×
hace 2 meses
[Especial]

¿Narcoestética? Lo que motiva al crimen organizado para presumir lujos

La narcoestética no se relaciona con el buen gusto y el coleccionismo, sino con la acumulación y lo ostentoso

Imprimir
¿Narcoestética? Lo que motiva al crimen organizado para presumir lujos
Ciudad de México.- La narcoestética no se relaciona con el buen gusto y el coleccionismo, sino con la acumulación y lo ostentoso, la cual utilizan los narcos para significar sus valores, consideró Lucía Elena Acosta Ugalde, coordinadora de Difusión Cultural de la Fes Acatlán, quien cree que esta manifestación luego es replicada por personas comunes que los ven como modelos de inspiración y héroes nacionales.

¿En qué consiste la narcoestética?

Esta muestra se puede ver cuando detuvieron a Edgar Valdez Villareal “La Barbie”, quien al ser capturado vestía una camisa Ralph Lauren tipo polo con un costo estimado de 2 mil 800 pesos mexicanos.

“Uno pensaría que esto le acarrearía una connotación negativa a la prenda y ocurrió justo lo contrario, pues de inmediato se agotó y hubo hasta listas de espera para hacerse de una”, compartió la doctora.

Aunque consideró que el fenómeno de admiración aún falta por estudiarse, sugirió cómo, ante figuras políticas cuestionables, la gente ve en los grandes capos a individuos esforzados que se abrieron camino desde la pobreza. A partir de ahí, llegan a niveles donde se pueden burlar de estas autoridades que sólo generan desconfianza.

El Chapo es otro ejemplo de lo ostentoso, quien tiene valuada una de sus armas en 5.5 millones de pesos. Esta pistola tiene incrustaciones de oro y diamantes negros, así como una insignia que dice “Billionaire 701 Phorbes”. Con errores ortográficos en la palabra Forbes, refiere al lugar que le dio esta revista entre los hombres más ricos del mundo.

“Y es justo eso lo que buscan los narcos con estos alardes. No les interesa el buen gusto, sino demostrar que poseen cosas caras, porque para ellos lo material es una forma de significar. Todas estas manifestaciones rayan en el exceso porque no saben de qué otra manera representar, inspirar temor y dar cierta idea de poder y de autoridad frente a los otros grupos delictivos”.

dd

Ser narco y recordado en la vida y la muerte

El narco no adquiere estos objetos materiales para apreciarlos y coleccionarlos, ya que éstos implica depurar y clasificar, y se aleja de su intención, el alarde.

“Como saben que en algún momento van a ser liquidados por sus enemigos prefieren acumular cosas caras y ostentar, porque eso les otorga significado a ojos de los demás. La lógica parece ser, si tengo esto no sé por cuánto tiempo, ¿por qué no presumirlo?”.

La académica recordó cuando las autoridades incautan la casa de alguno de estos delincuentes. En los medios de comunicación, se muestra cómo tenían desde picaportes de oro y piscinas con diamantes hasta colecciones de automóviles europeos o zoológicos en el patio trasero.

Si lo anterior lo practican en vida, los narcotraficantes buscan alardear aún después de la muerte. La estética de lo ostentoso se observa en panteones como Jardines del Humaya, en Culiacán, Sinaloa, espacio con mausoleos faraónicos con wifi, cuartos de descanso para los dolientes, aire acondicionado, frisos italianos, sistemas de videovigilancia y piezas de arte.

“Estas personas están muy preocupadas por significar tanto en la vida como en la muerte, en una obsesión que raya en lo perverso, y el único camino que ven para esto pasa por lo material. Es como si nos quisieran decir, aún muerto significo y vean el valor que tengo no solo yo, sino quienes están conmigo”.

La académica compartió que ya no se ven personajes como el de Damián Alcázar en la película El infierno, quien vestía camisas rojas de seda, lentes Ray-Ban, sombrero de ala ancha, y se colgaba cadenas de oro, “los líderes originales ya no están y en su lugar tenemos hoy a sus hijos y nietos, quienes han estilizado muchas cosas, como la comida, los lujos y la vestimenta”, concluyó.

Con información de Milenio







Imprimir
te puede interesar
similares