×
hace 1 mes
[Espectáculos]

Muere el actor Héctor Suárez a los 81 años

Fue su hijo, Héctor Suárez Gomís, quien confirmó mediante sus redes sociales el fallecimiento del histrión

Imprimir
Muere el actor Héctor Suárez a los 81 años
Foto: Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Aciago día fue este martes en el espectáculo mexicano al perder al actor Héctor Suárez, para la mayoría el más grande referente de la comedia social y política nacional.

La noticia de la muerte del actor, cuyas causas no fueron precisadas, la dio a conocer la familia a través de un comunicado, en el que pidieron a los medios de comunicación respetar su dolor ante tan lamentable pérdida.

“Les pedimos que por favor comprendan este momento de gran tristeza que estamos viviendo y también esperamos que puedan respetar nuestro duelo. Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación. Dennos oportunidad de procesar este duelo y en unos días podremos conversar con ustedes”, decía el texto.


Luego de que le fuera diagnósticado cáncer en 2015, en marzo de 2019, su hijo Héctor Suárez Gomís declaró que luego de varias intervenciones a las que fue sometido su padre, le quitaron un riñón y después le extirparon la vejiga y la próstata.



Cuando el actor dejó el hospital, dio gracias a Dios por tener otra oportunidad de estar vivo: “Siempre agradezco a Dios. La operación me la tuve que haber hecho hace mes y medio. Fui a casa a orar y meditar, a pedirle perdón a mi vejiga porque la traté mal, la descuidé al igual que al colon. Le di a mi cuerpo 25 años terribles de trabajo y alcoholismo, una madriza, pero así tenía que ser”.

A Héctor Suárez le sobreviven sus hijos Héctor Suárez Gomis y Julieta Suárez Gomis, hijos de la actriz Pepita Gomís con quien el actor llevó una gran relación aun estando divorciados; Rodrigo e Isabella Suárez Calderón, fruto de su matrimonio con Zara Calderón, a quien le duplicaba la edad.



Amor por el show

Nacido en la Ciudad de México el 21 de octubre de 1938, Héctor Suárez llegó a una familia que seguía rígidas normas, ya que su padre Sergio Suárez Rivera era militar, formación que llevaba también a su hogar y que su madre Ofelia Hernández, apoyaba.

En su juventud su sueño era convertirse en arquitecto, incluso cursaba el primer año de la carrea en la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura de Instituto Politécnico Nacional (IPN) cuando el destino le mostró que su camino era otro, ya que la novia de su hermano Sergio, que era actriz, le pidió que le ayudara a ensayar una obra que se llamaba Los Muertos; tan complacida quedó la chica que le dijo que debería dedicarse a la actuación.

Fue el propio Carlos Ancira el que le dio una de las mayores lecciones de vida y que también compartió durante un ensayo del espectáculo Estoy Loco, compuesto por varios de sus icónicos personajes como “El No Hay”, “Doña Zoila” y “El Negro Tomás”.

En sus inicios trabajó en montajes de autores como Franz Kafka, Eugene Ionesco y August Strind-berg, con compañeros que hoy son pilares de la actuación como Alfonso Aráu, Susana Alexander y Héctor Bonilla. También tuvo la suerte de tomar clases de pantomima con Marcel Marceau.

Después de una década en las tablas Suárez decidió probar suerte en la televisión, pero sobre todo en la comedia, y fue a Televicentro a pedir una oportunidad en el programa Chucherías (1962) que encabezaban Héctor Lechuga y Chucho Salinas, a partir de ese momento comenzó una fructífera carrera de 29 proyectos, entre telenovelas y programas cómicos, entre los que destacan ¿Qué Nos pasa? (1985-1987, 1998-1999) y La Cosa (1997), donde hacía denuncia social y que le costaron muchas veces la censura.



Desde encontronazos con Emilio Azcárraga Milmo, por no querer mandar sus programas a Radio, Televisión y Cinematografía (RTC), dependencia perteneciente a la Secretaría de Gobernación; por temor a que le censuraran sus sketch, hasta la salida definitiva de Televisa años después, por un problema con Emilio Azcárraga Jean, fue parte de la historia de este actor en la tv.

Su paso por el cine fue muy prolífico, ya que en su historial se cuentan más de 90 filmes donde abordó diversos géneros, comenzando con la comedia juvenil como El Pecador (1965), el humor negro con Doña Macabra (1972), el cine de ficheras con Picardía Mexicana (1978), el cine de denuncia con El Mil Usos (1981) por el que fue reconocido con el premio al Mejor Actor del Festival Internacional de Cine Político y hasta del llamado Nuevo Cine Nacional con filmes como Ciudades Oscuras (2002), Suave Patria (2012) y Mentada de Padre (2019).

En los últimos años el teatro fue su mejor escenario con puestas en escena como 12 Hombres en Pugna, Los locos Suáez, donde trabajó por primera vez con su hijo Héctor Suárez Gomis y finalmente La Señora Presidenta.


Preocupado por México

Durante su vida, Suárez fue un actor que se caracterizó por ejercer a través de sus discursos y proyectos una fuerte crítica social y política. El también comediante no temía exponer sus ideales frente a las cámaras o un público expectante.

Los políticos son los mejores comediantes en cualquier país; son unos cínicos y unos sinvergüenzas, lo digo en serio y hablo parejo, el que no roba de una manera, roba de otra”, afirmó.


A pesar de su postura radical, Suárez trató de mantenerse lejos de las relaciones políticas directas, por considerar que este ámbito estaba permeado por la corrupción, hasta que en 2015 fue parte del Partido Encuentro Social (PES) porque, consideró que este partido estaba fundado por “gente que no es política ni desertora de otros partidos, lo que ofrece a la ciudadanía confianza y esperanza”.

De forma gratuita participó como imagen del partido previo a las elecciones del 7 de junio, pero se retiró, cuando el partido consiguió su registro nacional.

“Daré una explicación y ofreceré una disculpa pública a todo aquel que me siguió con la esperanza de salvar a México”, escribió entonces en su cuenta de Twitter.



Seguía activo

En entrevista concedida a Zócalo en agosto pasado, con motivo del estreno de la cinta Mentada de Padre, Suárez reconoció el trabajo de las nuevas generaciones mexicanas en materia fílmica, que calificó com “la resurrección del cine en México”.

“Los chavos de hoy se lo han ido ganando porque han ido convenciendo, ya no es el clásico churro de aquella época de las ficheras”, compartió en aquella ocasión.




Asimismo, lamentó que el cine que abordaba el tema del narcotráfico estuviera teniendo éxito entre el público y dio detalles de Ahí Va el Golpe, proyecto en el que estaba trabajando y al que se sumaron Aleks Syntek, Alex Lora y Ángeles Azules.

“Cuando nuestros derechos son pisoteados nos quedamos callados, pero no fuera un mundial de futbol porque ahí sí nos quejamos, echamos madres y salimos a las calles. No reaccionamos a nada, no somos un país con cultura del reclamo, por eso han hecho con nosotros lo que han querido, de eso trata mi programa”, había compartido.




Con información de El Universal y Reforma


Imprimir
te puede interesar
[Del Río]
hace 16 horas
[Basquetbol]
hace 15 horas
[Saltillo]
hace cerca de 20 horas
[Seguridad]
hace 16 horas
[Internacional]
hace cerca de 4 horas
[Eagle Pass]
hace 16 horas
{/exp:ce_cache:it}