×
hace 1 año
[Especial]

Napoleón muestra ‘músculo’ en Senado

Gómez Urrutia rinde protesta como Senador de la República

Imprimir
Napoleón muestra ‘músculo’ en Senado
Sindicalistas internacionales de México, Canadá e Inglaterra que en 2006 arroparon a NGU.
Escuchar Nota


POR: ALBERTO ROJAS CARRIZALEZ | FOTÓGRAFO: GUSTAVO RODRÍGUEZ | ENVIADOS ESPECIALES

Ciudad de México.- Ríos de tinta siguen fluyendo en crónicas periodísticas por hostilidades en la disputa del liderazgo sindical entre trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos del país que involucra en el caso de Monclova a los agremiados de las secciones 147 y 288, además de las zonas Carbonífera, Cinco Manantiales y Desértica.

Al mediodía de ayer se escribió otro capítulo en la vasta enciclopedia de la historia del sindicalismo de ese sector con el dirigente del Sindicato Minero Nacional, Napoleón Gómez Urrutia rindiendo protesta al cargo de Senador de la República.

Arropado por el gobierno electo de Andrés Manuel López Obrador que recibirá la Banda Presidencial el próximo 1 de diciembre, Napoleón Gómez Urrutia ya es integrante de la Cámara Alta en su LXIV edición.

El 2 de septiembre de 2008, Napoleón Gómez Urrutia fue desconocido por agremiados de la Sección 147 como su líder general, y tres días posteriores la Sección 288 hizo lo mismo, pero justamente a una década de distancia, ínter donde se registraron refriegas y hostilidades entre partidarios y adversarios, el sindicalista de 74 años de edad retornó al país para retomar físicamente el liderazgo.

Aún cuando reapareció públicamente en México la tarde del lunes anterior cuando desahogó su papelería ante el Senado de la República, Gómez Urrutia no ha formulado declaraciones ante medios informativos, pero dijo que esta mañana sostendrá un encuentro con comunicadores en esta ciudad.

La mañana de ayer, el exterior de la Cámara de Senadores lucía enormes mantas de adhesión a Gómez Urrutia. Trabajadores del sector minero siderúrgico le expresaban el respaldo sin dejar de gritar consignas de apoyo.

El ritual donde los 128 senadores y senadoras rindieron protesta al cargo transcurrió sin incidentes. Eran casi son las 13:00 horas y Martí Batres, morenista y Presidente del Senado declaraba terminados los trabajos de la Sesión Constitutiva de la 64 Legislatura y exhortaba a acudir a arrancar el 4 de septiembre el Periodo Ordinario de Sesiones.

Ahí los senadores juramentaron respetar la Constitución y las leyes que de ella emanen, poco a poco se empezaba a apagar el bullicio y de pronto Gómez Urrutia aparece en el Patio del Federalismo como se le denomina a la explanada en cuyo círculo están instalados los salones de las diversas fracciones parlamentarias.

El senador coahuilense Armando Guadiana Tijerina, dice que propone a Gómez Urrutia para presidir la Comisión de Economía en el Senado de la República, agrega que el directivo sindical es su amigo y conversa animadamente y se toma fotos con sindicalistas internacionales que arroparon durante el exilio forzado a Napoleón.

Los periodistas capitalinos tan pronto lo detectan lo encierran en una burbuja accionando inmediatamente sus cámaras fotográficas y de video, encendiendo también sus grabadoras listos para recoger sus impresiones, pero al igual que el lunes anterior, el funcionario sindical y ahora senador les pide calma.

Dice únicamente que el jueves sustentará rueda de prensa y reparte abrazos entre amistades, estrategas sindicales internacionales, sonríe y no deja de saludar. En el exterior sobre la avenida Paseo de la Reforma, varios cientos de trabajadores de diversas minas y la acería Mittal Steel de Lázaro Cárdenas, Michoacán no dejan de entonarle cánticos de apoyo.

Se coloca con su esposa Oralia Casso frente al contingente de partidarios y ambos levantan el dedo pulgar de la mano derecha. Ahí la comitiva se mantiene apostada por alrededor de 20 minutos.

Napoleón levanta su brazo derecho con el puño cerrado y lo levanta y baja en señal de empuje y ánimo. Enseguida retorna al interior del Palacio Legislativo y entonces se apagan cámaras y micrófonos. Los comunicadores se retiran convencidos de que habrá que esperar hasta la mañana del jueves para escuchar su mensaje.

En el evento Gómez Urrutia responderá preguntas de su proyecto legislativo, de su odisea de 12 años y medio en tierras canadienses, de las tres huelgas estalladas en minas de Industrial Minera México el 30 de julio de 2007, del Sindicato Minero Nacional y los planes de la organización obrera, sin descartar posibles acciones legales contra Industrial Minera México.

Enseguida, Napoleón levanta su brazo derecho y hace la señal del adiós a sus partidarios para reingresar al Palacio Legislativo de Paseo de la Reforma 135 en la colonia Tabacalera de la Ciudad de México.

Poco a poco se disuelve el contingente, los funcionarios del Comité Ejecutivo Nacional se retiran y abordan microbuses especiales para retornar seguramente al recinto sindical enclavado en calle Vértiz 668 de la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez.

En el exterior sobre la banqueta del recinto legislativo vendedores ambulantes colocan su mercancía de souvenirs y playeras deportivas, además de enseres electrónicos, y a un lado periodistas de medios digitales transmitiendo en vivo y haciendo alusión al tema de Napoleón Gómez Urrutia.

En el caso de Coahuila, y al igual cómo se ha informado con antelación, en el caso de Altos Hornos de México, Gómez Urrutia jurídicamente es aún titular de 8 contratos colectivos de trabajo, pero en 7 secciones su sindicato no ejerce el liderazgo sino que lo hace de facto el Sindicato Minero Democrático que dirige Ismael Leija Escalante en las secciones 27, 71, 205, 303, 239, 259 y 265.

La Sección 42 con sede en Durango, es la única que tiene Gómez Urrutia bajo control en AHMSA, mientras que el Sindicato Minero Democrático jurídicamente posee las secciones 147, 288 y 293, las dos primeras de Monclova, y la tercera enclavada en Nava.

Restan únicamente 72 horas para que se cumplan 10 años desde que trabajadores adheridos a la Sección 147 erigidos en asambleístas acordaron desconocerlo como líder general y 72 horas después hicieron lo propio los agremiados de la Sección 288.

Transcurrieron 7 años para que el 20 de enero de 2015 se constituyera el Sindicato Minero Democrático cuyo registro ante la Secretaría de Trabajo está impugnado por el sindicato de Napoleón Gómez Urrutia con el objetivo que se declare la nulidad.

Escenario borroso con posibles confrontaciones en los tribunales de justicia, y debates en el ámbito sindical.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}