×
hace 1 mes
[Internacional]

Parricida se suicida, se lanza desde puente sobre un camión

Tras asesinar a sus dos hijas, una mujer optó por el suicidio, arrojándose contra un camión en un puente de la autopista

Imprimir
Parricida se suicida, se lanza desde puente sobre un camión
Escuchar Nota


España.- Tras asesinar a sus dos hijas, una mujer optó por el suicidio, arrojándose contra un camión en un puente de la autopista AP-7 a su paso por Salt, cerca de Vilobí.

Llegó conduciendo su coche, aparcó el vehículo en uno de los laterales de la carretera y se lanzó contra un camión que circulaba por la vía, que no pudo hacer nada para evitar la embestida. Al menos un testigo vio la escena, según explican fuentes policiales. Esta persona pudo observar como, con sus ropas manchadas de sangre, se arrojó contra el camión. Pero no consiguió inicialmente su propósito de quitarse la vida, pese a haber recibido "un golpe muy severo", según los Mossos.

Un helicóptero la evacuó, en estado crítico, hacia el Hospital Trueta de Gerona
. Allí los médicos la operaron de urgencia pero no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Acabó muriendo a las pocas horas a consecuencia de las graves heridas sufridas en el impacto con el camión. A raíz del suceso, dos carriles de esta vía principal de comunicación por carretera de España con Francia tuvo que permanecer cortada durante un buen rato hasta que por fin se pudo restablecer la circulación.

Como es natural, el padre de las víctimas, que, para más inri, fue quien se encontró con los cuerpos de sus dos criaturas con evidentes signos de haber sido asesinadas, tuvo que recibir atención psicológica por parte de los servicios sanitarios del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Tras el crimen, una comisión judicial, integrada por la titular del juzgado de instrucción numero 2 de Santa Coloma de Farners (Gerona) –que ha declarado, como es habitual, el secreto de las actuaciones–, el fiscal, la letrada del juzgado y un forense practicaron una inspección ocular en el escenario del doble parricidio.








Fue el padre el que dio la voz de alarma llamando al teléfono de emergencias 112. Y es que cuando llegó a su casa de Salitja, en el municipio de Vilobí d’Onyar, se encontró con los cadáveres de sus dos pequeñas, de 5 y 6 años, con evidentes signos de violencia, según han explicado fuentes policiales.



Imprimir
te puede interesar
similares