×
hace 1 mes
[Estados]

‘Mi corazón me dice que ahí está’: familia de Macareno no pierde la esperanza

Sigue la búsqueda en el río La Silla para encontrar al saltillense Francisco Macareno

Imprimir
‘Mi corazón me dice que ahí está’: familia de Macareno no pierde la esperanza
Fotos: Zócalo | Martín Balandrán
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- María Esperanza Moreno dice que tiene una corazonada... y su corazón le dice que el cuerpo de su marido está ahí, entre piedras, matorrales y lodo, por eso no abandonará la búsqueda. Acepta que la última vez que vieron a Francisco Macareno fue ahogado, todavía no muy hinchado y atorado en unas ramas del río La Silla, a 2 kilómetros de Soriana La Pastora, donde su familia acampa.

El hallazgo fue el día miércoles y lo hizo un voluntario solitario, sin embargo, cuando llegaron los rescatistas el cuerpo había sido arrastrado nuevamente por la afluente y de Francisco Macareno solamente encontraron un pañuelo.

“Cuando vinieron a avisarnos fuimos a buscarlo pero ya no estaba, solamente el pañuelo que estoy segura que es de él porque él podía andar sin camisa pero no sin pañuelo”, comentó María Esperanza Moreno Villanueva, la esposa del hombre desaparecido.




Atorado entre ramas

Dos días antes de aquella última noticia de su cuerpo, dos de sus cinco hijos y su esposa vieron el cuerpo de Macareno, como ellos lo llamaban. Era el lunes 27 de julio y estaba atorado en las ramas atracadas de un árbol, justo a la altura del puente de la avenida Eloy Cavazos que pasa por arriba del río La Silla.

“Lo vimos aquí atorado, todavía traía el impermeable y lo identifiqué por una herida que tenía en la pierna, entonces le hablamos a Protección Civil, pero como estaba crecido el río, no quisieron arriesgarse a meterse por el cuerpo de Macareno”, comenta su esposa.


En su familia nadie lo espera vivo, ya lo vieron ellos mismos fallecido, sin embargo, quieren tener un momento para llorarle y un lugar a donde visitar sus restos, lo cual no podrán hacer si no lo encuentran.

“Yo no tengo tranquilidad, estoy enferma y me aguanto para que mis hijos me vean bien y puedan seguir buscando a su papá, pero me duele mucho lo que pasó”, comentó María Esperanza durante una entrevista en el lugar de los hechos.


Francisco Macareno era comerciante, viajaba los fines de semana desde General Cepeda, Coahuila, hasta Guadalupe, Nuevo León, para vender, pero el domingo 26 de julio lo sorprendió en la calle la corriente del huracán “Hanna”.



El agua se lo llevó

La tragedia lo tomó en la esquina de la calle Ruperto de León y la avenida Alfonso Reyes, desde donde el agua lo llevó como a un juguete, con mucha facilidad hacia la corriente del río donde lo buscan todavía los equipos de Protección Civil y voluntarios.

La calle Ruperto de León, donde grabaron a Macareno siendo llevado por el agua, se encuentra completamente destrozada y según los vecinos es común que crezca la corriente y se lleve hasta a los automóviles.

“Cuando llueve crece la corriente y se llevó a un joven en una motocicleta, un coche con gente adentro y al señor que están buscando”, comentó una de las vecinas que vive frente a la calle donde sucedieron los primeros hechos.




No hay resultados

Se han cumplido ocho días desde que Macareno fue tragado por el agua y todavía no hay resultados, por eso su familia, pero sobre todo su esposa, quien lo acompañó durante los últimos 30 años de vida, está desesperada.

“Quiero pedirle al Gobernador de Coahuila y al de Nuevo León que no me abandonen, que no me dejen sola, se los pido de manera personal, Macareno era coahuilense y necesitamos encontrarlo para ponerlo a descansar”, solicitó María Esperanza.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}