×
hace 2 semanas
[Coahuila]

‘Pido justicia, mi hijo se quedó sin su padre

Erika Sánchez junto a Toñito, pelean legalmente por la muerte del señor Antonio.

Imprimir
‘Pido justicia, mi hijo se quedó sin su padre
Erika Sánchez.
Frontera, Coah.- “Le quitaron el papá a mi niño, toda su vida va estar sin él, por eso pido justicia, porque si le hubieran dado la atención médica como se debía y aún así se hubiera muerto, ya era voluntad de Dios y la respetaba, pero no fue así, además se tardaron mucho en consignarlo y en la Fiscalía no tenían médico legista”, declaró Erika Sánchez Fabila, esposa del reo.

Dijo que a las 8:30 am., Antonio Díaz López, tuvo el accidente en calle Libertad del Centro y además de quebrar el vidrio frontal del Ford Fiesta con su cabeza, se lesionó el hígado y aunque sí llegaron los bomberos no fue trasladado en ambulancia, sino que lo llevaron en patrulla a las celdas municipales y fue consignado a la Fiscalía hasta las 13:00 horas.

“Se estuvo desangrando por dentro por esa fisura en el hígado y dice el Perito que debió haber tenido el estómago flácido y que debía tener dolor, pero claro que no sentía dolor porque estaba trastornado por el golpe, porque cuando llegué con él ahí a las celdas, no me contestaba lo que le preguntaba”, declaró.

Explicó que durante el accidente iba con Toñito, su hijo de 5 años, se lo llevó la Pronnif y al encontrar a su esposo dormido en el piso de la celda, le preguntaba qué había pasado, pero él le contestaba que “debían echar un vaciado” porque laboraba en una constructora.

“Luego le pedí al policía que me ayudara, que Antonio no me hacía caso y también le estuvo hablando pero tampoco le hizo caso, y no duré con él ni cinco minutos porque me fui a Pronnif, además que no es cierto eso que entró y salió de las celdas por su propio pie, porque me dijeron que lo habían llevado de ‘cuervito’ porque no se podía sostener”, declaró.

Aseveró que son varios agravantes, el primero de no llevar a Antonio a una clínica para su revisión completa, segunda, que presuntamente el médico legista de Seguridad Pública no realizó bien la exploración de su salud, la tercera, que se tardaron en consignarlo y la última, que una vez consignado, en la Fiscalía no contaban con médico legista.

“Fueron entre cuatro a cinco horas la tardanza en consignarlo, porque desde las 8:30 de la mañana que fue el accidente, pero fue hasta la 1:00 de la tarde que lo llevaron a la Fiscalía y que no tenían médico legista por eso no lo revisaron”, manifestó.






Imprimir
te puede interesar
similares