×
hace 10 meses
[Arte]

Páginas de Espuma en la FIL: Padilla, un físico cuéntico

Jorge Volpi presenta la Micropedia, el gran trabajo literario del escritor fallecido en 2016

Imprimir
Páginas de Espuma en la FIL: Padilla, un físico cuéntico
Guadalajara, Jalisco.- “Yo me considero fundamentalmente un autor de cuentos a quien a veces le crece una novela, o al que a veces el cuento le pide ser escrito en forma de ensayo, pero siempre parto de un cuento. Creo que el cuento además está mucho más cerca que cualquier otro género de la neurosis del artista, del afán del perfeccionismo”, comentó Ignacio Padilla en una entrevista realizada hace ya un lustro, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

Ahora, en el mismo escenario, se presentan los cuatro volúmenes de la Micropedia (Páginas de Espuma, 2018), el proyecto más ambicioso del escritor fallecido en agosto de 2016, quien además fue el curador del Encuentro Internacional de Cuentistas que se ha realizado durante varios años en el marco de la FIL.

“Creo que la Micropedia es la obra maestra de Nacho. Es uno de los proyectos cuentísticos más ambiciosos de nuestro tiempo y seguro debería ser uno de los libros del año. Aquí se reúne la serie de cuatro libros de cuentos, pensados como un todo, que Nacho fue escribiendo durante los últimos 20 años de su vida”, precisa Jorge Volpi, el albacea literario de Padilla.

El primer volumen, Las Antípodas y el Siglo, se publicó en 2001 bajo el sello Páginas de Espuma, después le siguieron El Androide y las Quimeras, en 2008, y Los Reflejos y la Escarcha, en 2012. Finalmente el ciclo cerró en 2014 con Las Fauces del Abismo, este último sólo presentaba la mitad de un cuarto libro que hoy aparece íntegro gracias al trabajo de Volpi.

“Cada uno de los cuentos está pensado para ser parte de estos cuatro volúmenes que, a su vez, están divididos temáticamente por la mitad, y los títulos siempre son duales. Nacho publicó en vida tres y medio de estos libros, a mí  me tocó restaurar el último y dejarlo como creo que le hubiese gustado en este proyecto de la Micropedia.

“En este último libro Nacho tomó la decisión, con la que estuve en desacuerdo, de partirlo a la mitad y en Océano publicó una parte. Lo que me correspondió a mí de ese libro fue tratar de ver cuáles eran de las Fauces, cuáles del Abismo y luego encontrar los cuentos inéditos que Nacho tenía en sus archivos, en su computadora, para completarlo. Así se restauró ese libro como Nacho lo pensó originalmente”, apunta Volpi.

De esta manera se integró Lo Volátil y las Fauces, que cierra el ciclo cuentístico de Padilla con una suerte de bestiario por el que desfilan murciélagos en llamas, dragones tricéfalos y bestias nacidas de la magia de hechicheros y alquimistas.

“Él tenía  un mundo imaginario muy peculiar, muy extraño, que nace de Borges o de Arreola, de la literatura fantástica decimonónica con fuertes influencias de André de Manganelli, que le interesaba muchísimo. Es un universo imaginario que no tiene ningún otro escritor que yo conozca en nuestra época, lleno de referencias eruditas, a veces falsamente eruditas, y los temas que repetía una y otra vez: los viajes, los mapas, los dobles, las imposturas, las ausencias, los autómatas”.

Herencia literaria

Ignacio Padilla forma parte de la llamada Generación del Crack en la que, además de una complicidad literaria, se forjó una amistad que convirtió a Jorge Volpi en el guardián del trabajo del narrador

“Nacho me lo pidió en vida y luego sus herederos me lo confirmaron. A mí me corresponde hacer este trabajo y es lo menos que me corresponde hacer por mi gran amigo. Además de este volumen que cierra la Micropedia, quedan inéditos un libro de ensayos y una novela, que irán apareciendo en los próximos años”, apunta el autor de Una Novela Criminal.

“Él era un ensayista muy interesante, tuvo esta faceta de gran experto en la obra de Miguel de Cervantes y publicó varios volúmenes sobre el autor de El Quijote. Luego están los ensayos enloquecidos, variados, un poco delirantes que también le gustaba hacer sobre el fin del mundo, el  mar, los encendedores, que son casi cuentos más que ensayos”, añade el escritor.

Curador del Encuentro internacional de Cuentistas de la FIL, a Padilla le interesaba el cuento en muchos sentidos: teórico, literario, como lector. “Él se definía como físico cuéntico, hacía este chiste”, comparte Volpi con una sonrisa.

Con la aparición de la Micropedia completa, en una caja de colección que incluye los cuatro títulos, los lectores tendrán la oportunidad de descubrir libros que no habían circulado en varios años.

“Creo que es uno de los grandes cuentistas de nuestro tiempo. También es un novelista y un ensayista notable. Nacho tiene un lugar importante en la literatura mexicana y con estos cuentos, en la literatura universal de nuestro tiempo”, concluye Volpi, también miembro de la Generación del Crack y autor de la novela En Busca de Klingsor.




Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png