×
hace 3 días
[Arte]

Mengua muerte al infrarrealismo

Es uno de los poetas más importantes de su generación

Imprimir
Mengua muerte al infrarrealismo
Foto: Zócalo | Archivo
Escuchar Nota


Ciudad de México.- José Vicente Anaya, considerado como uno de los más importantes poetas de su generación, murió la madrugada de este sábado tras pasar varios meses hospitalizado por complicaciones de salud, informó la familia y Malpaís Ediciones, en un comunicado difundido en redes sociales. Escribir, decía, “es una lucha contra la realidad inmediata o contra el principio de realidad, de la razón”.

Uno de los poemas más celebrados de su carrera es Híkuri, en el que el poeta, traductor, ensayista y editor, emprende un viaje de reconocimiento interno que se evoca con el consumo de peyote en un rito ancestral de danza y canto rarámuri.

Anaya, nacido en Villa Colorado, Chihuahua, en 1947, escribió Híkuri a finales de la década de los 70, pero lo publicó en 1987 en una primera edición realizada por la Universidad Autónoma de Puebla (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla). En 2017 se publicó una edición que forma parte del catálogo del Archivo Negro de la Poesía Mexicana de Malpaís Ediciones.



Con formas expresivas de la poesía vanguardista y la reinterpretación del rito rarámuri o tarahumara del consumo del peyote, Híkuri constituye una renovación en la voz lírica de Anaya y en el panorama de la tradición poética mexicana.

El poema surgió a finales de los años 70, durante un viaje que realizó Anaya por parte de México y Estados Unidos, en el que conoció a poetas de la generación beat, como Allen Ginsberg, de quien es uno de los principales traductores de su obra en México. Desde entonces se convirtió en un gran difusor de esa generación.

Además, también formó parte del movimiento de poetas infrarrelistas, al igual que Roberto Bolaño y Mario Santiago Papasquiaro. Por ello, el poeta Iván Osorio, editor de Malpaís, indicó, a propósito del 30 aniversario de Híkuri, que podría ser el libro que mejor representa las búsquedas infrarrealistas.

“Anaya lo dice: tenemos que salir a la vida, y Bolaño y Papasquiaro también: no quedarse como poetas de escritorio, sino salir a las calles, a distintos lugares a explorar, experimentar y escribir en el camino. Bajo esta lectura de los tres infrarrealistas leemos Híkuri y está totalmente representada esa búsqueda”, comentó Osorio en 2017.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}