×
hace cerca de 5 meses
[Saltillo]

No denuncian ante la CDHEC discriminación

Personas con discapacidad prefieren callar exclusiones

Imprimir
No denuncian ante la CDHEC discriminación
Saltillo, Coah.- Aunque existen reformas que impulsan la inclusión de personas con discapacidad en las escuelas, son pocas las que logran incorporarse al sistema escolarizado, y son aún menos las que denuncian ser víctimas de un acto de discriminación, así lo señaló Erasmo Ramos Gil, director de Inclusión en la Comisión de Derechos Humanos en Coahuila.

“La Secretaría de Educación y las escuelas públicas todavía no alcanzan a percibir cómo pueden atender a una persona con autismo o con cualquier discapacidad dentro de las escuelas. A pesar de que existen ya reformas educativas inclusivas, es un poco complicado porque no tienen a los especialistas, o suficiente personal dentro de las escuelas. Es aquí donde se da la primera barrera, la interacción social”, explicó Erasmo Ramos Gil.

Señaló que: “Ha habido un par de quejas, no muchas, así en forma una o dos, pero se dan tras bambalinas, todavía falta mucha cultura… No podemos actuar nosotros de oficio, tenemos que tener en nuestras manos quejas. Hasta ese entonces podemos actuar y atraer a la autoridad para ver qué está haciendo en ese sentido”.

PRESUPUESTO Y PERSONAL

Agregó que en la mayor parte de los casos quienes sufren de un acto de discriminación o no son aceptados en las escuelas, prefieren no denunciarlo y buscar instituciones o escuelas privadas.

“No existe una estadística realmente porque mucha gente no se queja. Simplemente les dicen que no y se van a otro lado… Otras veces lo que sucede es que lo denuncian ante el mismo jurídico de la Secretaría de Educación y es lo mismo, están dentro de la misma institución, aquí el asunto es que fuera una autoridad externa la que pudiera conciliar”, indicó el director de Inclusión en la CDHEC.

Por otro lado, explicó que hace falta capacitación en las instituciones educativas, lo que frena que sean aceptadas cuando buscan ingresar a los diferentes niveles de educación.

“Sabemos bien que la negativa es de antemano por la falta de presupuesto y recursos humanos para atender a las personas con discapacidad y no solamente a los autistas, sino a quienes sufren también otros tipos de discapacidad”, puntualizó Ramos Gil.


Imprimir
te puede interesar
similares