×
hace 1 año
[Especial]

Napo y el ‘Fantasma’ de Pasta de Conchos

Gómez Urrutia se comprometió a reabrir el caso como un acto de justicia

Imprimir
Napo y el ‘Fantasma’ de Pasta de Conchos
El senador y líder minero tiene más trabas en su camino.
Escuchar Nota


Monclova, Coah.- Con cobertura informativa de Zócalo Monclova en la Ciudad de México, Napoleón Gómez Urrutia acudió el pasado 27 de agosto al Senado de la República para acreditar la documentación que dos días después le permitió juramentar en el cargo al cual llegó por la vía plurinominal, como resultado de los comicios del 1 de julio.

Napoleón soltó solamente algunas palabras ante reporteros que lo aguardaban en el sitio; dijo que estaba muy contento de retornar a la Patria luego de acusaciones falsas, arbitrarias e injustas, y sintetizó que fue un ataque cobarde contra la organización, anunciando aquella tarde del lunes 27 de agosto que impulsará reabrir el caso de Pasta de Conchos como un acto de justicia.

Setenta y dos horas después ya en rueda de prensa en el hotel Hilton, el regiomontano expresó que promoverá el rescate de los cuerpos de los 63 trabajadores mineros abandonados y sepultados como si fueran instrumentos de trabajo, objetos de producción, “son seres humanos que hay que rescatar”.

“Estoy dispuesto a la reconciliación, pero las acusaciones falsas y las calumnias deben tener consecuencias en un Estado de Derecho”, dijo mientras un enjambre de periodistas lo encapsulaban en el diminuto salón que un torpe de sus colaboradores contrató para la rueda de prensa.

Pero no todos piensan en forma paralela al dirigente sindical y ahora senador de 74 años de edad; el medio informativo Sin Embargo difundió entrevistas con viudas de víctimas de la tragedia en Pasta de Conchos, inmediatamente después de la declaraciones de Gómez Urrutia en el hotel Hilton de la Ciudad de México.

“Napoleón Gómez Urrutia es es falso y mentiroso”, así dice Elvira Martínez Espinoza, viuda de Jorge Bladimir Muñoz Delgado, uno de los 63 mineros aún sepultados tras la explosión en la mina 8 Pasta de Conchos, el 19 de febrero de 2006.

El medio Sin Embargo consignó lo anterior respecto a Elvira Martínez quien es parte de la organización civil Familia Pasta de Conchos, que lleva 12 años en una lucha por el rescate de los cuerpos de los mineros que aún siguen sepultados.

Los periodistas de Sin Embargo agregan que Martínez Espinoza explica que siguió la rueda de prensa que ofreció Gómez Urrutia un día después de haber tomado posesión como integrante de la Cámara alta, y que le dio coraje escuchar cómo habla, como si tuviera mucha moral en cuanto a lo de Pasta de Conchos.

La viuda establece; “siempre hemos dicho las familias de las víctimas que los responsables de la tragedia son tres; la empresa, la Secretaría del Trabajo y el Sindicato Minero Nacional que dirige Napoleón Gómez Urrutia”.

Elvira sostuvo a Sin Embargo que es una ofensa que el líder gremial use el caso de Pasta de Conchos como bandera política pese a que “todos saben que el Sindicato Minero no hizo nada para mejorar las condiciones de seguridad de los trabajadores y así evitar el siniestro, y tampoco ha hecho nada concreto para pedir el rescate de los cuerpos”.

El sindicalista zacatecano Carlos Pavón Campos quien en 2009 se desmarcó de su entonces líder Napoleón Gómez Urrutia para fundar el Sindicato Minero Metalúrgico Frente, que aglutina a los trabajadores de Industrias Peñoles, meses atrás fundó la Unión Nacional de Sindicatos Minero-Metalúrgico y Metal-Mecánicos de México.

En esta organización participa el Sindicato Minero Democrático a cargo de Ismael Leija Escalante que representa en el plano legal a trabajadores de AHMSA adheridos a las secciones 147 y 288 y a los obreros de Minera Carbonífera Río Escondido (MICARE), mientras que de facto a mineros incorporados en las secciones 205, 303, 27, 71, 265, 239 y 259 que trabajan en la minas de carbón y fierro subsidiarias de AHMSA.

Pertrechado desde 2009 contra Gómez Urrutia, el dirigente Carlos Pavón Campos, informó en rueda de prensa sustentada el miércoles, que pidieron al presidente electo Andrés Manuel López Obrador que intervenga en el caso donde una Junta Federal de Conciliación y Arbitraje condenó a Napoleón a devolver casi 55 millones de dólares del candente fideicomiso.

En el evento efectuado en la Ciudad de México donde participó también el dirigente de la CTM en Coahuila, Tereso Medina Ramírez, los exponentes convocaron a la próxima administración de Andrés Manuel López Obrador a que demuestre la batalla contra la corrupción porque están pendientes de cumplimiento dos laudos en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

“Como agrupación colegiada exigimos y vigilaremos que cumplan los dos laudos emitidos por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que obligan a Napoleón Gómez Urrutia a reembolsar los 54 millones 84 mil 470 dólares que pertenecen y debe ser repartidos entre sus legítimos dueños, los trabajadores mineros, nadie está por encima de la le, aún con todo y que es senador”, añade a Zócalo el sindicalista zacatecano.

Cristina Auerbach,es una intelectual que desde hace 10 años encabeza la organización Familias de Pasta de Conchos, es coautora de “El Carbón Rojo de Coahuila, Aquí Acaba el Silencio” un libro que retrata las inhumanas condiciones en que laboran los mineros de la Región Carbonífera a cambio de algunos pesos y mantiene fuego graneado permanente contra Gómez Urrutia.

En el reparto y administración de culpas, la activista señala al sindicalista y ahora senador como corresponsable de la tragedia en Pasta de Conchos porque nunca emplazó a huelga a Industrial Minera México por las precarias condiciones de seguridad en la mina siniestrada donde aún huele a muerte y no cicatriza la herida.

Con una pesada artillería de “tuitazos”, Cristina Auerbach consignó recientemente en esa red social; “ojalá que ahora que Napoleón Gómez Urrutia va a llevar a unas viudas para apoyarlo, llame a conferencia de prensa y explique por qué antes y después de la tragedia en Pasta de Conchos estallaba huelgas en otras minas, y en esta nunca lo hizo a pesar del peligro para los mineros”.

Auerbach, señala que de las 65 víctimas en la catástrofe de San Juan de Sabinas, 32 trabajaban para la compañía externa General de Hulla y que Napoleón Gómez Urrutia les cobraba el 10 por ciento de su salario. Cinco eran empleados de confianza y el restante trabajadores sindicalizados.

Y es que presumiblemente Napoleón Gómez Urrutia, presidente y secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Minero, intenta pavimentar el camino que lo conduzca al lugar de la tragedia y ahí al lado de las viudas hacer pronunciamientos de justicia, construir la verdad y rescatar los restos.

El colectivo Familiares de Pasta de Conchos sostiene que por 500 mil pesos para el Sindicato Minero que dirige Napoleón Gómez Urrutia aportados por Industrial Minera México de Germán Larrea y de testigo a un Subsecretario de Trabajo y Previsión Social se solapó que continuaran los trabajos en la Mina 8 Unidad Pasta de Conchos.

Lo anterior, aun cuando el triángulo gobierno, empresa y sindicato, estaban enterados perfectamente de las pésimas condiciones de seguridad que prevalecían en el filón que acabó por coalpsarse en febrero de 2006 dejando un cuadro de muerte, llanto e impunidad.

Hay otro documento que a través de los años ha exhibido el colectivo Familias de Pasta de Conchos que quema las manos y es un convenio, empresa, sindicato y gobierno que formalizaron en enero de 2006, se trata de un “contrato de protección”, a cambio de 15 mil pesos y 700 pesos diarios para el gremio que dirige Gómez Urrutia equivalente al 10 por ciento del salario de los mineros al servicio de contratistas.

En 2007, el entonces diputado federal saltillense fue nombrado en la Cámara de Diputados Presidente de la Comisión de Investigación de Pasta de Conchos, pero los documentos de la averiguación que apuntaban hacia Grupo México como responsable de la catástrofe quedaron sepultados al igual que los mineros fallecidos en la bóveda del olvido.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}