×
hace 4 meses
[Copa Oro 2019]

México golea a Cuba en primer juego oficial de Gerardo Martino

Uriel Antuna fue el hombre más destacado, con un 'hat-trick' a su cuenta, en la victoria 7-0 del Tricolor

Imprimir
México golea a Cuba en primer juego oficial de Gerardo Martino
Ciudad de México.- No podía ser de otra manera. México se presentó en la Copa Oro y logró un triunfo contundente sobre Cuba, de hecho, podría decirse que al conjunto de Gerardo Martino le faltó un toque de contundencia, porque dispuso de un mar de ocasiones en las que no estuvo fino en la última zona. Como sea, se ganó y la presentación del Tata en un torneo oficial se saldó con el pie derecho.

México fue amo y señor del partido, era lo que se esperaba ante un equipo cubano voluntarioso, pero con limitados recursos. Cuba es un equipo de buen corazón, pero con una calidad muy pobre, tanto que en muchas fases del partido se limitó a defender su arco y cerrar lo más que pudiera los espacios.

A la selección mexicana se le debía exigir que impusiera su calidad desde el principio, porque es un equipo que está a años luz en todos los sentidos con respecto al futbol cubano. El pedigrí del cuadro mexicano es tan superior a los centroamericanos que desde los primeros minutos del partido quedó de manifiesto la distancia entre uno y otro.

Apenas arrancaba el partido cuando Uriel Antuna puso en ventaja al equipo mexicano. Gallardo entró por izquierda, mandó un centro que Jiménez no alcanzó a rematar, pero la bola dio en el palo, el rebote lo cazó Uriel Antuna que lo empujó ante una débil marca.

El Tricolor gobernó el partido, apenas le concedió alguna posibilidad a los cubanos de rondar el área de Guillermo Ochoa, lo más que ganaron fue un tiro de esquina. De ahí e fura todo era correr detrás de la pelota y sacrificarse para evitar el daño en su portería.

Hubo un buen tramo en el que México gobernó, pero no lograba castigar a los cubanos que esperaban agazapados. Un juego más vertical y poco horizontal. En el tiro al blanco, los mexicanos no atinaban. Jiménez se perdió un par de ocasiones, pero era el partido a modo para que el atacante se hiciera presente.

Y llegó el gol de Raúl cuando aprovechó un pase filtrado de Guardado y la endeble de los cubanos para poner el 2-0 al minuto 31. A partir de entonces el Tricolor tomó un segundo aire y seis minutos después llegó el tercero por conducto de Reyes que aprovechó las falencias cubanas.

El cuadro cubano estaba roto, antes del descanso lo había puesto al borde del nocaut y Antuna lo desmoralizó aún más cuando logró el 4-0 al 44’.

La película no cambió en el arranque del segundo tiempo, de nuevo ese México insistente, pero poco efectivo hasta que Jiménez logró el quinto al 64’. Partido resuelto y sin algún incidente que lamentar, porque incluso a Alexis Vega que entró de cambio, le tomó unos minutos anotar el sexto y Antuna remachó la fiesta.

México cumplió, no se podía esperar menos, el arranque de la era Martino en una competencia oficial se dio de buena manera, pero siempre con el matiz de que esta competencia es una disparidad, porque las distancias entre algunas selecciones son muy, muy grandes.

De lo más destacado para México es que sigue mostrando una identidad, sí el rival de enfrente fue muy pobre, pero al menos el Tricolor muestra una idea claro de lo que pretende. También, la irrupción de un jugador como Uriel Antuna que se coló de último momento en la lista y anoche fue el más determinante.

La selección mexicana de Gerardo Martino luce bien, queda mucho torneo por delante, pero va ganando confianza y seguridad para cumplir con la obligación de ganar este torneo.

Con información de Milenio






Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png