×
hace 3 semanas
[Saltillo]

Reconocen con presea la pasión de proteger a la gente

Se entregó la presea Tláloc que representa el valor, el sacrificio y compromiso de los combatientes del fuego

Imprimir
Reconocen con presea la pasión de proteger a la gente
ARTURO ESTRADA | Monserrat Rodarte | Saltillo, Coah.- En el marco de la celebración del Día del Bombero, se entregó la presea Tláloc que representa el valor, el sacrificio y compromiso de los combatientes del fuego; así como también se gratificó a los elementos que combatieron los incendios más difíciles del año, que fueron el de la Casa Roja y del almacén de materias primas que duró 48 horas.

De la mano de sus hijos, el bombero Ulises Sandoval Escalante recibió el galardón Tláloc con el que festejó su vigésimo aniversario en la corporación.

“Hoy cumplo 20 años de servicio y no esperaba obtener el galardón. Gracias a los jefes que confían en mí y a la gente”, dijo.

A nombre de los 126 bomberos de la ciudad, Julio César Medrano Moreno, agradeció el esfuerzo de sus compañeros y ratificó el compromiso por mantener esa dinámica de hermandad en busca de la seguridad de los saltillenses.

En recuerdo y reconocimiento del sacrificio de Guillermo Martínez Guajardo, quien falleció en octubre de 1994 en cumplimiento de su deber, su esposa, Claudia Reséndez, recibió el galardón Post mortem de manos del alcalde Manolo Jiménez Salinas.

“Estaba en el drenaje pluvial en Francisco Coss en un rescate y desgraciadamente hubo un accidente y él perdió la vida allí rescatando a personas que habían quedado atrapadas”, recordó la viuda.

Se entregó una mención honorífica al bombero Alonso Contreras Escalante, así como uniformes nuevos, equipo y guantes de auxilio a todos los elementos.

“Tenemos una de las mejores corporaciones del país, sin dudas. Saltillo es de los pocos municipios que tiene su escuela, donde llega gente de todo México a capacitarse. Aquí lo importante es seguir fortaleciendo, consolidando los logros que han conseguido nuestros bomberos, trabajando sociedad y Gobierno”, dijo el Alcalde.



Los protege una segunda piel

Ni el calor, ni el frío los detienen en su andar, cada una de esta personas ha decidido dedicar gran parte de su vida a esta difícil profesión, en donde no es nada fácil ponerse, en la piel de un bombero.

Los desastres están a la orden del día, sean edificaciones antiguas, casas, predios abandonados o incluso parte de la naturaleza que nos rodea lo que se encuentre en llamas o en peligro, ellos salen y dan cara a la batalla. Sin embargo, no solo es la valentía lo que cubre en totalidad su cuerpo y alma, también hay una segunda piel que les distingue y a su vez los protege.

“Nosotros para poder entrar a un incendio en casa habitación o estructural, cualquiera que sea el caso tenemos que portar un equipo de protección personal, cada uno tenemos asignado uno que nos queda conforme a nuestra complexión”, comenta la teniente Gisela Fuentes.

Una piel con más de 30 kilos que los protege en cada misión, unas gruesas botas aunadas a un pesado pantalón, que gracias a su tela los protege del fuego y de sufrir deshidratación, pues según la teniente comenta que la tela está apta para protegerlos desde adentro, hasta afuera. Las protecciones siguen, en la cabeza además del pesado casco se colocan un especie de máscara a la que llaman “monja”, con esa garantizan que el fuego o humo no perjudicarán al bombero al momento de adentrarse entre las llamas y el humo, en cuestión de minutos, la mitad del cuerpo ya está preparada.

Posteriormente, una chaqueta del mismo material es colocada sobre aquella pesada armadura, el toque final son los guantes y un pesado tanque de aire comprimido que les ayuda a respirar cuando la ocasión lo amerita, comentan que no cargan oxígeno, pues es una bomba que solo les perjudicaría más, los ajustes deben ser rápidos.

Y por si no fuera poco colocarse toda esta serie de prendas y artículos, que entre más se agreguen al cuerpo, más difícil hacen los movimientos, esto se debe hacer en tan solo 60 segundos o menos, pues las emergencias no esperan.

Cada uno de los bomberos asegura que reciben una preparación específica, que los ayuda a adiestrar su cuerpo y así el traje se convierta en una segunda piel, a la que deben adaptarse para actuar con rapidez. Pareciera verse sencillo, sin embargo una vez estando en los zapatos de ellos, se aprende de su valor y valentía, aunado a la fuerza y voluntad que los llevó a esta profesión.

Cabe mencionar que para quienes le dedican a este oficio días y noches, conocen el riesgo de salir y probablemente no regresar, sin embargo formar parte de este equipo, que algunas veces es conocido como ángeles sin alas, es un honor que los alienta a seguir adelante

“Para mí es un orgullo es algo que me gratifica mucho, pues a lo largo de este tiempo que he estado trabajando en este departamento siempre ha sido algo que se podría decir amo, es un servicio que a mí me ha provocado las emociones más fuertes, la adrenalina al tope, de repente el cansancio a tope, la preocupación de lo que les pueda pasar a una que otra persona que lleguemos a atender y felicidad, me tiene en muchos sentimientos”, dijo Gisela.

Para ellos, los miedos no quedan atrás, pues constantemente los acompañan en cada batalla, ya que a pesar de sus descansos, consideran que son bomberos las 24 horas del día.

Son hombres y mujeres que hace tiempo decidieron dedicar la mayor parte de su vida a esta profesión, y a quienes les llena de orgullo.


CEREMONIA MONTAN GUARDIA DE HONOR



Con una guardia de honor autoridades rindieron un homenaje a los bomberos caídos como parte de la conmemoración de los héroes anónimos en su día.
En una ceremonia donde más de 70 apagafuegos acudieron para participar en las acciones realizadas en la Estación Oriente, los asistentes colocaron ofrendas en el monumento con que se recuerda a aquellos que perdieron la vida en cumplimiento de su deber.
Al festejo también acudió una comitiva de bomberos de Austin, Texas, misma que participó activamente haciendo una guardia entre los toques militares.
Tras tomarse la lista de los presentes, se realizó la guardia, el toque de silencio y el recordatorio de seis bomberos caídos en labor. (Rosendo Zavala)


Imprimir
te puede interesar
similares