por reparaciones, aún así fui a alcanzarlos y de perdido pude llegar en pódium, con la rótula quebrada, con las llantas para todos lados, pero pues así llegué al río Nazas”, subrayó el saltillense.


Por último, Manuel precisó que es muy extraño ver en las rutas a un Yamaha porque es estándar, “pero siento que está más hecho para las carreras, en Dakar lo he visto y en el Baja 1000, aunque aquí en el norte hay pocos, cada vez se ven más”, finalizó.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}